Final de la Copa de la Reina La Copa se va a San Sebastián

  • El conjunto de Gonzalo Arconada remonta a un Atlético de Madrid que hace méritos más que suficientes para ganar pero que se muestra muy poco acertado ante el arco del conjunto vasco

Las jugadoras donostiarras celebran el título en el césped de Los Cármenes. Las jugadoras donostiarras celebran el título en el césped de Los Cármenes.

Las jugadoras donostiarras celebran el título en el césped de Los Cármenes. / Álex Cámara

Comentarios 1

El fútbol femenino está en auge. Eso es indiscutible y la llegada de Luis Rubiales a la Federación Española de Fútbol parece haberlo impulsado como se pudo comprobar en el Estadio Nuevos Los Cármenes, donde la Real Sociedad se impuso a un Atlético de Madrid que hizo méritos más que suficientes para llevarse el título de la Copa de la Reina que se disputó en un gran ambiente. Una cita que demostró que, con promoción y dando apoyo, se trata de un espectáculo de muchos quilates como quedó demostrado en un duelo de ida y vuelta con destellos de calidad.

Claro dominador

El choque tuvo un dominador claro y no fue otro que el Atlético de Madrid, que demostró tener jugadoras de más calidad y que jugó casi siempre en campo contrario. La velocidad de Ludmila, el criterio de Amanda Sampedro y, sobre todo, la zurda de Jenni Hermoso marcaban las diferencias sobre el verde. Y fruto de ello fueron llegando las ocasiones de gol. Avisaron Ludmila y Hermoso, pero era Esther González la que llevaba más peligro, siempre bien posicionada en la zona de remate. Suyo fue un remate de chilena en el 14’ antes de que al cuarto de hora abriera el marcador.

El tanto llegó gracias a una de las muchas internadas por banda derecha de la mexicana Keiti Robles, que no paró de subir al ataque. Su preciso centro no lo desaprovechó la granadina Esther González con una volea desde le punto de penalti ante la que Quiñones no pudo hacer nada.

La granadina Esther González fue la autora del tanto del Atlético de Madrid. La granadina Esther González fue la autora del tanto del Atlético de Madrid.

La granadina Esther González fue la autora del tanto del Atlético de Madrid. / Álex Cámara

Parecía que el duelo iba a ser un monólogo rojiblanco pero Lola Gallardo, la guardameta colchonera, se encargó de que no fuera así. Las de Gonzalo Arconada, que jugaron claramente a la contra, aprovecharon su primera ocasión para meterse en el partido. El empate llegó tres minutos después tras un golpeo desde la frontal de la norteamericana Kiana Palacios que contó con la colaboración de Gallardo, que no interpuso bien su cuerpo para detener el cuero y éste se coló entre sus piernas. Una acción que le marcó pues cada vez que recibía para jugar con los pies entregó el esférico a las delanteras realistas.

Ida y vuelta

Pese al 1-1, el dominio siguió siendo del Atlético de Madrid que fue acumulando ocasiones tras el cambio de posición de las tres jugadoras de arriba, lo que generó muchas dudas a las jugadoras blanquiazules. Esther, a la media hora, tuvo el 2-1 en sus botas pero su golpeo se marchó por encima del larguero. Un minuto después, un nuevo error de Gallardo casi le cuesta al Atleti el 1-2 al entregar con los pies a Eizaguirre, que intentó una vaselina pero la guardameta colchonera se rehizo y atajó el cuero. Cardona y Palacios gozaron de claras oportunidades pero el marcador ya no se movería en un primer acto muy interesante y con constantes llegadas a ambas áreas.

El conjunto vasco supo aprovechar sus ocasiones para llevarse el título. El conjunto vasco supo aprovechar sus ocasiones para llevarse el título.

El conjunto vasco supo aprovechar sus ocasiones para llevarse el título. / Álex Cámara

Mismo guión

El choque no varió de guión tras el receso. Las rojiblancas sometieron en el arranque del segundo acto a las de Arconada, que poco a poco se fueron quitando el dominio y estirándose. Sin embargo, la mejor ocasión antes de la hora de partido llegó por medio de Jenni Hermoso que, con poco ángulo, disparó con su zurda pero Quiñones despejó aunque dejó el cuero suelto en el punto de penalti que no aprovechó Ludmila.

Las de Arconada hicieron su partido y aprovecharon los pocos errores de su rival para llevarse el trofeo pese al dominio colchonero

Quien sí lo hizo fue Nahikari, que no desaprovechó un buen centro para fusilar a Lola Gallardo y poner sorprendentemente a las guipuzcoanas por delante en el 61’. La respuesta no tardó en llegar y Ángela Sosa pudo establecer la igualada con un duro disparo que se encontró con una buena parada de la guardameta realista.

Nervios

Los nervios se instalaron en las filas colchoneras que, no obstante, llegaban con cierta claridad al área de las de Arconada apoyadas por su fiel afición, mayoría en Los Cármenes. El cansancio comenzó a hacer mella pero la insistencia del Atleti parecía no tener fin. En el 72’, con una doble ocasión de Hermoso y Meseguer, y tres minutos después con una clara oportunidad de Ludmila con todo a favor que envió fuera.

La Reina Letizia saluda desde el palco presidencial junto a Luis Rubiales y Juanma Moreno. La Reina Letizia saluda desde el palco presidencial junto a Luis Rubiales y Juanma Moreno.

La Reina Letizia saluda desde el palco presidencial junto a Luis Rubiales y Juanma Moreno. / Álex Cámara

En el último cuarto de hora las de Sánchez Vera se fueron con todo arriba, dejando muchos espacios atrás lo que no fue aprovechado por su rival gracias a las buenas coberturas defensivas madrileñas, que no tuvieron fortuna en la parcela ofensiva. Dos palos en tres minutos por medio de Ludmila y Ángela Sosa parecía indicar que no era la noche de las recientemente proclamadas campeones de la Liga Iberdrola.

Asedio

El asedio continuó hasta que Martínez Madrona decretó el final aunque Dolores, en el añadido, pudo llevar la final a la prórroga pero una inmensa Quiñones lo evitó dándole el título copero a las vascas para alegría de su afición, que por momentos mezcló la política con el fútbol. Sin duda, lo peor de una fiesta que debe servir para impulsar el fútbol femenino.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios