méxico-corea del sur

México quiere alargar su idilio ruso

  • Los aztecas ven un "halago" que los tomen como favoritos, pero no se fían de la necesitada Corea

Chicharito Hernández sonríe durante el entrenamiento oficial de los mexicanos en Rostov. Chicharito Hernández sonríe durante el entrenamiento oficial de los mexicanos en Rostov.

Chicharito Hernández sonríe durante el entrenamiento oficial de los mexicanos en Rostov. / josé méndez / efe

La selección México buscará confirmar ante Corea del Sur su gran inicio en el Mundial de Rusia y acercarse, o incluso conseguir el billete, a los octavos de final del torneo. El conjunto dirigido por Juan Carlos Osorio sorprendió a todos en su debut, incluida a la actual campeona, Alemania, a quien venció por 1-0 en el estadio Luzhiniki. Ahora, el Tri, con el ánimo por las nubes, busca dar un nuevo golpe que lo ponga prácticamente con los dos pies en octavos.

Si México gana en Rostov del Don a Corea y Alemania empata o pierde más tarde con Suecia, los de Osorio conseguirán el pase a la siguiente ronda sin necesidad de esperar a la última jornada. "Lo de Alemania nos tiene que servir como inspiración, el sábado podríamos amarrar el pase a la siguiente ronda, pero será difícil, nosotros seguimos pensando en el paso a paso y el siguiente se llama Corea", explicó el mediocampista Marco Fabián. "Si nos toman como favoritos por la victoria contra Alemania es bonito, es como un halago, pero nosotros no tenemos que creerlo, tenemos que seguir concentrados. Hablamos entre nosotros y tenemos que darle vuelta a la página", agregó el mediocampista del Eintracht.

Cambiarán su estilo como hicieron con Alemania, trataremos de lidiar con eso"Shin Tae-YongSeleccionador de Corea del S.

El equipo azteca no se toma ningún tipo de relajación a pesar de haber arrancado con una victoria ante el rival más difícil del grupo en el papel. "El triunfo no va a servir de nada si contra Corea y contra Suecia no tenemos un buen desempeño. Necesitamos calma y ecuanimidad", expresó Chicharito Hernández.

Osorio, "obsesivo" y "enfermo" por el fútbol, como lo describen sus jugadores, preparó con ahínco el duelo ante los alemanes, pero no descuidó a los siguientes dos rivales. "Los hemos visto en vídeos y desde que jugamos partidos amistosos en noviembre y marzo, hemos visto otros partidos", señaló Raúl Jiménez.

El nuevo jugador del Wolverhampton Wanderers también elogió al conjunto coreano. "Son rivales rápidos, bien parados tácticamente, habrá que tener cuidado de sus contragolpes", dijo.

Enfrente estará un equipo urgido de puntos. Tras su derrota ante Suecia, los coreanos aceptaron que México sería una prueba todavía más difícil que la de su fallido debut en Rusia. "México es un equipo muy bueno. Me sorprendieron. Vi muchos partidos suyos y tenemos que estar preparados para un encuentro muy duro", avisó Son Heung-min, máxima estrella surcoreana. "Suecia es un equipo más físico. Los mexicanos juegan más con el balón y son muy rápidos", manifestó su capitán, Ki Sung-yueng. "Están muy bien preparados tácticamente y su actuación individual ante Alemania fue brillante".

En Rostov del Don los mexicanos serán otra vez mayoría. Una invasión de camisetas verdes ya se encuentra en la zona para asistir al partido. Para el capitán coreano, la hinchada mexicana también será un factor en contra de su equipo. "Tienen hinchas que crean una atmósfera magnífica para los jugadores", expresó. "Ellos cambiarán su estilo como lo hicieron ante Alemania, trataremos de encontrar la forma de lidiar con eso", dijo el técnico de Corea, Shin Tae-Yong.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios