Deportes

El último oro de la mejor de la historia

  • La noruega Björgen, la deportista más laureada de los Juegos de Invierno

Marit Björgen celebra su título en los 30 kilómetros de esquí nórdico. Marit Björgen celebra su título en los 30 kilómetros de esquí nórdico.

Marit Björgen celebra su título en los 30 kilómetros de esquí nórdico. / FILIP SINGER / efe

La noruega Marit Björgen se convirtió en la deportista más laureada en la historia de los Juegos Olímpicos de Invierno al vencer en los 30 kilómetros de esquí nórdico en Pyeongchang y sumar su octava medalla de oro. La esquiadora, que tiene además cuatro platas y tres bronces, destronó definitivamente de la lista de récords a su compatriota Ole Einar Björndalen, a quien ya había superado en número de medallas durante la cita surcoreana.

Björgen cuenta ahora con 15 metales en su trayectoria olímpica -a los que suma 18 títulos mundiales y 112 pruebas de la Copa del Mundo-, mientras que el legendario biatleta noruego tiene una cosecha de 13 (8 oros, 4 platas y 1 bronce). El hasta ayer atleta más laureado de la historia de los Juegos invernales pretendía despedirse en Pyeongchang, pero no pudo clasificarse.

Sí lo hizo Björgen, que a sus 37 años logró el récord de forma majestuosa al vencer casi sin oposición con un tiempo de 1:22.17,6 horas en el Alpensia Cross-Country Centre. La finlandesa Krista Parmakoski la siguió a 1.49,5 minutos para quedarse con la plata, mientras que el bronce fue para la sueca Stina Nilsson, a 1.58,9. El oro en la última prueba del programa olímpico en Pyeongchang dio además el triunfo en el medallero a Noruega con 14 triunfos, 14 platas y 11 bronces.

Normalmente muy serena, Björgen sucumbió brevemente a las emociones tras cruzar la línea de meta con una bandera noruega en la mano y derramó lágrimas también en el podio ante la magnitud de su logro. En sus últimos Juegos Olímpicos, la esquiadora sumó dos oros, una plata y dos bronces en sus cinco pruebas disputadas en Corea del Sur y fue la encargada de portar la bandera de su país en la ceremonia de clausura en el estadio de Pyeongchang. "Son mis últimos Juegos, así que es un gran final", dijo Björgen. "Todo cuajó. Fue perfecto", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios