Covirán Granada | A aro pasado

La reacción de un equipo

  • El Covirán Granada responde a lo grande con un triunfo en Mallorca después de dos derrotas consecutivas

Guille Rubio rodeado de jugadores del Palma Guille Rubio rodeado de jugadores del Palma

Guille Rubio rodeado de jugadores del Palma / Photographerssport (Palma de Mallorca)

No hay nada como poner al Covirán Granada en un brete para que reaccione. En lo que va de temporada lo ha hecho ya en más de una ocasión, como cuando a su primera derrota en casa contestó inmediatamente con un triunfo foráneo.

En esta ocasión, los de Pablo Pin viajaron a Palma de Mallorca después de haber perdido dos encuentros de forma consecutiva. Ponerle una tercera pata a este incómodo 'taburete' quizá hubiera supuesto hablar de una pequeña crisis (de resultados, que no de juego, de momento) y que se viera el primer número rojo en su particular cuenta de resultados que es la clasificación porque de no haber ganado su balance triunfos-derrotas hubiera sido negativo por primera vez esta temporada.

Pero...

Se ganó en la capital balear. Así que de momento, el banco de la LEB Oro está tranquilo con el Covirán, pues mantiene sus números en positivo.

El equipo granadino dominó al Palma desde el salto inicial El equipo granadino dominó al Palma desde el salto inicial

El equipo granadino dominó al Palma desde el salto inicial / Photographerssport

No se antojaba fácil el encuentro ante un Palma que presentaba las mismas cifras que los de Pin y que, además, jugaba en su casa, donde además se había mostrado intratable en sus últimos enfrentamientos. Pero los granadinos ganaron y ganaron bien. Dominaron de principio a fin.

Confianza

Pin no se anduvo con chiquitas para el partido en Palma y depositó su confianza en los que mejor están. Siete jugadores estuvieron en la pista más de 15 minutos, de los que cinco jugaron más de 20 minutos. Y todos ellos respondieron a un buen nivel.

David Iriarte

Entre ellos llamó la atención el grandísimo partido de David Iriarte, cuya participación ha ido en aumento después de que en los primeros partidos fuera prácticamente testimonial su estancia sobre el parqué. A pesar de ello, cuando saltaba a la cancha no desentonaba.

Por eso no es de extrañar que fuera parte del quinteto de salida en los dos últimos partidos. Y el domingo, en su ciudad, fue el mejor de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios