Covirán Granada | Entrevista

Thomas Bropleh: “Lo que más me gusta es la química que hay en el equipo”

  • El alero estadounidense, que es el máximo anotador del Covirán Granada, dice que "cada día estoy con más confianza"

  • El jugador valora su rápida integración y asegura que el baloncesto "es para mí lo más importante"

Thomas Bropleh, uno de los jugadores fundamentales en el Covirán. Thomas Bropleh, uno de los jugadores fundamentales en el Covirán.

Thomas Bropleh, uno de los jugadores fundamentales en el Covirán. / Fundación CBG (Granada)

Cinco partidos han bastado para que la afición del Covirán Granada haya comprobado que en la plantilla del equipo que dirige Pablo Pin hay un 'matador' auténtico. Thomas Bropleh de momento ha cumplido con lo que se espera de él y se ha mostrado como una amenaza para la canasta rival. Cuando lanza desde más allá de la línea de 6,75 lo más probable es que el balón pase por aro.

¿Qué tal está en Granada?

Estoy bien. Me gusta el equipo, los jugadores, entrenadores... Todo bien aquí. Aún no he tenido tiempo de ver la ciudad debido a la situación que se vive. Sólo conozco mi casa y el Palacio de Deportes.

¿Cómo se le ha recibido en el equipo?

Aunque me incorporé al Covirán con un mes de retraso, el equipo me integró muy bien. Pensaba que iba a ser más difícil para mí pero todo ha sido muy fácil, todo ha ido muy bien.

Ésta es su cuarta experiencia en España, por lo que ya conoce bien el país. ¿Qué es lo que más le gusta y qué es a lo que más le cuesta acostumbrarse?

Sí, ya empiezo a conocer muy bien España. Me encanta España y no tengo ningún problema aquí. Me gusta la siesta, las tapas, la gente... todo.

Cuando Bropleh tira de tres lo más probable es que el balón pase por el aro Cuando Bropleh tira de tres lo más probable es que el balón pase por el aro

Cuando Bropleh tira de tres lo más probable es que el balón pase por el aro / Antonio L. Juárez / Photographerssports (Granada)

Ha militado en el Breogán, Betis y Palma. ¿En Sevilla fue quizá su mejor año?

Sin duda. Además estuve con Curro Segura, un gran entrenador. Me ayudó mucho a ser más agresivo y a confiar en mí mismo. También a jugar en mi posición y a desarrollar mi juego sobre todo dándome mucha confianza desde el principio.

Y ahora tiene a Pablo Pin, un entrenador que le permite desarrollar su juego en ataque pero que también exige mucho en defensa.

Él siempre incide en la defensa, sin duda. Creo que la defensa es una faceta en la que puedo mejorar. Estoy bien con Pablo.

¿Cómo ve la plantilla que tiene el Covirán esta temporada?

Me gusta este equipo y los jugares que tiene. El Covirán de esta campaña tiene calidad en ataque y hay que dar un paso al frente en defensa. Hay dos jugadores por posición, aunque lo que más destacaría es la química que hay en el equipo. Pienso que si mejoramos podremos ganar muchos partidos este año.

Es una liga complicada esta temporada, ¿cuál tiene que ser el objetivo?

La meta es estar entre los cinco primeros en la primera fase y luego, a partir de ahí, ir partido a partido y semana a semana porque hay muchos equipos y sólo uno que sube, por lo que es muy difícil. Lo importante ahora es centrarnos en el día a día y entrenar duro.

¿Y qué espera de este año en el plano individual?

Quiero mostrar mi mejor versión. He estado en equipos muy buenos en los que quizá no he tenido todos los minutos que necesitaba. Aquí estoy con mucha confianza, Pablo me da libertad y yo quiero responder con mi juego de ataque, que es lo que mejor sé hacer, y en defensa mejorar para que así pueda mostrar lo mejor de mí.

En cinco partidos lleva una media de casi 19 puntos, lo que indica que está con muchísima confianza en el momento de mirar el aro rival.

Sí, cada día estoy con más confianza. Durante la pandemia estuve trabajando mucho y muy duro en Denver los meses de abril y mayo.

¿Cuáles han sido su mejor y su peor partidos?

El peor, el de Lleida, sin duda. Los buenos son cuando se gana porque mi propósito es ganar siempre.

El alero del Covirán también se faja en la pintura. El alero del Covirán también se faja en la pintura.

El alero del Covirán también se faja en la pintura. / Fundación CBG (Granada)

¿Cómo lleva este tiempo tan duro con el Covid-19?

Estamos aquí para jugar baloncesto. Por mi parte lo llevo bien porque me centro en entrenar y jugar. Por otra parte, es duro porque los aficionados no pueden venir al Palacio de Deportes, pero espero que en poco tiempo puedan venir. Pero intento quedarme con lo mejor porque a pesar de que todo está siendo muy duro, para mí lo importante es el baloncesto, baloncesto y baloncesto.

Ha jugado en Granada, pero como visitante, ¿qué le parecía el ambiente que había en el Palacio de Deportes?

Es un ambiente muy bueno, y era muy duro en esta zona -señala sonriendo la zona donde se suele situar el Frente Nazarí-, lo recuerdo muy bien.

¿Se le hace difícil jugar sin público?

En cierta manera a mí me da igual porque cuando empieza el partido me concentro totalmente en el baloncesto y me olvido de lo que ocurre fuera. He jugado en todas las circunstancias, incluso en pabellones con capacidad para veinte mil seguidores. Pero es cierto que en casa es cierto que los aficionados te animan y disfrutan con las canastas, pero al final todo es baloncesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios