Deportes

Motores en el balneario

  • Medio centenar de pilotos competirán en una prueba que aspira a formar parte del Campeonato de España

Lanjarón vuelve a organizar la Subida al Cerro de los Cañones que se disputará este fin de semana con un total de 54 coches registrados en la competición, tras el éxito de las dos ediciones anteriores.

El rally se ha convertido en una de las indispensables del calendario de la Federación Andaluza de Automovilismo y es la única de esta modalidad que se disputa en tierras granadinas. Tras el crecimiento experimentado respecto a las celebraciones en años anteriores, los organizadores aspiran a convertir esta competición en una de las pruebas que componen el Campeonato de España.

Los corredores y equipos se dividen en tres modalidades diferentes: velocidad, regularidad y monoplazas. Es la prueba de velocidad la que cuenta con más inscritos. El hombre a batir en dicha prueba es Humberto Jansses, que llega a Lanjarón líder de la clasificación con 500 puntos de ventaja sobre el segundo tras ganar hace dos semanas en la Subida a Colmenar.

La prueba de regularidad, quizás la menos conocida, es la única que se disputa en dos partes: una primera subida, el sábado por la tarde, y una segunda, el domingo por la mañana, en la que tendrán que calcar el tiempo del día anterior.

Los cuatro monoplazas de la última modalidad ofrecen la parte más vistosa de la competición, con diseños de automóviles más parecidos a los que se ven en una carrera de Fórmula1 que a un coche común de rallies.

El parque cerrado se ha habilitado en la Plaza del Ayuntamiento de Lanjarón, donde el público podrá ver como se preparan los coches antes de la carrera y acercarse a conocer a los pilotos.

Durante el acto de presentación, el alcalde de Lanjarón, Eric Escobedo, ha recalcado la buena acogida que ha tenido esta edición. " Hemos llenado los hoteles y restaurantes del pueblo en una época en la que es difícil lograrlo" ha declarado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios