Economía

Coordinadora confía en que las protestas hagan volver a la patronal a la negociación

  • Goya culpa al Gobierno de haber dado fuerza a las empresas

  • El sindicato asume que hay efectos negativos para los puertos

El coordinador general de Coordinadora, Antolín Goya.

El coordinador general de Coordinadora, Antolín Goya. / Cristobal García / EFE

El coordinador estatal del sindicato Coordinadora, Antolín Goya, confía en que el éxito de seguimiento alcanzado ayer en el primer día de movilizaciones en los puertos españoles provoque pronto la vuelta de la patronal Anesco a la mesa de negociación sobre la aplicación laboral de la reforma del sector de la carga y descarga portuaria de mercancías.

El líder del sindicato mayoritario entre los estibadores compareció en Santa Cruz de Tenerife para valorar las primeras horas de la huelga y enfatizó que el seguimiento alcanzado era del 100%. "Lamentamos haber tenido que llegar a esta situación tras los innumerables esfuerzos que hemos hecho para buscar un marco de normalidad", sostuvo Goya, quien reconoció que en estos momentos "no hay mesa de negociación" pero se mostró confiado en que a lo largo de las protestas las empresas se avengan a sentarse con los estibadores para debatir sobre el mantenimiento del empleo en los puertos.

La negociación entre la patronal y los sindicatos quedó rota el pasado 1 de junio, cuando Anesco propuso que el mantenimiento del empleo que reclaman los estibadores para todo el país debía ser analizado puerto a puerto.

"No hay ninguna mesa de negociación abierta. Suponemos que con el paso del tiempo se abra. Los estibadores estamos por tener esa negociación. Después de la reunión del jueves no ha habido contactos aunque estamos dispuestos a sentarnos en cualquier mesa que se nos convoque", apuntó Goya.

Coordinadora responsabilizó de la situación al Gobierno, al estimar que con el decreto ley de liberalización ha dado a las empresas estibadoras "una situación de privilegio que boicotea la posibilidad de un acuerdo".

"Hasta ahora, los 6.500 estibadores portuarios españoles tienen contrato indefinido, pero a partir del real decreto ley de reforma del sector las empresas estibadoras no garantizan la totalidad del empleo. El decreto ley les da la posibilidad de contratarnos o no, por lo que las empresas se sienten en una situación de predominio, de fortaleza de cara a la negociación. Tras intentar resolver el tema en innumerables ocasiones, la balanza está desequilibrada. La única forma de los portuarios para mostrar su rechazo es la ejecución del preaviso de huelga", valoró.

El sindicalista reconoció que la huelga supone una situación "molesta para todo el mundo". No sólo para los estibadores por la pérdida del salario del día, también por los efectos que puede generar en el sector y en los tráficos de tránsito internacional "que tanto nos ha costado consolidar". "Nuestro objetivo no es crear un daño mayor, sino que se clarifique si los 6.500 trabajadores portuarios de este país tienen o no empleo. El real decreto ley podría haberlo resuelto y las empresas han encontrado ahora esa baza", apuntó Goya.

Tras la primera jornada de huelga, aún se mantienen en pie los paros en horas alternas para mañana miércoles y el viernes. Al término de esos tres primeros días, si no median avances, los sindicatos han tramitado la convocatoria de otro tramo de huelga que arrancaría el día 14 con 48 horas continuadas de inactividad y de nuevo paros en horas alternas -las impares- para los días 19, 21 y 23.

En este nuevo preaviso de huelga, que fue tramitado el pasado viernes, los sindicatos reclaman que las empresas asuman el establecimiento de un sistema para el cumplimiento de las obligaciones que tiene España en el Convenio de la Organización Internacional del Trabajo para la garantía y la regularidad del empleo, así como para las retribuciones mínimas. Piden, además, que la patronal Anesco y las empresas estibadoras acuerden suscribir un "compromiso del mantenimiento del empleo de la totalidad de los trabajadores portuarios y la subrogación del personal", así como el cumplimiento de los acuerdos sobre formación, selección y contratación del personal.

También requieren a las empresas que operan actualmente por medio de las sociedades anónimas de gestión de estibadores portuarios (Sagep) que se transformen en centros portuarios de empleo e integren a todos los trabajadores de puertos y al personal no estibador con relación laboral con las sagep en el momento en que entre en vigor la nueva ley.

La patronal Anesco declinó realizar valoraciones oficiales del primer día de huelga en los puertos españoles a consultas de este periódico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios