La pelota de papel

Levante, Valladolid y Villarreal, un trío de liebres

  • La reacción del Girona deja en tres los equipos a los que Celta (25 puntos), Rayo Vallecano (23) y Huesca (22) enfocan en su lucha por huir de la quema

Álvaro felicita a Toko Ekambi por uno de sus goles en el Villarreal-Rayo. Álvaro felicita a Toko Ekambi por uno de sus goles en el Villarreal-Rayo.

Álvaro felicita a Toko Ekambi por uno de sus goles en el Villarreal-Rayo. / Europa Press

Los goles del italiano Verde de penalti y de Sergi Guardiola en Ipurua, en los minutos 91 y 93, consumaron la heroica remontada pucelana, supusieron una enorme bocanada de oxígeno para los castellanos –fin a una racha de seis partidos sin ganar y cuatro derrotas seguidas– y, de paso, clavaron dos rejones más a un Celta que se desangra. El equipo olívico, con la victoria del Valladolid, ve cómo el escalón de la salvación se eleva a cuatro peligrosísimos puntos. Está en el propio equipo céltico cambiar su destino. De hecho, en la próxima jornada, dentro de dos semanas, recibe al Villarreal, justo al rival al que ve la matrícula. Y si gana, tendrá la permanencia mucho más asequible. Pero si pierde...

Pelota de papel Messi Pelota de papel Messi

Pelota de papel Messi / Dpto. de Infografía

Hasta ahora, estaba siendo una Liga sin equipos descolgados. Con el Huesca haciendo la goma y resistiéndose a ser el primero en despeñarse, pero bajo una competitividad generalizada que ha encarecido las victorias. Por eso los de arriba suman menos puntos de lo habitual en Ligas pasadas. Pero el trío de abajo –Celta 25 puntos, Rayo Vallecano 23 y Huesca 22– empieza a flojear demasiado.

De la posible reacción del Celta, ahora que recupera a Iago Aspas, dependerá en buena medida que quienes pululan al borde de la zona roja –Villarreal (29), Valladolid (29), y Levante (31)– puedan atravesar con más o menos angustia la singladura de diez partidos que quedan por delante hasta que la Liga expire el 19 de mayo.

El Huesca, a 7 puntos de la salvación, visita al Real Madrid la próxima jornada, además. Y el Rayo, con un solo punto más que los aragoneses, encadena siete derrotas. Su partido ante el Betis huele a final.

El Girona, con su victoria de platino en Leganés (0-2), se va ya a los 34 puntos, adelanta a los pepineros (33) y obtiene medio billete para jugar de nuevo entre los mejores la próxima campaña. Queda, pues, un trío que trata de huir de la quema y otro trío que siente el calor del fuego demasiado cerca.

Al Levante le queda ya lejos aquella racha de cuatro victorias seguidas, desde las jornadas 7ª a la 10ª, campanada en el Bernabéu incluida. El colchón que se fabricó se ha desinflado, aunque los granotas no se van a asustar por eso, pues se saben manejar en la zona caliente y no se sienten tan débiles: están convencidos de que éstarían más desahogados de no ser por algún arbitraje adverso. Reciben en el Ciutat de Valencia al Huesca (jornada 31ª) y al Rayo Vallecano (36ª).

El Valladolid protagonizó en la primera vuelta la efervescente reentrada en la categoría tantas veces vista, pero sus limitaciones presupuestarias se reflejan en una corta plantilla que está acusando el desgaste en la segunda vuelta. Le falta gol porque el gol se paga. Y como todo recién ascendido, se puede sentir inferior ahora que pintan bastos. El calendario no les favorece. Y sólo tienen a un enemigo directo: el Rayo en Vallecas (jornada 37ª).

El Villarreal, que completa el trío de liebres a las que persiguen los equipos en descenso, tiene de largo la mejor plantilla de los implicados y con Calleja ha reaccionado con dos victorias ante Levante y Rayo que lo saca del hoyo. Pero ojo como vuelvan a las andadas en Vigo, ante el Celta... de Aspas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios