Baloncesto | Covirán Granada

El Covirán tira de defensa para ganar

  • El conjunto de Pablo Pin ahoga a Real Murcia tras el descanso y cierra la pretemporada con buenas sensaciones

Con este mate de Alex Murphy, el Covirán dejó sentenciado el choque ante el Real Murcia. Con este mate de Alex Murphy, el Covirán dejó sentenciado el choque ante el Real Murcia.

Con este mate de Alex Murphy, el Covirán dejó sentenciado el choque ante el Real Murcia. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

El Covirán Granada cerró su pretemporada con un triunfo por seis puntos ante el Real Murcia (70-64) en el Memorial José Enrique de la Cruz dejando una grata impresión sobre todo en el segundo tiempo. El buen nivel defensivo mostrado por los de Pablo Pin tras el receso, resultó decisivo para cerrar la fase de preparación con buenas sensaciones.

El primer cuarto se caracterizó por un dura pugna por hacerse con el control de la zona, pelea que venció el conjunto murciano que, con Duby Okeke como principal arma, hizo mucho daño a los interiores rojinegros. Con ocho puntos, capacidad de rebote y una buena intimidación, su aportación permitió al conjunto de Rafa Monclova dominar el primer acto. El Covirán no estuvo acertado en el exterior, en especial Germán Martínez, con mucho descaro pero sin tener su día de cara a aro.

Influencia de Ball

Con Ball demostrando que tendrá mucha influencia sobre todo en pista trasera gracias a su intimidación (puso seis tapones), los de Pin encontraron en la rotación la solución a sus problemas en ataque gracias a la calidad de Alex Murphy y Thomas Bropleh. Dos triples seguidos de ex de Palma, el último sobre la bocina, le dieron la vuelta al marcador para terminar por delante en los primeros diez minutos (19-18).

Christian Díaz y Thomas Bropleh, con 17 puntos cada uno, lideran a los rojinegros

Con Murphy enchufado en ataque y en defensa arrancó un segundo periodo en el que los errores fueron la principal tónica. Un parcial de 0-8, tras una más que dudosa falta antideportiva de Iriarte, permitió a los murcianos voltear el electrónico (23-28). Cuatro puntos anotados en seis minutos, hasta que Ball rompió la racha, fue el bagaje ofensivo de los de Pin en dicho periodo tiempo, lo que fue aprovechado por los visitantes para irse al descanso dos puntos arriba (37-39). Y pudo ser peor de no ser por los dos triples anotados por Lluís Costa y Christian Díaz, los dos bases que puso el técnico granadino en cancha para buscar mayor control en el juego, en el último minuto antes del receso.

Bamba Fall cambio muchos lanzamientos del Real Murcia gracias a su intimidación. Bamba Fall cambio muchos lanzamientos del Real Murcia gracias a su intimidación.

Bamba Fall cambio muchos lanzamientos del Real Murcia gracias a su intimidación. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS

Bropleh destapó el tarro de las esencias en el inicio de la segunda mitad y gracias a cinco puntos y una gran asistencia a Murphy, mantuvo a su equipo en el partido ante la consistencia en ataque de su rival, que repartió la responsabilidad ofensiva. La intensidad atrás aumentó con respecto al primer tiempo y desde la defensa el Covirán le dio la vuelta al partido con Lluís Costa como protagonista (48-46).

Otra imagen

El Real Murcia se veía incapaz de superar la defensa local, que con constantes ayudas, logró que los de Monclova agotaran varias posesiones sin anotar. Al escaso público del Palacio le gustaba lo que estaba viendo y trató de animar a los suyos que, no obstante, no lograron distanciarse en el marcador aunque la imagen era otra. Pero si no era Bropleh era Christian Díaz, con sus penetraciones, el que aparecía para marcar diferencias y liderar la remontada en un tercer acto que concluyó con un punto arriba de no ser por un triple contra tabla de Grant Lozoya.

Bamba Fall cerró la zona con seis tapones aunque en ataque no estuvo tan acertado

La dinámica positiva en la que entró el conjunto de Pin no varió en el último parcial. El dominio del rebote de los visitantes lo compensó el Covirán con un gran trabajo en las líneas de pase y más claridad en cancha delantera. Poco a poco, los nazaríes fueron ampliando su renta gracias a la dupla Bropleh-Díaz, logrando a 6:09 para el final su máxima ventaja, siete puntos (62-55).

Ajustes

Pero Álex Hernández, viejo conocido de Pin y los suyos, no estaba por la labor de poner las cosas fáciles. Anotó un triple que acercó a su equipo pero Christian Díaz respondió manteniendo la renta. A menos de cuatro minutos y con siete arriba, Pin solicitó tiempo muerto para ajustar varios aspectos en ataque y que no se realizaran lanzamientos como el que hizo Ball a seis metros tras el que llegó a pedir perdón al banquillo. Para alargar las posesiones, de nuevo Pin optó por jugar con dos bases, actuando Díaz de ‘dos’. La jugada le salió bien al cuadro granadino, pues un triple de Costa y un mate de Murphy tras un contraataque dejó encarrilado el choque. Pero fue la defensa la que le dio el triunfo al Covirán, para orgullo de su entrenador. Los rojinegros se llevaron la victoria y aguardan su debut en LEB Oro el próximo sábado. Ahí llegará el momento de la verdad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios