Resultado Breogán-Covirán Granada Más de lo mismo para el Covirán a domicilio

  • El conjunto de Pablo Pin vuelve a perder fuera de casa en un duelo marcado por un mal arranque y su mal porcentaje en los tiros de dos puntos, al margen de abusar de los triples

Guille Rubio es presionado por un jugador lucense. Guille Rubio es presionado por un jugador lucense.

Guille Rubio es presionado por un jugador lucense. / Photographerssport

El Covirán Granada sigo a lo suyo a domicilio. Los de Pablo Pin volvieron a caer derrotados, esta vez en la pista de un Leche Río Breogán que estuvo mucho más acertado en sus lanzamientos de dos, aunque los rojinegros plantaron cara hasta el último cuarto, en el que encajaron un parcial de 20-9.

El cuadro granadino llegó a Lugo en busca de su segunda victoria consecutiva que le ayudase a seguir poniendo tierra de por medio respecto a la zona baja de la tabla. El reto no era fácil. Enfrente, los de Pablo Pin tenían a un Leche Río Breogán que, tras perder el último encuentro liguero, quería resarcirse ante su público. De entrada, los nazaríes se toparon con un Arco muy enchufado que consiguió dar a los locales la primera ventaja en el marcador (5-2). Empató Iriarte, pero la alegría duró poco.

Parcial de 13-0

Los visitantes tenían muchos problemas para superar la defensa gallega que tuvieron en Powell a su jugador más inspirado, tanto fuera como dentro de la pintura. Así, los lucenses firmaron un parcial de 13-0 que, mediado el cuarto, dejó el marcador en un preocupante 18-5, que se amplió al término de los primeros diez minutos con un 26-12.

Presión a toda pista

Breogán siguió dominando en el segundo parcial, aunque el encuentro entró en una fase de igualdad con intercambio de canastas que mantenían las diferencias en el luminoso para los locales. El Covirán tenía que cambiar la dinámica del partido y trató de hacerlo reforzando su defensa, con una presión asfixiante en toda la pista que generó muchos problemas y dudas en los lucenses, que a falta de 5:40 para el descanso pidieron un tiempo muerto para tratar de recuperar el control del partido (34-23).

Ante las bajas por lesión de Carlos Corts y De Cobos, Josep Pérez jugó más de 30 minutos. Ante las bajas por lesión de Carlos Corts y De Cobos, Josep Pérez jugó más de 30 minutos.

Ante las bajas por lesión de Carlos Corts y De Cobos, Josep Pérez jugó más de 30 minutos. / Photographerssport

Los locales no conseguían imponer su ritmo y las defensas se imponían a los ataques, manteniéndose con vida los visitantes pero sin reducir diferencias, lo que obligó a Pin a parar el partido en busca de soluciones (40-28). Iriarte dejó la diferencia en 10 puntos a falta de un minuto y medio para el final del cuarto (43-33), pero un triple de Brown casi sobre la bocina dejó el marcador en 46-33 al descanso.

A cinco puntos

No se dejó llevar por los nervios Covirán, que en el inicio del segundo tiempo firmó un parcial de 0-8 que les situó a cinco puntos de su rival en apenas dos minutos de juego (46-41). Pero un triple de Quintela despertó a los lucenses, que replicaron con contundencia y volvieron a hacerse con el partido. Breogán protagonizó un nuevo arreón y volvió a irse de 13 puntos cuando aún faltaban seis minutos para el final del cuarto (54-41). Pablo Pin ordenó un nuevo cambio de defensa y logró cortar la escapada de los locales. Pero en ataque los rojinegros seguían teniendo muchos problemas para anotar.

Pablo Pin intentó cambios de defensa para recortar distancias pero no lo lograron

Lo intentaron todo los granadinos, pero ni los cambios de defensa, ni las rotaciones terminaban de funcionar, y aunque consiguieron mantener las diferencias en torno a los diez puntos, no lograron reducir diferencias. Quemó las naves el Covirán en el inicio del último cuarto, con un ataque agresivo que le llevó a firmar un parcial inicial de 0-5 que dejó las diferencias en sólo siete puntos en apenas dos minutos (66-59).

Los triples

Pero la alegría duró poco en las filas granadinas. Lo que tardó Breogán en apostar por el lanzamiento exterior para intentar solucionar sus problemas con la zona visitante. Gavrilovic y Soluade, con dos triples consecutivos, pusieron fin a las esperanzas de los nazaríes y los lucenses sentenciaron el encuentro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios