colombia

Los cafeteros se aferran a la hora de James

Fue la revelación del Mundial de Brasil, su inesperada Bota de Oro y el futbolista que sorprendió al mundo con uno de los goles más bellos del campeonato. En Rusia, James Rodríguez está casi inédito y toda Colombia espera que la rescate.

El astro del Bayern Múnich es una de las grandes esperanza de los cafeteros, cuyo futuro se juega mañana en Kazán ante Polonia. El choque será para ambos una final anticipada; un "ellos o nosotros", como dijo gráficamente Radamel Falcao; el momento adecuado para que James haga, finalmente, su aparición estelar.

"Los ganadores no se detienen frente a los errores. Levantan la cabeza y esperan con paciencia la próxima oportunidad para hacerlo mejor. Confío en mi selección", escribió el crack colombiano en su Instagram tras la derrota del estreno ante Japón por 2-1. "Lo único imposible es aquello que no intentas. Vamos Colombia, un nuevo sueño", agregó el volante de 26 años, suplente en aquel duelo.

James lo intentó la pasada semana. Quiso estar a punto para debutar en el once de salida. Pero se quedó en el banquillo, junto a José Pékerman. El técnico argentino ya había advertido de que su participación dependía de las últimas pruebas sobre su fatigado gemelo izquierdo. Le concedió la última media hora y James fue incapaz de decantar el choque del lado de su selección, que jugó con diez hombres desde el minuto cinco por la expulsión de Carlos Sánchez. En ese tiempo, estuvo lejos de mostrar su calidad y su impotencia se tradujo, además, en una tarjeta amarilla.

El estado de James sigue siendo la gran preocupación y la gran esperanza de los colombianos. Aparentemente repuesto, debe llegar su momento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios