Economía

Abengoa opta a 1.500 millones un mes después del día en que amenaza quebrar

Plantas termosolares de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, en Sevilla. Plantas termosolares de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, en Sevilla.

Plantas termosolares de Abengoa en Sanlúcar la Mayor, en Sevilla. / Juan Carlos Vázquez

Abengoa opta a lograr una inyección económica de 1.505 millones de euros antes de que acabe el año y sólo un mes después de la fecha que con la que amenaza con declarar la quiebra de todo el grupo si la Junta de Andalucía no participa en la reestructuración financiera que tiene en curso aportando 20 millones de euros.

La filial de Abengoa CSP Equity Investment, que radica en Luxemburgo, interpuso en 2013 una reclamación ante el tribunal del Instituto de Abritraje de la Cámara de Comercio de Estocolmo contra el Reino de España para solicitar una indemnización por la drástica reducción de las primas a la generación renovable con tecnología eólica, fotovoltaica o termosolar, que es en la que invirtió la multinacional sevillana.

La reclamación inicial de Abengoa al Estado era por 840 millones de euros, pero posteriormente la elevó a 1.505 millones de euros.

La Cámara de Comercio de Estocolmo tiene señalada la celebración de esa vista para la semana laboral que arranca el lunes 30 de noviembre y termina el viernes 4 de diciembre.

El Estado español ha perdido ya varios arbitrajes presentados por distintas sociedades contra la decisión adoptada por el Gobierno de Mariano Rajoy de recortar las ayudas a quien invirtiese en generar electricidad con fuentes renovables, que habría atraído a muchas corporaciones internacionales a apostar por ese negocio en España. Las reclamaciones superan la treintena y los 7.500 millones de euros de indemnización.

Abengoa tiene, por tanto, serias opciones de conseguir que el arbitraje termine a su favor. Prueba de ello es, además, que en los últimos meses ha tratado de obtener liquidez cediendo parte de los derechos del beneficio que obtenga de esos arbitrajes. Primero planteó una operación con la que habría obtenido 75 millones y, después, de 50 millones, pero finalmente los acreedores vetaron esos acuerdos. Esto es, si Abengoa tiene la razón en el laudo arbitral, recibirá íntegra una cuantiosa indemnización, de hasta 1.505 millones.

Ese arbitraje estará sustanciado el 4 de diciembre, una vez se celebre la vista. Esto es, prácticamente un mes después de la fecha  improrrogable en la que ha asegurado que declarará la quiebra de todo el grupo si la Junta no participa con 20 millones de euros, al ser ésta una condición suspensiva del contrato de reestructuración que salva a la filial Abenewco 1 y deja a la histórica matriz con una participación muy pequeña de aquélla, siempre que logre reequilibrar su patrimonio, ahora con un saldo negativo de 388 millones de euros, con la conversión en créditos participativos de 146,8 millones de los 153 que Abengoa S. A. adeuda a proveedores, muchos de ellos andaluces y otros internacionales.

La multinacional andaluza, fundada en Sevilla en 1941 por los ingenieros Javier Benjumea Puigcerver y José Manuel Abaurre Fernández-Pasalagua, junto con tres amigos y otros familiares, admitió ayer a este periódico la vista se celebrará en esas fechas.

Eso sí, apeló al poco tiempo que le queda a la compañía para lograr la reestructuración, al señalar que de darles la razón, la resolución no sería inmediata. Otras fuentes aseguran que dispondría en poco tiempo de la indemnización.

De ganar el arbitraje, el Estado tendría que indemnizar con hasta 1.505 millones, después de ser quien más arriesga con la reestructuración que plantea la dirección que preside Gonzalo Urquijo, dado que aporta o avala 476 millones de los 550 que se lograrían en liquidez o avales. En concreto, el ICO presta 50 millones y avala 126 de los que pone la banca acreedora –que arriesga 54 millones– y Cesce garantiza avales técnicos por hasta 300 millones de euros. A esos 530 millones aún les faltan los 20 que pide a la Junta.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios