GRUPO INSUR | RESULTADOS DE 2020 Grupo Insur dispara un 138,6% su beneficio neto en 2020 tras ganar 21,1 millones de euros

Ricardo Pumar presidente del consejo de administración de Insur.

Ricardo Pumar presidente del consejo de administración de Insur. / Antonio Pizarro

Grupo Insur cerró el ejercicio de 2020 con un beneficio neto de 21,1 millones de euros, que se disparó un 138,6% en relación al año anterior, según la información que la cotizada andaluza remitió este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) tras el cierre de los mercados.

Todos los parámetros del negocio que fueron comunicados al regulador bursátil certifican que 2020, pese a ser un año marcado por la incidencia de la pandemia de Covid-19, fue muy positivo para Inmobiliaria del Sur y sus filiales. Así, la cifra de negocio se incrementó un 8,2% tras facturar 132,8 millones de euros. El crecimiento del Ebitda ajustado fue en la misma línea, ya que tuvo un alza del 8% y alcanzó los 24,5 millones de euros. 

El ejercicio ha estado marcado por el elevado volumen de entregas que hizo el grupo inmobiliario en 2020, ya el valor total de los inmuebles en la actividad de promoción ascendió a 161,3 millones de euros, si bien el grupo atribuye sólo 98 millones al ajustar esos ingresos a su porcentaje de participación en esas promociones. Ese casi centenar de millones de euros ha supuesto incrementar la cifra de negocio de la actividad de promoción en un 50,7%, respecto al año anterior.

Además, Insur resalta el gran desempeño comercial durante el año a pesar de la situación extraordinaria y sin precedentes provocada por la pandemia. El importe global de preventas en 2020 asciende a 86,2 millones, 52,6 millones atribuibles al porcentaje de participación de Grupo Insur. "A cierre de año el nivel de preventas era de 121,7 millones (75,7 millones corresponde a la proporción del grupo en esas promociones), lo que visibiliza la capacidad de generar resultados en los próximos ejercicios", enfatiza la empresa al presentar sus resultados.

La actividad patrimonial (la explotación de inmuebles propios en régimen de arrendamiento) obtuvo unos ingresos de 13,3 millones de euros, lo que representa un descenso del 3% respecto a 2019. La compañía destaca en su presentación de resultados a los inversores que este negocio demostró en 2020 su resistencia, al considerar escaso el retroceso en tres puntos porcentuales en un contexto de restricciones frente al Covid y al impacto en aparcamientos.

Insur también enfatiza el "gran esfuerzo inversor" en la actividad patrimonial, en la que destaca la terminación y entrega del Parque Empresarial Río 55, en Madrid, y los importantes CAPEX realizados para la reconversión y remodelación de nuestros edificios destinados a arrendamiento.

El negocio de gestión aportó tres millones a la facturación global del grupo, aunque cayó un 33% respecto al ejercicio previo.

Otros de los parámetros que Insur mejora en el año 2020 es la la estructura financiera, con una importante reducción de la deuda a corto plazo. Además, pone de relieve su capacidad para financiar el circulante a través del Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) con nuevas emisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios