Ciclismo

L’Etape Granada by Tour de Francia reúne a más de 1200 ciclistas

  • Un trazado de 131 kilómetros por las carreteras granadinas ha acercado este domingo a los aficionados locales a la mítica prueba gala

Momentos previos a la salida de L’Etape Granada by Tour de Francia

Momentos previos a la salida de L’Etape Granada by Tour de Francia / Photographerssports (Granada)

Más de 1.200 ciclistas han participado este domingo en L’Etape Granada by Tour de France, una prueba que ha contado con un recorrido único, con salida y llegada el Palacio de Congresos de la capital y que por el camino ha dejado 131 kilómetros de puro ciclismo.

­El gran grupo de corredores estuvo capitaneado por el embajador de la marcha, el ganador del Tour de France en 2008, Carlos Sastre.

“Aquí no hay la misma competición que en el Tour, está claro, pero el espíritu de ser algo más que simplemente salir en bicicleta se mantiene. Si un corredor no profesional quiere acercarse a sentir lo que se siente en la ronda francesa, no puede quedarse sin participar en una l’Étape by Le Tour de France”, explicó el abulense.

Tras el arranque, el pelotón encaró una primera mitad de sube y baja constante que vivió uno de sus momentos más enérgicos en el Sprint Challenge de Vélez de Benaudalla.

­Prácticamente en el ecuador del recorrido, el Puerto de Los Guájares puso las cosas difíciles a los participantes.

Más de 13 kilómetros de puerto de primera categoría, con un desnivel medio de casi el 6%, y que se ha superado en las pequeñas grupetas que ya se organizaban en los primeros kilómetros.

Precisamente está subida coronó a la reina de la montaña, la corredora más rápida en completar Los Guájares, que vistió el mismo maillot que llevó Demi Vollering en el Tour de France Femmes.

Como recompensa, poco después de la subida, en la localidad de Pinos del Valle, una fiesta esperaba al pelotón. La charanga tradicional del municipio pinero, así como el avituallamiento completo de la cicloturista.

Fue precisamente en este punto donde se encontraba el preludio de uno de los momentos más esperados y temidos de la jornada, el Strava Challenge del Muro de Saleres, na subida corta pero explosiva, que en poco más de 2 kilómetros acumula unos 200 metros de desnivel positivo.

Momentos especiales

El pelotón no estuvo solo en la subida. Acompañando a los corredores estuvo el legendario Didi, el diablo más famoso del mundo de la bicicleta. 

Poco antes de la prueba, L’Étape Spain y Strava unieron fuerzas para acompañar al pelotón a vivir toda la esencia del Tour de France mientras motivaban a cada uno de ellos.

Los ganadores finales recibieron una inscripción para cualquier prueba de l’Étape by Le Tour de France que se dispute en 2023. Además, entre todos los que finalizaron la subida se sortearán diferentes premios.­

La fiesta concluyó con el habitual Pasta Party, en el que el pelotón pudo descansar de todo el esfuerzo realizado y recuperarse con unos platos de pasta que ayudaron a recuperar fuerzas.

Todo quedó en el Palacio de Congresos, centro neurálgico de la marcha que acogió el Village de patrocinadores, la salida, la meta y la celebración posterior.

 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios