Deportes

Pogba pone la nota excéntrica

  • El carismático centrocampista se hace notar en cada comparecencia

Paul Pogba, durante el entrenamiento en Nizhny Novgorod. Paul Pogba, durante el entrenamiento en Nizhny Novgorod.

Paul Pogba, durante el entrenamiento en Nizhny Novgorod. / FRANCK ROBICHOn / efe

Todo es incierto en el fútbol y en el Mundial, pero el nuevo peinado alocado para afrontar una posible final ya está previsto: cualquier otra cosa sería una sorpresa tratándose de Paul Pogba.

El carismático centrocampista galo no tiene problemas físicos y puede jugar hoy los cuartos de final ante Uruguay, y sin embargo atrae con sus excentricidades tanta atención los días previos como el lesionado Edinson Cavani y su posible baja.

El francés asume que su carácter lo convierte en diana de no pocas críticas

Cuando Didier Deschamps recibió una camiseta con el número 80, los partidos con los que se convirtió en el técnico que más dirigió a Francia, todos los jugadores observaron sonrientes y bien sentados en la cena en la base francesa en Rusia 2018. Sólo Pogba volvió a ser el diferente y silbó desde un rincón como un niño de escuela.

El centrocampista de 25 años divierte también a sus seguidores con los llamados "Pogba-Diaries": el diario de la vida y locuras de un futbolista estrella que hace dos años pasó de la Juventus al Manchester United por la suma entonces récord de 105 millones de euros.

Pero Pogba es algo más para Francia. "Ha demostrado que también puede ser el gran líder de nuestro equipo", dijo esta semana su compañero en el mediocampo Blaise Matuidi, que se perderá los cuartos de final de mañana en Nizhni Nóvgorod por acumulación de amarillas. La voz de Pogba, que jugará su partido 58 como internacional, tiene su peso.

Y eso también incluye sus payasadas y rarezas. Hasta el punto en que Deschamps, un técnico obsesionado con la disciplina y el orden, le deja cierto margen para actuar, siempre con un límite claro: en Francia no hay sitio para escándalos. El trauma del motin de jugadores en Sudáfrica 2010 sigue todavía vivo.

"Mis jugadores siguen siendo aprendices", dijo el entrenador de "les bleus" desde 2012, pese a contar en el equipo con estrellas de nivel mundial como Antoine Griezmann, Kylian Mbappe o el propio Pogba. Todo un mensaje al vestuario de quién sigue mandando en el plantel.

Otro mensaje de Deschamps apuntó directamente a Pogba. "Es capaz de todo, pero no puede hacer todo", dijo antes del Mundial sobre el que sin duda es su jugador más excéntrico y llamativo dentro de un grupo lleno de estrellas.

En la Eurocopa de 2016, cuando Pogba saltó a los titulares por un gesto obsceno, Deschamps frenó la situación en seco y no le permitió ni siquiera participar en una rueda de prensa. Cuando el jugador volvió a hablar ante los medios en Rusia 2018, comentó bromeando: "Me han echado de menos".

Dotado de un talento indiscutible, Pogba tuvo que recibir también críticas de medios y pitidos de la hinchada en la preparación al Mundial, lo que le llevó a decir: "Pasé de ser el jugador más caro del mundo al más criticado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios