Historia del Fútbol

Setenta años sin el 'Grande Torino'

  • Homenaje al equipo histórico de los años 40, que fue trágicamente destruido en 1949 a causa de un accidente de avión.

Una de las alineaciones iniciales del 'Grande Torino' Una de las alineaciones iniciales del 'Grande Torino'

Una de las alineaciones iniciales del 'Grande Torino'

Este sábado 4 de mayo, como ocurre cada año, la plantilla del Torino acudirá al cerro de Superga, en las afueras de Turín, para honrar la memoria del Grande Torino, un equipo que hizo historia en Italia en los años 40 y que fue trágicamente destruido en 1949 a causa de un accidente de avión.

Ese día, el Torino estaba regresando a la capital piamontesa tras disputar un amistoso en Lisboa y un fallo en el altímetro del avión en el que viajaban 31 personas, condicionado por las pésimas condiciones meteorológicas, provocó un tremendo impacto contra la Basílica de Superga. Nadie sobrevivió.

Fue una tragedia de impacto mundial, que puso fin a uno de los equipos más gloriosos de la historia del fútbol, capaz de ganar cinco Scudettos (títulos ligueros) consecutivos y de conseguir renombre mundial a base de récords y goleadas.

El artífice de esa plantilla, de lejos la mejor del panorama futbolístico italiano y una de las más competitivas de Europa, fue el presidente Ferruccio Novo, que a partir de 1939 convenció a la gran mayoría de los futbolistas transalpinos a firmar por el club "granata".

Y es que en esos años, sacudidos por la Guerra Mundial, Turín era el gran centro futbolístico italiano y la mejor vitrina para lucirse ante los ojos del turinés Vittorio Pozzo, el seleccionador de la Italia que se coronó dos veces consecutivamente como campeona del mundo, en 1934 y en 1938.

El Torino se convirtió en un equipo intratable en la Serie A, que levantó al cielo de Turín cinco títulos ligueros consecutivos y cuyo dominio fue evidente también por su representación en la selección italiana, que en los años 40 llegó a tener diez titulares pertenecientes al club "granata".

En el torneo liguero estuvo invicto en casa de 1943 a 1950 y, en ese período, el presidente Novo también se dedicó a la organización de exhibiciones en partidos amistosos o benéficos, que servían para exportar la "marca Torino" en todo el mundo.

Tras llegar a jugar un amistoso contra el Palmeiras en San Paolo (Brasil), el conjunto turinés aceptó disputar un encuentro benéfico contra el Benfica portugués. Fue un gesto de cariño del capitán "granata" Valentino Mazzola hacia su homólogo del Benfica, Francisco Ferreira, que se encontraba en serias dificultades económicas.

Así, a principios de mayo de 1949, una expedición compuesta por 31 personas, entre miembros del club, periodistas y equipaje, viajaron a la capital portuguesa. Se jugó el 3 de mayo y, por las estadísticas, el Benfica salió ganador 4-3.

El vuelo de regreso salió el 4 de mayo de 1949, hizo una parada en Barcelona y de allí despegó hacia Italia.

Según algunas versiones, el vuelo iba inicialmente dirigido hacia Milán, pero, ante la presión de varios miembros de la plantilla del club, terminó intentando aterrizar en el aeropuerto Aeritalia de Turín.

Era un día de intensa niebla, con lluvia, viento y pésima visibilidad. En la zona de Turín, el altímetro del avión marcaba casi 2000 metros de altitud, pese a que realmente estuviera volando a poco más de 600 metros del suelo.

Pasadas las 17.00 de la tarde italiana, el avión se estrelló contra la Basílica de Superga y el impacto provocó la muerte de todos los pasajeros. Fue una tragedia que destruyó uno de los equipos más grandes de la historia del fútbol.

Solo quedaron restos del avión, algunas maletas y objetos personales de los futbolistas, que fueron recuperados y que se exhiben ahora en el "Museo del Grande Torino y de la Leyenda Granata".

Desde ese 4 de mayo de 1949, el mundo del Torino honra cada año la memoria de esa plantilla y una delegación del club, acompañada por los futbolistas y la afición, acuden cada vez a Superga, donde se encuentra ahora una matrícula con los nombres de los pasajeros del último vuelo del Grande Torino.

Tras la destrucción de ese equipo, el Torino solo volvió a ganar el Scudetto en una ocasión, en 1976, y en los últimos años, pese a mantenerse de forma estable en la zona medio-alta de la clasificación, sus resultados han sido menos exitosos.

Sin embargo, en esta temporada, setenta años después de la tragedia de Superga, el Torino ha vuelto a competir a alto nivel y está peleando actualmente para conseguir una plaza para la próxima Liga de Campeones.

Con Walter Mazzarri en el banquillo, Andrea Belotti como capitán y los españoles Alejandro Berenguer y Iago Falque como piezas de calidad en las bandas, el Torino está a solo tres puntos de la zona "Champions".

Y este viernes, el cuadro granata jugará el derbi de Turín contra el Juventus para intentar dar otro paso hacia un sueño que parecía imposible al comienzo del año.

El derbi fue anticipado a este viernes precisamente para conceder al Torino un día libre este sábado, cuando Italia volverá a honrar, setenta años después, la memoria del equipo que revolucionó el fútbol transalpino. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios