Tercera División | La crónica de la jornada

Los ‘Huétor’ se hunden en la tabla

  • Tanto los metropolitanos como los del Poniente pierden sus partidos y cierran la clasificación 

  • Tan sólo el Loja consigue vencer tras golear al Torreperogil

El veterano Luis Enrique es perseguido por un jugador del Vélez. El veterano Luis Enrique es perseguido por un jugador del Vélez.

El veterano Luis Enrique es perseguido por un jugador del Vélez. / Álex Cámara

Una victoria, dos empates y otras tantas derrotas fue el balance de una pobre jornada para los equipos granadinos del Grupo IX. El único triunfo, que llegó mediante una goleada la protagonizó el Loja, que se impuso con claridad al Torreperojil en un choque que tuvo un claro dominador: el conjunto de Jesús Párraga. Los jienenses crearon muy poco peligro ante el arco de Paco, lo que facilitó el triunfo por 4-0 de los del Poniente. Y eso que había cierto respeto en el Medina Lauxa pues los visitantes llegaban a la cita tras sumar tres victorias seguidas. Pero el bloque lojeño funcionó a la perfección.

Aunque el Loja tuvo que esperar a la primera media hora de partido para adelantarse en el marcador por medio de Nino tras un saque de esquina botado por Lolo Armario. Pero fue justo antes del descanso cuando los granadinos dejaron encarrilado el choque con el tanto de Paco Ariza de disparo cruzado. Tras el paso por vestuarios, la sentencia llegó en el 49' gracias a Dani López. Con 3-0, los de Párraga dejaron pasar el tiempo y fue Del Moral, a 21 minutos del final, cuando cerró el marcador.

Sin reaccionar

El que sigue sin reaccionar es el Maracena, que tras un gran inicio de campaña con dos victorias de manera consecutiva, ha entrado en una mini crisis logrando un punto de los últimos nueve posibles. Los de Gabri empataron en la Ciudad Deportiva maracenera a uno con el Vélez (1-1), que se adelantó al cuarto de hora gracias a un tanto de Arturo al rematar de cabeza un saque de esquina. Pero los azulillos, por detrás en el marcador, pasaron a dominar y apretaron a su rival, que a la contra pudo ampliar su renta, algo que no consiguieron. El empuje maracenero tuvo su premio en la recta final del choque con el gol de Pablo a doce minutos del final que, al menos, dejó un mejor sabor de boca a un equipo que mereció más ante los malagueños.

El cuadro maracenero no pudo ganar ante su público. El cuadro maracenero no pudo ganar ante su público.

El cuadro maracenero no pudo ganar ante su público. / Álex Cámara

La sorpresa desagradable de la jornada la ofreció el Huétor Vega, que cayó por la mínima (1-0) ante el modesto Melilla CD, que no había ganado hasta el momento. Es más, los norteafricanos llegaron a la cita con una media de más de cuatro tantos encajados pero ofrecieron ante los de Jaime Morente una imagen de equipo rocoso, al que fue muy complicado generarle ocasiones. Fue Arnau, antes del descanso, el que salvó a los verdiblancos. Pero el jugador propiedad del Granada CF no pudo evitar que Pelu, pasada la hora de partido, adelantara a los melillenses tras un gran pase interior que habilitó al delantero local. De ahí al final, y pese a intentarlo, los metropolitanos no pudieron evitar la derrota.

In extremis

Por su parte, el CF Motril se quedó con la miel en los labios al no poder sumar un nuevo triunfo en el Escribano Castilla, donde no termina de arrancar. Los de la Costa fueron los claros dominadores del choque ante el filial del Almería. Y fruto de ello se adelantaron por medio de Ramiro a los 41 minutos. En el segundo acto, el panorama no varió en exceso pero los cambios realizados por el técnico almeriense dieron sus frutos hasta que, a un minuto del final, una jugada de estrategia terminó con las ilusiones de los motrileños de hacerse con los tres puntos. Tras una falta colgada por Raúl, Rubén Enri, de cabeza, estableció la igualada con la que se llegó al final del encuentro.

Por la mínima

Cerró la jornada el Huétor Tájar, que cayó en El Maulí ante el Antequera. Los del Poniente no han comenzado bien la campaña y perdieron ante un conjunto malagueño que siempre es un duro rival en su campo. Y bien que lo demostraron al cuarto de hora cuando se adelantaron en el marcador por medio de Corbacho. Y pudieron ser más de no ser por el poco acierto de los antequeranos. Sin embargo, el choque cambió con la expulsión de Pedro Vallejos a los 51 minutos. Con un hombre más, los panciverdes lo intentaron por todos los medios pero la expulsión de Alberto en la recta final terminó con las esperanzas de los granadinos de sumar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios