Deportes

Las claves del primer traspié liguero del Real Madrid

  • La frescura física del Athletic frente al desgaste de los internacionales del Madrid, entre las explicaciones de la derrota del club blanco.

El Athletic-Real Madrid, en imágenes El Athletic-Real Madrid, en imágenes

El Athletic-Real Madrid, en imágenes / EFE

Comentarios 1

Estas fueron las claves del primer traspié en LaLiga Santander del Real Madrid, en San Mamés ante el Athletic Club en la cuarta jornada de LaLiga Santander.

1. Atrapados en la presión y el marcaje individual.

La frescura física de un Athletic Club que no competía desde el 27 de agosto, le permitió meter una intensidad altísima al duelo y el Real Madrid acusó el desgaste de sus internacionales. Presión alta que asfixió la salida de balón madridista y le hizo estar incómodo en la primera mitad; marcajes individuales 'made in Berizzo' que consiguieron anular a jugadores claves en el esquema de Julen Lopetegui.

2. Bale y Benzema reducen su influencia.

Fue el primer partido del Real Madrid en el que sus dos nuevos referentes ofensivos no marcaron. Sin Cristiano Ronaldo el paso al frente en el aspecto materializador de Gareth Bale y Karim Benzema era un hecho hasta pisar San Mamés. Ninguno de los dos estuvo en su nivel pese a sus intentos. Bale apareció en banda derecha para asistir en el tanto madridista y Benzema la buscó sin éxito, bien tapado en la zona del 9, sin poder evitar el fin de su racha goleadora tras dos dobletes consecutivos.

3. Isco se reivindica tras dos suplencias consecutivas.

El 1-4-3-3 por el que está apostando Lopetegui como dibujo táctico, provoca que no entren todos los centrocampistas y cada partido haya alguna suplencia noticiosa. Tras un inicio de temporada con Modric en el banco por su peor condición física tras el Mundial, el regreso del croata a la titularidad provocó que la primera rotación afectase a Isco ante el Leganés. No se esperaba una nueva suplencia del malagueño en San Mamés, descartado de nuevo por el desgaste que tuvo con la selección española, y decisivo cuando entró al campo. Autor del gol del empate, aportó criterio en la posesión.

4. Casemiro devuelve el equilibrio.

Fue el último internacional en incorporarse. Viaje largo, cansancio y ausencia de entrenamientos con el grupo provocaron una rotación esperada. Sin él sufre el Real Madrid por perdida de equilibrio, se vuelve más vulnerable, aparecen espacios sin cubrir que aprovecha el rival. El guiño a Dani Ceballos de Lopetegui duró 45 minutos. La entrada del medio centro brasileño devolvió el equilibrio y el conjunto blanco creció desde la posesión.

5. Courtois gana el pulso.

De nada le sirvió a Keylor Navas renunciar a su selección. Sus esperanzas de haber entrenado duro dos semanas en Valdebebas, en las que Courtois estaba con Bélgica, se vinieron abajo cuando Lopetegui confirmó el relevo en la portería. Segundo partido consecutivo para el fichaje estrella, que nada pudo hacer en el gol y transmitió seguridad desde su demarcación. La Liga parece entregada a Thibaut, ahora aparece el debate de la Liga de Campeones. El portero decisivo en San Mamés fue Unai Simón que frenó las llegadas del Real Madrid para provocar su primer traspié liguero. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios