Deportes

Ante la oportunidad de sus vidas

  • Clifford, Sulayman, Success, Sissoko y Héctor Yuste harán la pretemporada a las órdenes de Caparrós con el objetivo de convencer al técnico y hacerse un hueco en la primera plantilla

La pretemporada es la parte de una campaña más odiada por los futbolistas. Multitud de entrenamientos, mucha carga física y nula competición. Sin embargo, para algunos este periodo preparatorio se convierte en la oportunidad de sus vidas. Las semanas previas al inicio liguero pueden cambiar, en muchos casos para siempre, las carreras deportivas de esos jugadores que no tienen demasiado claro su futuro en la entidad y que dan lo mejor de sí mismos para tratar de convencer al técnico de turno de que tienen un sitio en la primera plantilla.

Aunque está abierta a posibles modificaciones, sobre todo de ampliación, dependiendo del número de efectivos que tenga el equipo cuando el 9 de julio empiecen los entrenamientos, los máximos dirigentes del club y el técnico Joaquín Caparrós han acordado los jugadores del filial o que estaban cedidos a otros clubes que harán la pretemporada a las órdenes del utrerano.

Son el medio ofensivo ghanés Clifford Aboagye, el centrocampista gambiano Sulayman Marreh, el delantero nigeriano Isaac Success -los tres procedentes del Granada B-, junto a los centrocampistas Héctor Yuste y el francés Abdoulwhaid Sissoko -estos dos últimos militan actualmente en el Hércules cedidos por el Granada y el Udinese, respectivamente-.

Caparrós cuenta con muy buenas referencias de los cinco y tiene la intención de verlos en acción durante las primeras semanas de pretemporada. De inicio, el que parte con una importante ventaja de promocionar a la primera plantilla rojiblanca es Yuste. De hecho, y salvo que durante el periodo preparatorio se observe que sus capacidades no son acordes al actual Granada, el club cuenta a día de hoy con este medio de contención cartagenero de 26 años como futbolista del primer equipo para el ejercicio que viene. Yuste pertenece al Granada desde hace tres temporadas, en las que fue cedido al Cádiz, el Racing de Santander y el Hércules.

En el cuadro alicantino, que ha certificado ya su descenso matemático a Segunda B, también se encuentra actualmente el medio galo Sissoko, que también se pondrá a las órdenes de Caparrós el 9 de julio. Si no se queda en el principal conjunto rojiblanco, será Udinese, propietario de sus derechos, quien decida su futuro, ya que con 24 años no es fácil que tenga hueco en el Granada B.

Los que sí se quedarían, en principio, en el filial si no tienen al final ficha del primer equipo para poder alternar durante toda la temporada entrenamientos entre ambos conjuntos son Clifford, Sulayman y Success, el primero de 19 años y los otros dos de 18.

Clifford, que en la campaña recién finalizada alternó el Granada B con el juvenil de División de Honor, está considerado como una joya a a la que se quiere cuidad y mimar sin acelerar su progresión más de la cuenta. Todos los que le han visto le consideran un jugador con nivel de futura estrella mundial, y Caparrós desea observarlo por si ha llegado el momento de darle la alternativa en el primer equipo.

Tanto Success como Sulayman ya entrenaron en la parte final de la pasada Liga con el plantel principal y llegaron a ir citados en alguna ocasión por Lucas Alcaraz. A ambos también se les intuye un futuro prometedor a corto plazo.

A estos jugadores se unirán, en principio, el primer día de trabajo de Caparrós en el Granada otros que han tenido ficha con el filial pero que han sido a casi todos los efectos integrantes del primer equipo, como el meta macedonio Stole Dimitrievski, el medio ghanés Mohamed Fatau o el extremo Migue García, éste cedido en la segunda parte de esta campaña al Cádiz. Los dos primeros pertenecen al Udinese y el tercero al Granada, que decidirían su futuro caso de no convencer al utrerano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios