Deportes

La munición se agota

  • El club rojiblanco confirma la marcha de Success al Watford y deja en cuadro la ofensiva a una semana del inicio de la pretemporada. Aún se desconoce si Peñaranda seguirá.

Se acerca el inicio de la 'era Jémez' y su respectiva pretemporada y el Granada CF, lejos de ampliar un plantel bajo mínimos, continúa con la pérdida de efectivos. La entidad granadinista confirmó ayer que el ariete nigeriano Isaac Success no continuará en las filas rojiblancas la próxima campaña. El que ha sido el hombre más desequilibrante en el último curso en Los Cármenes pone rumbo a Londres. Jugará en el Watford FC a partir de agosto y se une a la baja confirmada ya por Gino Pozzo -propietario de Udinese Calcio, del club londinense y ex máximo accionista del Granada CF hasta hace menos de un mes- de El Arabi. Con la continuidad de Peñaranda en el aire -que es propiedad del conjunto de Vicarage Road-, el ataque de los de franjas horizontales no hace más que perder munición.

Success había sido visto en las últimas horas por la capital, lo que había disparado las especulaciones acerca de su continuidad. A través de una nota, sin embargo, el club filipino dio a conocer que no podrá contar con sus valiosos servicios un curso más. El mismo futbolista quiso despedirse de la hinchada, "la mejor que se puede tener" según sus palabras, a través de una emotiva carta que el Granada CF hizo pública en su página web. "Me despido dando las gracias y diciendo que esto no es un adiós, es un hasta pronto, porque espero que la vida ponga otra vez en mi camino a este club al que tanto le debo", concluye una misiva en la que el africano destaca su "aprendizaje y desarrollo" que ha alcanzado en Granada. 

El potente y joven delantero, que concluyó la competición liguera con seis goles y dos asistencias, ha vivido una vertiginosa progresión desde que aterrizó en la ciudad hace dos años desde su Benin City natal en busca de un "sueño". De manera relampagueante, pasó por el juvenil y por el 'B' antes de que Joaquín Caparrós le diese la oportunidad de debutar en Primera División en Elche, en la segunda jornada de una Liga en la que terminó con Sandoval como técnico. Se convertía entonces en el jugador más joven en disputar un choque y en marcar con la rojiblanca -registros que le arrebataría posteriormente su compañero sudamericano Adalberto Peñaranda-.     

"No sé cómo describir con palabras estos dos años en este club que me ha hecho crecer y me ha dado todo lo que soy a día de hoy", continúa su escrito. "Tengo que agradecer a todos los entrenadores que apostaron por mí durante estos años, pero, en especial, a Sandoval y su equipo técnico que me dieron la confianza suficiente para poder ser mejor cada día". En todo este tiempo, empero, no todo han sido sonrisas. Success ha sido castigado en varias ocasiones por actos de indisciplina propios de la juventud que le han conducido a ser foco de críticas o a ser relegado a los entrenos de un filial que ya había abandonado por entonces. El habilidoso futbolista, consciente de ello, también lo comentó en su carta: "Gracias de corazón a todos los que habéis estado ahí, a todos los que me habéis seguido. Siento si en alguna ocasión no he dado todo lo que se esperaba de mí, pero mi intención ha sido siempre dar el máximo y superarme cada día".

El problema de la marcha del que fuera dorsal 11 de los granadinos es que la línea atacante del equipo queda casi desierta. El máximo anotador de la última temporada y de la historia de la entidad en la élite, Youssef El Arabi, abandonó la disciplina granadinista con la salida de Pozzo, como el mismo magnate italiano -que controla sus derechos- anunció a finales del mes de mayo. En las últimas semanas, varios medios habían publicado que el cuadro de Los Cármenes habría pedido su cesión al transalpino, algo que parece que no se producirá puesto que algunos medios informaron de que está cerca del Lekhwiya qatarí, el equipo que quiso ficharlo en el mercado invernal. 

Ahora, la principal esperanza para muchos de los aficionados es que Adalberto Peñaranda sí continúe bajo las órdenes de Paco Jémez. Si nada cambia, el venezolano será rojiblanco, al menos, estos próximos meses ya que, cuando se oficializó su traspaso al Watford, también se acordó su cesión al Granada CF este año. Pese a ello, nada está asegurado. Un medio a nivel nacional indicó que el internacional por la Vinotinto habría pedido salir de la ciudad de la Alhambra, algo que, no obstante, no pudo corroborar este diario. Peñaranda es muy del gusto del canario Jémez, que ha dado el 'ok' a su continuidad, aunque los acontecimientos pueden precipitarse de golpe.

Barral es, en la actualidad, el único ariete puro con el que cuenta la plantilla, escoltado por otros hombres de ataque como Isaac Cuenca, Édgar Méndez -cuya participación la campaña siguiente no está asegurada al cien por cien- o Darwin Machís, que regresa de su préstamo en el Huesca y que ha sido relacionado en las últimas horas con el Málaga CF. A falta de la oficialidad de la llegada de Tito o Gálvez -bastante más próxima la del primero-, el 7 de julio -jornada de vuelta al trabajo de los rojiblancos- se presenta en el Granada CF, a priori, con muy pocas caras nuevas y con una escuadra aún por hacer. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios