La pelota de papel

Los parones y sus consecuencias

  • Las convocatorias de los internacionales no se saldaron con ningún lesionado de gravedad, pero varios equipos notaron el bajón

Benzema, el jugador destacado de esta jornada. Fuente: elaboración propia. Benzema, el jugador destacado de esta jornada. Fuente: elaboración propia.

Benzema, el jugador destacado de esta jornada. Fuente: elaboración propia. / Dpto. de Infografía

Todo amante del fútbol aguarda con entusiasmo el inicio de una Eurocopa o un Mundial. También de una Copa América, pues cada vez los hay más duchos en aquellos derroteros. Pero para disputar esas grandes citas primero hay que clasificarse. O probarse, según el momento del calendario en el que nos encontremos. Eso ya le hace menos gracia al aficionado de a pie. Y aún menos a los entrenadores de los grandes equipos, que ven cómo menguan sus plantillas y se trastoca su dinámica de trabajo.

Mucho se habla de cualquier parón de selecciones si torna en virus FIFA. Una dolencia tan arbitraria como inoportuna, y casi siempre de duración incierta. Pero sin llegar a la categoría de virus, toda convocatoria de selección puede desencadenar en tropiezo clasificatorio. Que se lo pregunten esta jornada a Valencia y Atlético.

Hasta diez jugadores del conjunto ché se marcharon a cumplir con la llamada de sus federaciones: Rodrigo, Gayà, Carlos Soler, Neto, Jeison Murillo, Kondogbia, Cheryshev, Guedes, Batshuayi y Racic. Nada menos que 13 fueron los elegidos en el caso del cuadro rojiblanco: Saúl Ñíguez, Rodri, Godín, Giménez, Savic, Filipe Luis, Griezmann, Lucas Hernández, Lemar, Thomas, Correa, Arias y Gelson.Y habrían sido 14 si Diego Costa no se hubiera caído de la convocatoria de España por problemas personales.

Pues bien, ni el equipo de Marcelino ni el de Simeone pudieron rascar más de un punto en sus respectivos encuentros. El Valencia empató en Mestalla (0-0) ante el Betis y el Atlético acabó dando las gracias por el 1-1 frente al Eibar. Tuvo que ser Borja Garcés, que marcó en el 94', quien evitase no ya el tropiezo, sino el batacazo.

Un lastre contagioso.

Atlético y Valencia no fueron los únicos que lamentaron el éxodo de internacionales. Otro favorito al título liguero –y mucho más que los anteriores, todo sea dicho– como el Real Madrid tampoco pudo pasar del empate en el Nuevo San Mamés. Sorprende cuanto menos que este resultado se diera justo en la jornada en la que el ex internacional Benzema no vio portería, como sí había hecho en los tres partidos anteriores. Aun así, el francés tiene margen para darse un respiro, pues con cuatro dianas en otros tantos partidos ya ha mejorado con creces sus inicios ligueros en las temporadas precedentes.

Tampoco fue el fin de semana más feliz del Betis, que a las puertas de retornar a la Liga Europa no consiguió darse una alegría completa; ni del Sevilla, que claudicó ante el Getafe de Bordalás (0-2).

La excepción.

El único que respiró aliviado tras recuperar a sus 12 internacionales –Ter Stegen, Umtiti, Dembele, Cillessen, Vermaelen, Arturo Vidal, Luis Suárez, Coutinho, Arthut, Sergio Busquets y Sergi Roberto– fue el Barcelona. Remontada mediante, eso sí, pues Elustondo adelantó a la Real Sociedad. Por suerte para Valverde, Luis Suárez y Dembele no mostraron síntomas de cansancio, pues suyos fueron los goles del triunfo azulgrana (1-2).

El antes y el después.

A la vista de los resultados, un parón de selecciones deja huella en la dinámica de muchos equipos. Ya sea en forma de fatiga acumulada, de falta de entrenamientos o de lesiones, pocos se salvan de un mal que siempre persigue a los más fuertes. Porque el orgullo y el beneficio que reporta tener a los mejores en nómina también tiene su contrapartida. No todo iban a ser ventajas.

Pero si determinante es sobrevivir a los compromisos internacionales, no menos lo es marcharse a ellos con los deberes hechos. Y en esto también suspenden Valencia y Atlético, el primero porque empató en casa del Levante (2-2). Y el segundo porque se vio totalmente superado en Balaídos frente al Celta (2-0). De aquí que valencianistas y rojiblancos estén lejos de los puestos europeos. Así que ya pueden ponerse las pilas antes de que llegue el próximo parón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios