Economía

Guindos subraya que "es una buena salida" porque no requiere de fondos públicos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó ayer que la compra del 100% de Banco Popular por un euro por parte del Santander es una "buena salida para la entidad" y se lleva a cabo "sin la utilización de recursos públicos".

"Es una buena salida para la entidad, dada la situación a la que había llegado en las últimas semanas, ya que implica la máxima protección a los depositantes y la continuidad de la actividad", señaló en un comunicado remitido a los medios. En posteriores declaraciones, Guindos señaló que la salida de depósitos del Popular fue "muy intensa" y "llega un momento en el que si un banco no tiene liquidez no puede abrir al día siguiente".

Guindos, que evitó juzgar el papel jugado por los test de estrés, insistió en que lo prioritario era proteger a los depositantes del banco y que no hubiese "ni las más mínima ayuda ni apoyo público". Rechazó valorar la situación de accionistas y bonistas del Popular que han perdido su inversión e insistió en que el banco había perdido el mayor de sus activos, la confianza.

Aseguró que los depósitos de Banco Popular están "más garantizados que antes" y que la entidad cuenta con todos los elementos para continuar operando dentro de Grupo Santander. El ministro destacó que tanto los clientes como los depositantes, los ahorradores y los trabajadores del Popular "tienen que estar hoy mucho más tranquilos que hace unas semanas", ya que ahora la entidad "forma parte de un grupo muy sólido como es el Banco Santander".

La operación, subrayó, se ha llevado a cabo sin que se produzca "un eventual contagio entre riesgo soberano y bancario, como ocurrió en épocas pasadas". "La situación actual es muy diferente a la del año 2012, dada la buena salud del conjunto del sector financiero y de la economía española en general", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios