Baloncesto en silla de ruedas

La gloria del Churriana BSR

  • El conjunto granadino ha logrado el ascenso a Primera División después de una intensa y arrolladora temporada en la que saldó la mayoría de sus encuentros con victoria

El entrenador y el capitán del Covirán Granada Inclusivo posan delante de la Fuente de las Batallas.

El entrenador y el capitán del Covirán Granada Inclusivo posan delante de la Fuente de las Batallas. / Antonio L. Juárez / PHOTOGRAPHERSSPORTS (Granada)

El Covirán Churriana Inclusivo by Fundación CB Granada será equipo de Primera División de Baloncesto en Silla de Ruedas el año próximo tras una extraordinaria temporada. En un principio, el objetivo principal era coger confianza con la silla y establecer metas a corto plazo.

Sin embargo, el entrenador del equipo, Rafa Jiménez, ya vio algo distinto en sus jugadores antes del comienzo de la competición. “Ya en la Copa Andaluza me dio la impresión de que podíamos crecer mucho y llegar muy arriba”, declara. Y así lo hicieron.

El conjunto granadino evolucionó en todos los niveles: físico, mental y táctico. Aunque todavía hay margen de mejora. Rafa Jiménez califica la temporada de su equipo con un siete sobre diez, ya que confía en seguir con la misma progresión. De la misma manera, Vicente Giménez, uno de los jugadores más veteranos del Churriana, se pone un cinco y medio sobre diez.

Final Four

La Final Four por el ascenso se jugó y se ganó en casa, donde los granadinos notaron el apoyo del público. “Fue el primer partido donde la instalación no era un pabellón gélido y se podía sentir el calor de nuestra familia, amigos y de toda la gente de Churriana que fue”, recuerda el técnico.

Al ser preguntados por la noche anterior al gran partido, tanto el jugador como el entrenador rememoran lo difícil que fue dormir. Para Vicente “fue como enfrentarme a la Noche de Reyes”. Por su parte Rafa dice que “pasé la noche jugando al ajedrez”.

El triunfo de los rojinegros ha tenido gran acogida en los medios de comunicación y, sobre todo, en Churriana de la Vega. “Se ha movido mucho por Granada y por todos los sitios que vas la gente te felicita y te da la enhorabuena. Ha sido un año muy raro y este impacto final ha sido como abrir una caja de emociones”manifiesta Vicente.

Fundación CB Granada

La incorporación de la Fundación CB Granada al proyecto una vez iniciada la temporada dio un plus al club, que creyó aún más que se podían conseguir grandes cosas. “El hecho de verte parte de este equipo hace que te sientas un escaloncito más arriba. Peleamos mucho por dar la imagen de equipo, ya que no sólo hay que serlo sino también parecerlo” subraya el jugador granadino. Su técnico destaca que la Fundación ha servido de “trampolín” para que el equipo pudiera afrontar la Liga y las dos últimas fases con los medios suficientes. “Junto con el Ayuntamiento de Churriana y Covirán, el apoyo de la Fundación ha sido fundamental” resalta Rafa Jiménez.

Próximo año

En cuanto a la campaña que viene, los principales retos pasan por mantener la plantilla existente. Este año, los jugadores más jóvenes han destacado en su juego y en su rápida adaptación. Vicente recalca que para él que es veterano, “el foco la temporada próxima está en ser más competitivo para que los jóvenes lo tengan más complicado”.

Entre los objetivos en Primera División está, por encima de todo, mantener los pies en el suelo. El equipo es consciente de la dificultad que implica situarse en la élite del baloncesto en silla de ruedas español y por eso quiere ir paso a paso. “Tenemos un equipo que está en formación con una mezcla de veteranía y gente joven y nos interesa que esta gente progrese” señala Rafa Jiménez. Entre risas, Vicente afirma que prefiere sufrir este año contra los rivales, a lo que su técnico responde que no se preocupe.

Gradas vacías

Lo más duro de esta temporada marcada por la pandemia ha sido la soledad de los partidos sin gente en las gradas. El conjunto churrianero se vio obligado a comer en los pabellones para mantener los grupos burbuja. A pesar de ello, todo ha valido la pena y el técnico granadino se queda con la satisfacción de “haber conseguido crear un grupo humano, una piña que ha remado en una misma dirección”.

El año pasado, el Covirán Churriana Inclusivo se quedó a las puertas de disputar la Final Four del ascenso. Los de Rafa Jiménez ganaron todos los partidos, pero perdieron el encuentro que les daba el pase a la promoción por ascenso. Esta temporada, aprendieron de sus errores y han alcanzado la gloria al final de curso.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios