Entrevista | Granadinos en los Juegos

María Pérez: "Hay más miedo a las PCR que a las rivales o a la carrera"

  • La marchadora granadina irá “a por todas” en sus primeros Juegos Olímpicos, a los que llega “muy fuerte” tras un año “complicado” 

María Pérez, en una competición de esta temporada

María Pérez, en una competición de esta temporada / Efe

Charlar con María Pérez siempre es un placer. Los años y los éxitos no le han hecho perder la simpatía ni la espontaneidad. Tiene las cosas muy claras, mucho más que la mayoría de atletas, y lo manifiesta con firmeza y claridad. La niña que tanto prometía es, desde hace ya un tiempo, la mujer que tanto consigue. Y la sensación es que lo mejor está aún por llegar. Empezando por Tokio, por qué no.

¿Cómo están siendo los últimos días de preparación antes de los Juegos?

Desde el Campeonato de España he estado en Font Romeu (Pirineo francés) y ahora bajamos a Sant Cugat a hacer la última parte de la preparación con el clima de Barcelona y sus condiciones de calor y humedad. Y de ahí directa para los Juegos. Pasamos una mini cuarentena de dos días y viajamos directamente hasta Sapporo, que es donde se hace la prueba de marcha.

¿No estará en la ceremonia de inauguración?

No voy a estar en la inauguración porque seré de las últimas deportistas que viajen y cuando sea la inauguración estaré todavía en España, ya que compito el 6 de agosto, en los últimos días de los Juegos. Igual en la ceremonia de clausura sí puedo estar.

Tras el Campeonato de España se mostró ambiciosa de cara a los Juegos. Va sin miedo a nada.

Miedo no tengo, estoy entrenando bien. Si voy a disfrutar, a pasármelo bien o a coger experiencia, voy a un Mundial o a un Europeo, no a unos Juegos. A unos Juegos hay que ir a dar lo máximo. Es por lo que te levantas todos los días con ganas de entrenar y mejorar. Los Juegos es lo que nos ha hecho a todos durante este año y medio último estar motivados. Para no darlo todo prefiero quedarme en casa. Voy a ir a darlo todo. Si sale bien, saldrá; y si no, con el resultado que salga, seguro que estaré orgullosa porque lo habré dado todo.

¿Firma algún resultado?

Firmaría que la gente disfrute viéndome competir. Lo voy a dar todo y ojalá salga el resultado que espero. Voy a por todas y seguro que siendo mis primeros juegos salga lo que salga voy a terminar contenta.

¿Cómo se ve, en qué estado mental y físico llega?

Mentalmente llego muy fuerte. Ha sido un año complicado en lo personal por temas familiares y eso me ha hecho fuerte. Se ha visto en las carreras en que he competido. En Font Romeu, en altura, hemos hecho los primeros entrenamientos de calidad desde antes de la Copa de Europa, que no había hecho nada de series, y me impresioné a mí misma de cómo estaba. Aún quedan unas semanas, que es mucho tiempo para una distancia tan larga. Cuando queden diez días para la carrera ‘el pescao’ ya estará vendido. En esos momentos es donde más nos tenemos que cuidar porque ya apenas puedes mejorar, pero sí te puedes lesionar.

¿Qué carrera espera, muy marcada por las condiciones de calor y humedad?

Calor y humedad va a hacer. La idea de hacerlo en Sapporo y no en Tokio es porque la temperatura y la humedad allí son un poco más bajas. Nos vamos a ir con los días propicios en cuanto a cambio horario, una hora por día, para adaptarnos. La climatología es un hándicap para todos. El que mejor adaptado esté, le irá mejor; y el que no, pues le costará más. Al final es una competición más. Va a ser duro, como en Doha (últimos Campeonatos del Mundo de Atletismo), aunque esperemos que menos porque allí se sufrió bastante. Las asiáticas tienen el punto a favor de competir con un clima que conocen bien, pero no hay nada imposible.

María Pérez, en una carrera defendiendo los colores de España María Pérez, en una carrera defendiendo los colores de España

María Pérez, en una carrera defendiendo los colores de España / Archivo

Todo lo relacionado con la pandemia, ¿añade aún más incertidumbre y dudas a la carrera?

Cada uno tendrá sus propias dudas. Es un año y medio con muy pocas pruebas a nivel internacional, en mi caso sólo la Copa de Europa, y no sabemos cómo va a reaccionar el cuerpo. Hasta ahora lo ha hecho bien, pero somos humanos y a todo el mundo puede pasarle factura la pandemia. Más que mirar a las rivales, lo importante es la situación de cada uno y los nervios de cada uno. Hay que pasar PCR antes de Tokio y tienen que ser negativas. A la llegada de Tokio lo mismo. Hay más miedo a eso que a las rivales o a lo que pueda pasar en la carrera. Todos luchamos por un mismo objetivo y el que mejor se adapte a todas las condiciones, las climatológicas, el estrés que se puede sufrir por tanto revuelo con la pandemia, y el que mejor lo sepa gestionar todo va a ser el que salga victorioso.

¿Usted no ha pasado el coronavirus?

No lo he pasado, por suerte. He sido inmune porque lo pasó mi mujer, su familia también, y yo estaba con ellos y no pasé nada. Ya estoy vacunada. Nos podemos contagiar y ser asintomáticas, ese es el mayor miedo que pueden tener los deportistas. Son muchas horas de viaje, muchas cosas y no todo se controla. El virus no se puede controlar.

Imagino que le satisface que haya cinco deportistas granadinos en los Juegos, y tres de ellos atletas.

Estoy contenta porque somos muchos los andaluces que vamos a los Juegos, y muchos granadinos. Hay un gran nivel. Con Ignacio (Fontes) y con Laura (Bueno) comparto tartán en el Estadio de la Juventud. Estos meses he coincidido mucho con Ignacio en Sierra Nevada, que ha sido como nuestra segunda casa, y es un plus saber que somos muchos granadinos los que estamos ahí. Mi medio paisano David (Valero) también. Esperamos poder disfrutar de la experiencia, que en París siga la misma racha de granadinos y poder disfrutar los Juegos como se merece, con la antigua normalidad. Tenemos el deporte en general, tanto andaluz como granadino, con muy buena salud. Somos muy jóvenes los que vamos a los Juegos, por lo que espero y deseo que no sean los últimos en los que coincidimos.

Por edad, París y algunos más, ¿no?

Bueno, yo como máximo Los Ángeles 2028 y ya. Que la edad no pasa en balde, y menos en las distancias largas (risas).

Que vaya todo bien María, Granada está contigo.

Muchas gracias y ojalá que vuelva a Granada con buenas noticias. Y si no yo, cualquiera de los demás ‘granaínos’.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios