LEB Oro | Covirán Granada

El Covirán Granada cierra una fase de preparación en la que ha ido de menos a más

  • El cuadro de Pablo Pin concluyó su fase de preparación con tres victorias y otras tantas derrotas

  • La llegada de Thomas Bropleh le da otra aire al ataque del cuadro rojinegro

Joan Pardina ha sido uno de los jugadores más regulares en cuanto a anotación del Covirán. Joan Pardina ha sido uno de los jugadores más regulares en cuanto a anotación del Covirán.

Joan Pardina ha sido uno de los jugadores más regulares en cuanto a anotación del Covirán. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Finalizada la pretemporada, el Covirán Granada encara la última semana previa a su debut en la LEB Oro este próximo sábado ante el Huesca (18:30 horas). El cuadro entrenado por Pablo Pin terminó su fase de preparación con un balance de tres victorias y tres derrotas tras medirse a tres equipos de su categoría como Real Murcia (en dos ocasiones), Melilla y Alicante y dos de LEB Plata (Menorca y Marbella).

Una pretemporada con algún que otro inconveniente como el falso positivo de Alex Murphy que provocó un parón en los entrenamientos de dos días, la lesión de grado II en el músculo oblicuo de Manu Rodríguez o la incorporación tardía a los entrenamientos de Bamba Fall y Thomas Bropleh. Sin embargo, estos dos últimos han demostrado en los partidos que han disputado la importancia que tendrán en el juego de los de Pin.

Máximos anotadores

Fall y Christian Díaz han sido los que más puntos han anotado en los seis encuentros disputados pero Bropleh, con la mitad de duelos jugados, ha dejado claro que será el hombre más peligroso del cuadro nazarí en el perímetro. En las tres citas en la que ha participado, ha anotado un total de 54 puntos, o lo que es lo mismo, una media de 18 por encuentro gracias a sus buenos porcentajes. En concreto, ‘enchufó’ cinco de seis lanzamientos desde más allá de 6,75 ante Melilla y tres de seis ante Murcia.

Pin no ha podido contar con Manu Rodríguez en los partidos de preparación debido a una lesión

Bamba Fall, por su parte, ha ido de más a menos en cuanto a rendimiento ofensivo pero frente Murcia quedó claro que tendrá una enorme importancia gracias a su poder de intimidación. Y ya no sólo por los seis tapones que puso, sino por la cantidad de tiros que obliga al rival a modificar dada su envergadura en la zona. Su mejor partido en anotación fue el primero, ante Alicante, con 20 puntos. Ante Murcia y Menorca volvió a superar la barrera de los diez puntos pero, tal y como señaló Pablo Pin tras la última cita de preparación “el MVP de la pasada LEB Oro (en alusión a Fall) ha anotado siete puntos y está súper feliz porque además de haber cogido ocho rebotes y puesto seis tapones, el equipo ha ganado y de eso se trata”.

La capacidad de intimidación de Bamba Fall será clave esta temporada. La capacidad de intimidación de Bamba Fall será clave esta temporada.

La capacidad de intimidación de Bamba Fall será clave esta temporada. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORT

Otro de los jugadores que ha ofrecido buen rendimiento es Christian Díaz. El base canario ha sumado un total de 68 puntos, los mismos que Fall, y junto al pívot senegalés, Bropleh y Pardina, supera los diez puntos de media por encuentro. Su buena adaptación y capacidad para penetrar será clave.

Regulares

Pardina o Murphy, por su parte, han demostrado una gran regularidad. Trabajadores silenciosos, siempre rinden aportando mucho en otras facetas del juego. La intensidad defensiva de Bortolussi, Germán Martínez y David Iriarte ha sido otro de los aspectos destacados de una pretemporada que ha contado con tres jugadores canteranos más el pívot vinculado Gonzalo Bressan. Dani Tavío, Ángel Corpas y Carlos Balderas han ayudado mucho en los entrenamientos y ha podido vivir el día a día de un equipo profesional.

Pablo Pin: "Lo que quiero es que los júniors aprendan cómo entrena un profesional"

Una experiencia que a buen seguro le servirá para el futuro pues, tal y como señala Pin, “los júnior que vienen a entrenar están conviviendo con jugadores de mucha calidad pero sobre todo lo que quiero es que aprendan cómo entrena un profesional. Que vean que el entrenamiento es a las 19:00 horas y en el Palacio están a las 17:00 o que las mañanas libres se acuda a entrenar como hacen muchos jugadores. Quiero que aprendan a compartir el balón porque el baloncesto no es meter 20 o 30 puntos sino que el equipo gane y que entre todos lo hagamos”.

Sin Manu

El único quebradero de cabeza ha sido la lesión de Manu Rodríguez, que no ha podido disputar ni un sólo minuto y que tendrá que ir entrando, con la competición ya iniciada, poco a poco en la rotación pues el escolta granadino es un especialista y en una plantilla corta como la que tiene el Covirán esta temporada, la aportación de todos los componentes será fundamental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios