Deportes

Estados Unidos acelera de nuevo

  • Tras 12 años, Jamaica perdió su abrumador dominio en la velocidad

La estadounidense Tori Bowie cruza primera la meta en los 100 metros. La estadounidense Tori Bowie cruza primera la meta en los 100 metros.

La estadounidense Tori Bowie cruza primera la meta en los 100 metros. / lavandeira jr. / efe

Cuando Tori Bowie cruzó la meta con una centésima de ventaja sobre la marfileña Ta Lou y se llevó el oro en los 100 metros, Estados Unidos recuperó un honor que tenía olvidado: mandar en la velocidad en el atletismo después de más de una década de abrumador dominio jamaicano.

El oro de Bowie le dio a Estados Unidos el primer doblete masculino y femenino de los 100 metros en campeonatos mundiales y Juegos Olímpicos desde 2005, un día después de que también Justin Gatlin ganara el hectómetro. El doblete les permitió a los estadounidenses achicar la diferencia con los velocistas caribeños, que pueden jactarse de haberse impuesto 33-10 sobre los norteamericanos en los 100, los 200 y los 4x100 metros en los cincos Mundiales y tres Juegos Olímpicos disputados entre 2007 y 2016.

Al imperio que construyó Usain Bolt, protagonista de 19 de esos triunfos hasta la derrota del sábado ante Gatlin, se le sumaron una serie de infortunios y caídas de testigos en varias de las postas norteamericanas, que contribuyeron a ese contundente número.

Pero ahora la situación amenaza con ser muy diferente. Bolt ya anunció su retirada para después de Londres y en la rama femenina el panorama luce complicado a corto plazo. La campeona olímpica en Río, Elaine Thompson, vivió una pesadilla en la final con un pobre quinto lugar, mientras que la ex campeona mundial y doble campeona olímpica Shelly-Ann Fraser-Pryce está embarazada de su primer hijo.

Bowie, de 26 años, completó con su victoria el ascenso que venía amenazando, después del bronce que logró en los Mundiales de 2015 y la plata que conquistó en los pasados Juegos. Siempre dijo que creía en sus habilidades, pero Thompson era la favorita y llegaba como líder de la temporada. "Apuesto a que soy la única persona en el mundo que pensaba que podría ganar los 100 metros", afirmó minutos después de colgarse el oro, todavía dolorida por la caída que sufrió un par de metros después de cruzar la meta.

Pese a las marcas que le dejaron su aterrizaje forzoso sobre el tartán, Bowie insistió en que también estará lista para los 200 metros, en busca del primer doblete para una mujer estadounidense en unos Mundiales.

En hombres, la retirada de Bolt deja un panorama desconocido, porque no hay una figura que se vislumbra pueda dominar ni siquiera la mitad de lo que lo hizo el caribeño. Gatlin, en el ocaso de su carrera, se pudo sacar de encima el estigma de segundón al que lo postergó Bolt en cinco finales de grandes torneos en el pasado. Sin embargo, a sus 35 años y con el público en si contra, por sus casos de dopajes, su carrera no se extenderá mucho. Y para colmo no tendrá sencillo consolidarse como rey de la velocidad en lo que le quede de carrera, porque un joven compatriota irrumpió con fuerza y parece ser el futuro de la disciplina: a sus 22 años, Christian Coleman es el nombre del futuro del sprint.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios