Deportes

Ortega, único finalista de un aciago día

  • Kevin López terminó último en su semifinal de los 800, al igual que Álvaro de Arriba

Kevin López coge aire tras acabar último en su semifinal de los 800 metros. Kevin López coge aire tras acabar último en su semifinal de los 800 metros.

Kevin López coge aire tras acabar último en su semifinal de los 800 metros. / SRDJAN SUKI / efe

Jornada bastante discreta la que protagonizaron los atletas españoles en el Estadio Olímpico de Londres, pues de todos los que se lanzaron a pelear por firmar una buena actuación, el único que se supo finalista fue Orlando Ortega, subcampeón olímpico de 110 metros vallas en los Juegos de Ríos 2016.

Ortega disputará hoy (22:30) su primera final de unos Mundiales tras ganarse el puesto en semifinales con un registro de 13,23 que le dio una de las dos plazas de la repesca.

Vallés y Bychkov no cumplieron el objetivo de clasificarse para la final de pértiga

El cubano nacionalizado español partió por la calle cuatro en la primera serie y llegó a mitad de trayecto en condiciones de sacar a relucir su poderoso final, como hizo el año pasado en Río de Janeiro, pero su forma física no es la misma. La caída del kuwaití Yaqoub Al-Youha a su izquierda pudo también descentrarlo. Con todo, terminó cuarto.

Sólo pasaban dos por puestos, pero aún tenía esperanzas de obtener una de las dos plazas de repesca por tiempos. Y al final su marca fue suficiente para pasar.

No corrió la misma suerte Yidiel Contreras. Su marca fue la segunda peor de todas y se impuso la lógica: séptimo (13.65) y eliminado.

Ortega y Contreras lograron acceder a las semifinales. No pudo decir lo mismo Sergio Fernández, plusmarquista español de 400 metros vallas con 48.87, quedó eliminado en la primera ronda de los Mundiales con un tiempo de 50,38 que sólo le valió para ser séptimo.

En semifinales se acabó la aventura de Óscar Husillos, segundo español de la historia que alcanza unas semifinales de 400 metros en unos Mundiales al aire libre. El palentino dijo adiós con un tiempo de 45,16, que, se convirtió en su mejor marca personal.

Husillos se marchó "contento" de Londres. No pudo decir lo mismo Kevin López, plusmarquista español de 800 metros.

El sevillano corrió la primera semifinal muy pegado a la cuerda. Se cubrió la primera vuelta en 52,95 y él marchaba cuarto al toque de campana. Pero poco después se vio encerrado y cayó hasta el último puesto, el octavo, del que ya no pudo salir. 1.47,62 fue su registro del adiós.

El guión de López lo calcó Álvaro de Arriba en la tercera semifinal del 800. El salmantino entró ya algo descolgado en calle libre y no terminó de enlazar con el grupo, que pasó el 400 en 51,51. Así pues, De Arriba no pudo evitar el último lugar (1.46,64).

Más decepcionados emprendieron el camino de regreso a casa Adrián Vallés e Igor Bychkov, quienes no lograron su objetivo de meterse en la final de pértiga.

Se pedían 5,75 para lograr el pase, o bien terminar entre los 12 mejores. Vallés saltó 5,60, y no pudo con los 5,70, con lo que al final concluyó decimosexto.

Mucho peor le fue a Bychkov. El vigente campeón de España, añadió una nueva muesca a su cuenta de competiciones sin marca por tres nulos a 5,30.

El catalán de origen ucraniano también fracasó en la primera altura que intentaba en la final de Daegu 2011, así como en la clasificación de Moscú 2013.

De un plumazo también dijeron adiós Sebastián Martos, Fernando Carro y Jonathan Romeo. Los tres cayeron eliminados en las series de 3.000 metros obstáculos.

Martos, campeón de España, partía con la sexta marca entre los 15 de la primera serie. Sólo tres pasaban directamente a la final y seis más por tiempos, pero sus esperanzas se ahogaron en la ría. Una caída lo dejó muy descolgado, aunque, fiel a su arrojo, se empeñó en acabar y fue decimotercer (8.51,57).

Sin caída, aunque con idéntico desenlace fue la actuación de Carro en la segunda serie. A un ritmo de 2.50 el 1.000, marchó al fondo del grupo hasta quedar cortado en el segundo kilómetro, y acabó décimo con 8.32,42.

El debutante Romeo era la última baza española en esta prueba. El gerundense aguantó bien el primer 1.000 (2.52,28), pero se quedó en el segundo grupo cuando la carrera se rompió y finalizó undécimo en su serie (8.38,05).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios