Deportes

El objetivo se juega en el cielo

  • El alcalde de Granada agradece a la Virgen de las Angustias sus servicios prestados en Sevilla, aunque la Patrona pasó bastante del '74'... ¿Intervendrá en los próximos partidos? ¿Dónde ha estado estos años?

Pues menos mal que la Virgen de las Angustias encontró un hueco en su (imagino) apretada agenda para echar un cable al Granada CF -información aportada por alguien tan respetable como el mismísimo alcalde de nuestra ciudad-, que si no, se hubieran ido al garete (casi) todas las opciones de alcanzar la cuarta plaza. Eso sí, pensé yo al leer tan impactantes declaraciones del regidor, o la Patrona no es muy futbolera o alguna afrenta debió hacerle algún rojiblanco de peso en el pasado, porque desde luego ha tenido desatendida a la familia granadinista en los últimos 20 o 30 años. Si en algo se basa la fe religiosa es en creer sin necesidad de meter la mano en la herida, plegarse a las decisiones o caprichos divinos sin rechistar y aceptarlo todo como viene, si es así como lo ha querido el Maestro. Hay mucho de religioso en lo futbolero. Hay miles de ejemplos. Ahí está la religión maradoniana, la devoción fervorosa hacia multitud de ídolos, futbolistas, técnicos o hasta presidentes, las ofrendas en los altares cuando se consigue algún título o hasta las referencias a patrones/as varios/as cuando las cosas han salido bien. O cuando no. A estas alturas parece hasta más inteligente dejar de la mano divina la consecución del objetivo. Siempre se le podrá echar la culpa cuando no salgan las cosas, y no habrá que pagarle nada de finiquito.

l RECEN. O NO.

El problema es que Óscar Cano no cree en nada de esto, mal que le pese a muchos seguidores de su equipo, y además no suele esconderse cuando tiene que dar explicaciones, buscar excusas o asumir responsabilidades. Así que imagino su sonrisa cuando leyó las palabras del alcalde sobre la manita que aportó la Virgen al empate en Sevilla. Ni siquiera le convence lo de la suerte, a pesar de que su equipo se está beneficiando de ella (de la buena) en las últimas semanas. Escépticos, se les llama. Eso sí, el mister sí cree en los suyos, el grupo de futbolistas que confeccionó codo a codo junto al responsable de la parcela deportiva de la directiva y del que él también es máximo responsable, faltaría más. Para la bueno y para lo malo. Pues nada, a olvidarse de vírgenes y cristos, a apagar las velas, descolgar los crucifijos y entrenar mucho para marcar el domingo un gol más que el Ceuta, que es lo que toca. Y el alcalde, que haga lo que quiera. Y a los católicos, musulmanes, judíos, hebreos, budistas, protestantes, mormones, taonistas, anglicanos o luteranos que, además de su fe, profesen la rojiblanca, que recen todo lo que se sepan, a ver si los dioses hicieran el domingo un frente común y completaran la gracia esporádica de la Patrona. Amén.

l PARA VALIENTES

Marsá no irá al cielo cuando muera. Seguramente se le impida la entrada y no se descarta que le monte el pollo a San Pedro. Y como éste le dé cuartelillo, lo convence sin necesidad de otras presiones más vistosas. O Villar es más poderoso de lo que parece y ha movido hilos por ahí arriba, o el Dios que trabaja para Blatter no puede ni ver al '74'. Ojalá no nos acordemos de los tres puntos que se han esfumado en los dos últimos descuentos. Eso ha sido bastante cruel y mina la moral de cualquier equipo, por fuerte que sea y palos que se haya llevado. Que malafollá de descuentos. Así que el reto que tienen por delante los chicos de Marcos Alonso es duro. Para valientes, aunque no es menos cierto que todavía alguno de los de más abajo se cambiaría por el '74' a falta de seis jornadas. O se es positivo, o la miseria inunda las expectativas. Es cuestión de elegir.

l OTRO LESIONADO

Marcos Alonso dijo en el día de su presentación ante los medios como nuevo entrenador, que le había pedido a sus jugadores que comieran con cuchara y tenedor. Dejó entrever con esta afirmación, que no se les pasara por la cabeza utilizar el cuchillo, por si acaso sufrían un corte inesperado. Y es que cada semana cae lesionado un futbolista y de seguir así puede llegar un día en que le falten efectivos suficientes para afrontar un partido. En Gijón Luque cayó lesionado y no se sabe si estará disponible en el trascendental partido frente al Racing de Ferrol. El técnico va a tener que encomendarse también a la Virgen de las Angustias para que nadie más se dañe.

l PUNTO DEVALUADO

En el Baza, la alegría y el valor del punto del sábado, aunque sigue teniéndola, quedó un poco devaluada después de los resultados del domingo. La jornada trigésimo sexta, lejos de aclarar posiciones por la parte baja de la clasificación, lo que ha hecho es condensarla aún más, y de paso crear más incertidumbre.

l CÁLCULOS ROTOS

Tengo que reconocer que mis previsiones de salvación con 45 puntos se ha venido abajo. No parece suficiente y hay que aumentarla a un mínimo de 46. Es decir, hablando en romance paladino, que hace falta una victoria, y mejor en Marbella. Esperar a la última jornada frente al Merida, me da sudor frío.

l FALTA CREÉRSELO

Me quedo con una frase de Urbano en la rueda de prensa de El Rubial. Al equipo, dijo, le falta creérselo. Y es cierto. Parece que hasta que no se le ponen las cosas tiesas, no reacciona, como si necesitara ser castigado con banderillas negras para mostrar su bravura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios