Obituario

Fallece Antonio Bailón, un dirigente único

  • Muere a los 92 años el que fuera presidente más longevo de España al estar 46 años al frente del Vandalia de Peligros, una persona respetada y admirada por todo el balompié andaluz 

Antonio Bailón, en una imagen de archivo Antonio Bailón, en una imagen de archivo

Antonio Bailón, en una imagen de archivo / Granada Hoy (Granada)

Antonio Bailón falleció este domingo de muerte natural a los 92 años de edad. Se va una de las personas más importantes en la historia del fútbol tanto granadino como andaluz y el que fuera presidente más longevo del balompié nacional.

No se conoce ningún caso como el suyo. Estuvo 46 años al frente del Vandalia, el equipo de su pueblo, Peligros, donde este lunes será enterrado.

No ha muerto un presidente, se ha ido el presidente. Nadie como Don Antonio fue capaz de aguantar más en el cargo de máximo mandatario de una entidad deportiva; pocos como el señor Bailón hicieron tanto y durante tanto tiempo por el club de sus amores.

Se convirtió en presidente del Vandalia en 1962, cuando tenía 34 años. Dejó el cargo tras pasar en él la mitad de su vida, y no es una frase hecha sino una pura realidad matemática, en el 2008, cuando acababa de convertirse en octogenario. Desde entonces se mantenía como presidente emérito, o de honor, del club.

Pero no son los números ni el tiempo lo que convierten en única e irreemplazable la figura de Antonio Bailón. Lo es su ejemplo y su comportamiento con palabras, actitudes y hechos hacia todo el mundo durante su casi siglo de vida.

Era una persona atenta, amable, cordial, llana, extremadamente generosa, agradable y educada. Era respetado y admirado a partes iguales en el fútbol provincial, regional y nacional.

Reacciones a su muerte

Sólo hay que comprobar las reacciones desde todos los ámbitos tras conocerse su fallecimiento.

“La Delegación en Granada de la RFAF y el mundo del fútbol granadino llora la muerte de una figura esencial para entender el desarrollo del fútbol de categorías amateur y base. Él es parte de la historia. Antonio Bailón quedará siempre en nuestra memoria. Descanse en Paz”, se indicaba en un tuit desde la Federación Andaluza de Fútbol.

Ex jugadores, clubes de Granada y otras partes de Andalucía o personalidades de diferentes ámbitos mostraron durante todo el domingo su pesar.

También los periodistas, a los que siempre ayudó, quiso y cuidó. “El fútbol le debe casi todo. Los periodistas siempre lo recordaremos por su empeño y su excelente trato hacia nosotros”, reconocía en la misma red social la Asociación Española de la Prensa Deportiva en Granada.

Fueron muchos los periodistas y profesionales de la información que le trataron durante décadas. Nunca faltó hacia ellos un cariño y un trato humano muy difícil de encontrar en cualquier otra persona.

Saludarte, preguntarte por la familia e invitarte a un bocadillo de atún con tomate (esos que se hacían en la cantina del campo de Peligros bautizado con su nombre que fueron y serán los mejores del mundo) y una Coca Cola era lo menos que hacía por ti.

Incluso, si llegabas con la expedición del equipo y luego tenías que regresar a tu casa, el taxi te lo pagaba él, aunque fuese de Peligros a Albolote, como las comidas en el trayecto. No había discusión posible ni opción de negarte.

La cuenta de twitter de su club, el Vandalia, también le despidió: “Queremos transmitir nuestro mas sincero pésame a su familia por su perdida. Esté donde esté Don Antonio, sabemos que siempre estará pendiente de nuestro Vandalia”.

Una persona única

Antonio Bailón fue y será único. Sólo él, seguramente ni su familia, sabe cuánto le ha costado el fútbol durante décadas. En los tiempos actuales muchos dirigentes, como diría García, vienen más a servirse que a servir. Él durante medio siglo sirvió, trabajó y puso.

Ser presidente era limpiar botas, preparar equipaciones, vender entradas, meterse en la cantina, poner dinero a fondo perdido cuando faltaba o pintar las líneas del campo. En muchas ocasiones, sobre todo al principio, ayudado por Dolores, su esposa.

Su honestidad, su honradez y su caballerosidad, valores cada vez menos presentes en la sociedad, le hicieron pasearse durante casi medio siglo por campos de toda Andalucía generando simpatía y sin tener nunca problemas ni enemigos, algo poco habitual en el fútbol amateur.

Empresario de profesión, con tiendas tanto en la capital como en Peligros que cualquier granadino y peligreño de adopción conoce, el fútbol era su pasión y el Vandalia su vida.

Celebró dos ascensos a Tercera con su equipo. Uno en 1967, cuando esa categoría era la Segunda B actual y el Vandalia era uno de los conjuntos más fuertes de Andalucía, y otro en 1997 que se festejó a lo grande.

Esto es lo más grande de mi vida”, acertó a decir entre lágrimas cuando los proyectos de periodistas que allí estaban, de radios y teles locales, le acercaron las alcachofas. No mentía. El fútbol y el Vandalia, tanto como su familia y su empresa, eran su razón de vivir.

En el año 2012 se le rindió un bonito homenaje en Peligros que fue presentado por el compañero Enrique Árbol, peligreño y uno de tantos periodistas granadinos que ahora rondan o superan la cuarentena y que han crecido y visto siempre en don Antonio a un abuelo al que han querido, adorado y valorado como si fueran nietos carnales suyos.

La imagen suya viendo los partidos de su Vandalia junto a sus hijos detrás de una de las porterías del estadio con su nombre, siempre hacia la que atacaba su equipo, permanecerá de por vida en la memoria de los buenos aficionados. Con un periódico siempre en una mano y, a poco que hubiera alguna nube en el cielo, el paraguas en la otra.

Del Vandalia, y del Granada CF

En el citado homenaje hubo una representación del Granada CF, con el entonces secretario técnico Juan Carlos Cordero a la cabeza, que le entregó una camiseta del equipo con su nombre.

Don Antonio, como ocurría muchas veces, se emocionó. Era del Vandalia, y también del Granada, siendo socio desde joven del club más importante de la capital. “He querido esta camiseta lo mismo que la del Vandalia”, indicó con la rojiblanca horizontal en sus manos.

El Granada CF también se unió este domingo al pesar por su fallecimiento: “Enviamos nuestro pésame a la familia y allegados de D. Antonio Bailón, histórico dirigente del fútbol granadino y abonado del Granada CF. Su figura será siempre recordada por el mundo del deporte en nuestra provincia”, apuntó en sus redes sociales el club nazarí.

Una anécdota contada esa entrañable noche por él mismo sirve bien para resumir su vida y su capacidad de trabajo para estar siempre al pie del cañón y compaginar su ejemplar andadura como empresario, cabeza de familia y dirigente futbolístico.

“Me decían Antonio no te pones malo nunca, y yo contestaba: si es que no tengo tiempo”, relataba entre risas.

Ha fallecido Antonio Bailón pero su figura perdurará para siempre. Descanse en paz.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios