Economía

Los precios siguen en positivo por el alza de vivienda, teléfono y viajes

  • El IPC se mantiene en julio en el 0,1% y baja un 0,9% con respecto a junio por las rebajas El Gobierno afirma que el dato muestra que España gana competitividad frente a la Eurozona

El Índice de Precios de Consumo (IPC) se mantuvo en el 0,1% en julio en tasa interanual, por el alza de los precios de la vivienda, las comunicaciones y el ocio y la cultura, y bajó un 0,9% respecto al mes anterior, debido a la temporada de rebajas de verano, según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, el IPC sigue en tasas interanuales positivas por segundo mes consecutivo después de 11 meses en negativo. Desde enero, cuando el índice se situó en el -1,3%, los precios han ido subiendo mes tras mes.

Por su parte, la inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, aumentó dos décimas en julio, hasta el 0,8%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el 0,0%, con lo que se mantuvo con respecto a junio.

Los datos publicados ayer por el INE no coinciden con los avanzados hace dos semanas cuando Estadística indicó que el IPC bajaría un 1% en julio respecto al mes anterior y redujo una décima su tasa interanual, hasta el 0,0%.

El INE atribuye la estabilidad interanual del IPC en julio al comportamiento de la vivienda, que elevó su tasa ocho décimas, hasta el -0,1%, por la subida de los precios de la electricidad. También influyó en el mantenimiento interanual del IPC el grupo de comunicaciones, que presentó una tasa del -0,6%, más de un punto por encima de la del mes anterior debido, en su mayoría, a que los precios de los servicios telefónicos no variaron ese mes, mientras que en 2014 descendieron.

El grupo de ocio y cultura, por su parte, tuvo una variación anual del -0,2%, seis décimas superior a la del mes de junio, debido a que los precios del viaje organizado aumentaron más este mes que en julio del año pasado.

En el lado de los descensos, destacó el del grupo de transporte, que recortó siete décimas su tasa interanual, hasta el -3,5%, debido a la bajada de los precios de los carburantes y lubricantes este mes, frente a su estabilidad en julio de 2014. Por su parte, los alimentos y bebidas no alcohólicas situaron su tasa en el 1,4%, cuatro décimas menos que en junio por el desceso de los precios de las legumbres y hortalizas y frutas frescas.

En términos mensuales, el IPC retrocedió un 0,9% en julio respecto al mes anterior, volviendo a tasas negativas tras cinco meses consecutivos al alza.

Este retroceso fue consecuencia, principalmente, del descenso de los precios del vestido y calzado en un 12,9% por la temporada de rebajas de verano; del transporte (-0,5%) por la bajada de los carburantes; de los alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,4%) y del menaje (-0,8%).

Por el contrario, el grupo de ocio y cultura elevó sus precios en julio un 1,9% por los efectos del alza de los precios del viaje organizado, al tiempo que los hoteles, cafés y restaurantes registraron una variación del 0,6% y la vivienda, del 0,3%.

Por comunidades, el IPC mensual bajó en todas en julio. Los mayores descensos se dieron en La Rioja (-1,4%) y Extremadura (-1,3%), seguidas de Castilla-La Mancha (-1,2%) y Galicia y Murcia (en ambos casos con una caída del 1,1%). En términos interanuales, la tasa del IPC se incrementó en julio en siete comunidades. La mayor alza se registró en Baleares, que situó su tasa en el 0,6%, dos décimas por encima de la del mes pasado. Por su parte, Aragón (-0,3%) y Comunidad de Madrid (0,0%) fueron las únicas comunidades cuya variación anual descendió, con bajadas de dos y una décima, respectivamente.

En cuanto a Andalucía, los precios de consumo subieron el 0,1% con respecto al mismo mes del año pasado y bajaron el 1,1% en relación a junio de este ejercicio, con lo que la inflación en lo que va de año se situó en el -0,2%.

Tras conocerse los datos, el Ministerio de Economía valoró que la inflación en España siga siendo inferior a la de la Eurozona, lo que permite ganancias de competitividad y un efecto favorable en las exportaciones, la producción y el empleo. Por contra, los sindicatos consideraron que el IPC de julio es resultado de la débil economía española, por una "mala evolución" de las rentas, debida a los recortes del Gobierno y a la congelación salarial. Sobre esto, CCOO estimó que la ausencia de tensiones inflacionistas plantea un contexto propicio para la subida de los sueldos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios