javi ruiz. Jugador de pádel

"Tengo mucha ilusión"

  • El granadino, que reconoce la presión de jugar en casa, confía en hacer un gran papel en el Palacio

Javi Ruiz competirá en Granada con la ilusión de ofrecer a la parroquia local su mejor pádel. Javi Ruiz competirá en Granada con la ilusión de ofrecer a la parroquia local su mejor pádel.

Javi Ruiz competirá en Granada con la ilusión de ofrecer a la parroquia local su mejor pádel.

Tiene 31 años y procede del tenis. La pareja que forma con melillense Uri Botello es actualmente la séptima del mundo merced a una gran temporada. A partir de hoy, el granadino Javi Ruiz tiene por delante el reto de llegar a lo más alto posible ante su gente en el Granada Open 2018, prueba del World Padel Tour, un circuito que acoge a los mejores del mundo. Hoy debuta en dieciseisavos de final con la mente puesta en alcanzar los cuartos, pero sin descartar las semifinales que firmó hace un par de semana en Lisboa, una empresa muy complicada pero que ya se ha demostrado que no es imposible.

-¿Cómo afronta este torneo en casa?

Vamos a intentar meternos en cuartos de final, pero hay que tener los pies en el suelo e ir partido a partido"

-Pues con mucha responsabilidad y con algo de presión extra por el hecho de competir delante de mi público. Tengo mucha ilusión por hacerlo bien delante de mi gente, de los que me han visto crecer en este deporte, y muchas ganas de hacer un buen papel.

-Es especial jugar en casa.

Jugar aquí da un extra de motivación. Creo que si hay momentos complicados durante los partidos notaré que mi gente me apoya y me dará mucho ánimo para solventar esa situación.

-Uri Botello es su pareja, ¿cómo es y cómo se complementan en la pista?

-Es un chico nacido en Melilla pero afincado en Madrid. Llevamos prácticamente una temporada juntos y creo que ahora estamos en el mejor momento porque hemos llegado a conectar muy bien en la pista y estamos sabiendo solventar los momentos difíciles. Hemos conseguido resultados que a principio de año no nos esperábamos, lo que nos da cierto respeto e incrementa las ganas de seguir haciéndolo bien. Él juega en la derecha, es una derecha muy rocosa, con mucho talento, con mucha mano y la verdad es que trabaja muy bien el punto. Este año está jugando a su mejor nivel.

-Y en la izquierda, Javi Ruiz.

-Mi compañero trabaja muy bien el punto y yo, en la izquierda, me dedico más a la definición. Intento hacer el mayor daño posible. Mi juego se caracteriza por ser bastante ofensivo. Siempre voy mirando hacia adelante. Me considero un jugador que pega bien y que puede hacer bastante daño con la volea. Luego, cuando estoy atrás intento solventar con cierta mano las situaciones complicadas. Los dos nos sabemos adaptar a todas las pistas, ya sean rápidas o más lentas, pero son en éstas donde estamos más a gusto porque podemos trabajar más el punto.

-¿Cuál es el objetivo en Granada?

-Es verdad que llevamos un año muy bueno en el que hemos hecho dos semifinales, tres cuartos de final y ganado dos challenger, pero hay que ser realistas. El año pasado caímos en primera ronda y durante un tiempo, cuando pasábamos una ronda prácticamente ya habíamos realizado nuestro torneo, pero este año, con los resultados que hemos conseguido, vamos a intentar meternos en cuartos de final, donde nos cruzaríamos con un cabeza de serie, pero para ello hay que ganar los dos primeros partidos que están muy difíciles. Hay que tener los pies en el suelo e ir partido a partido. Si podemos llegar a cuartos, hacer una gran pádel y competir con los mejores y que la gente lo vea sería una gran satisfacción para nosotros.

-Botello y Ruiz llegan a Granada tras ser semifinalistas en Lisboa.

-Es cierto que venimos de una semana atrás muy buena con una semifinal en Lisboa que no nos lo esperábamos, lo que hace que estemos con mucha confianza. Pero ya sabemos que unas semanas van bien y en otras no se está tan cómodo. Sabemos que serán partidos difíciles, que tendremos que luchar cada bola y dejarnos la piel en cada punto. Sólo así los resultados pueden salir bien. Ojalá consigamos hacer un buen papel.

-¿Qué le hace cambiar la raqueta de tenis por la de pádel?

-Yo he jugado toda mi vida al tenis. Llegue de Barcelona de intentar dedicarme profesionalmente al tenis, pero cuando vine todos mis compañeros jugaban al pádel y así empecé. Se me daba bien y me animé a jugar torneos aquí en Granada y luego, en Andalucía. Hace cuatro años, con Jesús Espejo, otro granadino, decidí jugar el circuito profesional, el World Padel Tour. Desde ahí, se me fue dando bien, tuvimos buenos resultados y nos metimos en puestos para poder disputar el cuadro final. Cada año he ido evolucionando y creo que tengo margen de mejora.

-Este año ha dado un gran salto, ¿cuál ha sido la clave?

-No sé realmente cuál ha sido. Es cierto que he dado un salto de calidad en el aspecto físico y las lesiones me han respetado, lo que ha hecho que tenga ese puntito más y pueda competir con los mejores. También he trabajado mucho la parte técnica. Hemos hecho una pretemporada bastante dura y en todo esto está quizá la clave, sin olvidar la gran conexión que he tenido en la pista con mi compañero Uri. Ahora, hay que intentar alargar lo máximo posible este buen momento.

-En el pádel el aspecto mental también es fundamental.

-Sí. Yo tengo una cierta edad, 31 años, y creo que estoy en un momento en el que he logrado una cierta madurez como para afrontar las situaciones difíciles y poder responder bien ante ellas. Es cierto que este año también he tenido un cambio psicológico a la hora de afrontar los momentos complicados.

-¿Cuánto tiempo más cree que puede estar a este alto nivel?

-Hoy se ve que hay jugadores de altísimo nivel, como los primeros del ránking, que pueden estar rondando los 37, 38 o 39 años. Esto da un cierto alivio porque me hace ver que aún tengo tiempo por delante. Yo ahora juego en el lado del revés, que exige más físicamente, por lo que cuando pegue un pequeño bajón puedo pasarme a la derecha, donde se puede jugar más tácticamente y no desgasta tanto. En cualquier caso, hay que seguir trabajando mucho.

-La alta competición exige muchos sacrificios.

-Si te gusta el deporte y la competición no es tanto un trabajo y sí una alegría poder vivir y disfrutar de este deporte. Es cierto que al final el año se hace un poco largo porque son muchas competiciones, muchos viajes, todos los días entrenando, siempre cuidando tu cuerpo sin cometer excesos. Además, hay que estar centrado en la competición con el estrés que conlleva. Apenas hay tiempo para tener vacaciones. Es duro, pero se disfruta mucho, más aún si los resultados van bien.

-Y después de Granada, va con la Selección a disputar el Mundial en Paraguay.

-No me esperaba para nada esta convocatoria. A principio de año ni se me pasaba por la cabeza, pero con los buenos resultados que hemos tenido creo que tanto mi compañero como yo, nos lo hemos merecido. Es una gran responsabilidad pero hay que disfrutarlo mucho porque viajaremos con los mejores jugadores, los que llevan toda la vida y los que yo he visto en la tele desde que empecé en el pádel. Me parece mentira que ahora pueda estar con ellos representando a España. Voy a intentar ayudar en lo que pueda para estar lo más arriba posible. Hace años que la Selección no consigue el título y ojalá lo podamos conseguir y si puedo ser partícipe, pues mucho mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios