Economía

Gonzalo Urquijo: "No es una operación sencilla"

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo. El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo.

El presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo. / M. G.

"No es una operación sencilla", así resumió el presidente ejecutivo de Abengoa, Gonzalo Urquijo, la faraónica operación que la compañía ha puesto en marcha para lograr salvar la quiebra por culpa de un desequilibrio patrimonial de 388 millones de euros a cierre de 2019.

El propio Urquijo se encargó de explicar en media hora (primero en español y luego de nuevo en inglés) los pasos que la compañía ya ha dado para lograr la liquidez necesaria que le permita mantener la actividad y, sobre todo, los que aún faltan.

Según la compañía, la intervención del presidente y la documentación aportada estará disponible en la web de la compañía en las próximas horas.

Hoja de ruta

El presidente ejecutivo de Abengoa no se salió de la hoja de ruta que la compañía anunció el pasado jueves, que además comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Como ya es sabido el acuerdo que la multinacional andaluza ha alcanzado con sus acreedores para evitar la disolución a la que se vería abocada en caso de no hacer nada se basa en cinco puntos claves.

El primero es la entrada de liquidez a través de un préstamo de 203 millones, con posibilidad de ampliarlo a 230 millones de euros, avalado al 70% por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) al 70%. Adicionalmente, está previsto que la Junta de Andalucía aporte 20 millones de euros de liquidez.

El segundo es el acceso a una línea de avales por parte de entidades financieras de 126,4 millones de euros, que puede ser ampliable hasta un máximo de 300 millones de euros, para financiar las necesidades de contratación y ejecución prevista hasta finales de 2021. La línea cuenta con la cobertura de Cesce por un 60% en los avales internacionales

El tercero es el acuerdo de la modificación y reestructuración de las deudas ya existentes y de la nueva financiación, que incluye nuevas capitalizaciones y quitas.

El cuarto punto son los acuerdos específicos alcanzados con los acreedores comerciales (proveedores, principalmente) de Abenewco 1, una de las sociedades que componen la compañía actual tras dos rescates. 

Finalmente, pero no menos importante, la entidad necesita la conversión de deuda en préstamos participativos con un nivel de adhesiones necesarias del 96%.

Últimos resultados

Hay que tener en cuenta que el pasado viernes, Abengoa presentó los resultados del primer trimestre del presente año, en el que menos le ha afectado la crisis mundial provocada por el Covid-19.

En dichas cuentas, la compañía registró un beneficio neto atribuido de 25 millones de euros, frente a las pérdidas de 144 millones de euros en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Las ventas del grupo alcanzaron los 367 millones de euros, lo que supone un incremento del 11% frente al primer trimestre de 2019.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se elevó un 61% a cierre de marzo, hasta situarse en los 74 millones de euros.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios