Covirán Granada-Huesca|La Previa

El Palacio se prepara para un juicio

  • El conjunto entrenado por Pablo Pin recibe al Huesca con la obligación de ganar y convencer

Carlos Corts en el encuentro ante el Delteco Carlos Corts en el encuentro ante el Delteco

Carlos Corts en el encuentro ante el Delteco / Photographers Sports

Hay días que se marcan en el calendario con un rojo fuego distintivo. Un choque entre Covirán Granada y Levitec Huesca en la jornada 19 no debería ser un encuentro trascendental, pero lamentablemente lo es. El conjunto de Pablo Pin vuelve al Palacio con la exigencia de cortar la racha de cinco derrotas consecutivas que acumula el equipo, de lo contrario, el respetable puede dictar sentencia. El rival, el Huesca, es el cuadro que marcha por delante en la clasificación, lo cual añade un punto más de importancia a la cita. El choque tiene también un aroma de revancha por parte del Covirán, que encajó en Huesca una dolorosa derrota en la segunda jornada. El partido empieza a las 18:30 horas.

El bloque de Pablo Pin vuelve a su cancha con la necesidad de recuperar la confianza perdida hace tiempo. La calidad está ahí, como se demostró en la primera mitad disputada en Guipúzcoa, pero por encima de todo debe estar la solidez que caracterizó en su momento al conjunto rojinegro, que se busca a sí mismo.

Pablo Pin vuelve a contar con los mismos jugadores, pues Bortolussi permanece como único lesionado. Sergio Olmos, aquejado desde hace semanas de un dolor en su espalda, continúa aguantando el tipo para ayudar al equipo en la medida de lo posible. Alo Marín y Josep Pérez han podido entrenar esta semana con normalidad a las órdenes del técnico granadino tras sufrir con la gripe la pasada semana.

Josep Pérez vuelve a ser la incógnita rojinegra. El base catalán está en plenas condiciones, pero salvo sorpresa todo indica que sigue sin contar para su entrenador. Nadie sabe lo que ha pasado entre el ‘10’ del Covirán y Pablo Pin, pero el jugador no juega y tampoco sale del club, por lo que la situación es cuanto menos contraproducente para todas las partes implicadas en el asunto.

El castigo de Pin a Pérez puede quedarse en nada si el equipo suma su sexta derrota consecutiva con el Palacio como testigo. En el último compromiso como local, el público intentó levantar a sus jugadores ante el Coruña, pero todo acabó torcido igualmente. Ganar y convencer sería menester para no poner a prueba la paciencia de una afición que puede pedir cabezas a falta de resultados positivos.

El Huesca suma sólo dos triunfos lejos de su pista

Enfrente estará el Huesca, que llega al encuentro dispuesto a pescar en río revuelto. Los aragoneses cuentan con una victoria más que el Covirán, por lo que el duelo es directo. El cuadro dirigido por Guillermo Arenas tampoco llega en un buen momento, pues acumula tres derrotas consecutivas. El Huesca sufre un mal común con el Covirán: jugar lejos de su pista. El conjunto verde ha cosechado únicamente dos triunfos jugando fuera de casa, un bagaje pobre como los de Pin, que llevan uno.

El cuerpo técnico granadino conoce ya armas del rival, pues las sufrió en su momento. Vasilije Vucetic, máximo anotador del equipo, le hizo un traje a la defensa rojinegra el partido disputado en Huesca con 23 puntos anotados. El nombre propio de aquel día fue Robertas Grabauskas. El pívot de 28 años fue el autor de la canasta que dio la victoria a los de Guillermo Arenas en un encuentro que el Covirán tenía encarrilado. A buen seguro que la plantilla tiene ganas de cobrarse la revancha.

El juego rojinegro debe ser lo más fluido posible ante un equipo que se cierra con seguridad cerca de su aro. El equipo oscense acostumbra a defender la pintura con ahínco, pues cuenta con muchos centímetros gracias a efectivos como los citados Grabauskas y Vucetic.

El juego exterior puede cobrar una importancia vital para abrir la defensa rival, pero para ello debe llegar en acierto en hombres como Diego Kapelan, que no termina de encontrar su mejor versión. La rotación de Pablo Pin debe dejarse todo en un encuentro que no es otra cosa que una prueba de fuego. Todavía queda tiempo para remontar el vuelo, pero el primer paso debe ser recuperar la estabilidad que tanto añora el Covirán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios