Café de redacción

Las pymes andaluzas, ante el reto de abordar la transición energética

  • Expertos del sector debaten sobre la necesidad de las empresas para transformarse en sostenibles y ser competitivas en sus respectivos mercados

De izquierda a derecha Jorge Jiménez, Luis Fernández-Palacios, Ana María Jáuregui, Esperanza Caro, Antonio Gómez, Alfonso Vargas, Luis Fernando López y el moderador, Alberto Grimaldi. De izquierda a derecha Jorge Jiménez, Luis Fernández-Palacios, Ana María Jáuregui, Esperanza Caro, Antonio Gómez, Alfonso Vargas, Luis Fernando López y el moderador, Alberto Grimaldi.

De izquierda a derecha Jorge Jiménez, Luis Fernández-Palacios, Ana María Jáuregui, Esperanza Caro, Antonio Gómez, Alfonso Vargas, Luis Fernando López y el moderador, Alberto Grimaldi. / Juan Carlos Muñoz

Si hay un tema de plena actualidad es el cambio climático. El calentamiento global, las emisiones de CO2, las energías renovables o la economía circular son conceptos que preocupan a la sociedad y motivo del café de redacción organizado por el Grupo Joly ayer en Sevilla y en el que participaron representantes de todos los agentes sociales implicados.

“La sociedad está conciencia de la necesidad de luchar contra el cambio climático, y para abordar este desafío para las empresas hemos reunido a representantes de la administración, de la sociedad civil y de empresa”, comenzó el moderador del debate y redactor jefe de Economía de Grupo Joly, Alberto Grimaldi. “Todos somos conscientes de la problemática que tenemos relativa a la cuestión climática y los compromisos necesarios a adoptar. Los datos indican que las medidas que se están adoptando no dan los resultados esperados porque seguimos emitiendo gases y consumimos más energía”, señaló el director de la Agencia Andaluza de la Energía, Jorge Jiménez. Asegura que las evidencias apuntan a que hay que “actuar de otra manera y las empresas están tomando el testigo. Las mayores empresas de España han dado un paso al frente y se posicionan en el objetivo de emisiones cero en el año 2050”.

No obstante, continuó Jiménez, este objetivo “es un gran reto pero también una oportunidad para las empresas de diferenciación y de crecimiento frente a otras empresas”. Y es que, todos los participantes estuvieron de acuerdo al afirmar que una empresa sostenible, que invierta y apueste por ser “verde” será la que tenga futuro.

“Cuando decidimos luchar contra el cambio climático siempre digo que trabajamos todos: la administración, los ciudadanos y las empresas”, explicó la directora general de Desarrollo Sostenible, Financiación y Acción Exterior del Ayuntamiento de Sevilla, Esperanza Caro, quien prosiguió diciendo que el trabajo de la administración “es poner los medios para que la ciudad genere menos emisiones.

Izquierda a derecha, Antonio Gómez, Luis Fernando López, Jorge Jiménez, Alberto Grimaldi (en el centro), Luis Fernández-Palacios, Esperanza Caro, Alfonso Vargas y Ana María Jáuregui. Izquierda a derecha, Antonio Gómez, Luis Fernando López, Jorge Jiménez, Alberto Grimaldi (en el centro), Luis Fernández-Palacios, Esperanza Caro, Alfonso Vargas y Ana María Jáuregui.

Izquierda a derecha, Antonio Gómez, Luis Fernando López, Jorge Jiménez, Alberto Grimaldi (en el centro), Luis Fernández-Palacios, Esperanza Caro, Alfonso Vargas y Ana María Jáuregui. / Juan Carlos Muñoz

Las empresas tienen que trabajar como consumidores pero también como una oportunidad”. Recalcó Esperanza Caro que, “como país nos interesa este cambio energético, cualquier cambio nos viene bien y tenemos los recursos naturales y el talento para liderar el cambio y exportarlo”. Sí o sí hay que sumarse a la transición energética para no quedarse fuera del mercado global. Y tres pilares condicionarán esta transición según el catedrático de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Sevilla, Antonio Gómez: “el Estado, la sociedad y la innovación. La transición hay que pagarla porque convivirán el modelo antiguo y el nuevo”, apostilló Gómez.

En cuanto a la innovación, el catedrático aseguró que “Europa ha perdido el tren de las cosas más candentes como las baterías o el vehículo eléctrico, el liderazgo lo tiene China” y por eso “hay que centrarse en ser líderes en algo que no sea el turismo”, y posibilidades hay, porque “España tiene profesionales que aportan buen conocimiento. Las empresas están ante una cuarta revolución industrial y hay que invertir y concienciar”, enunció la decana del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Industriales, Ana María Jáuregui. “La industria, con ayuda de la administración y las ayudas europeas va a llegar”, sentenció Jáuregui. Porque, lo que es seguro es que vamos hacia un “modelo futuro de calentamiento”, afirmó el jefe de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Andalucía, Luis Fernando López.

No obstante, el representante de la AEMET también recordó que el “clima es cambiante, nosotros hacemos una revisión del clima de las comarcas cada diez años. Es siempre cambiante, pero ahora el exceso de temperatura es muy significativo porque está ligado a la acción humana” y recuerda la necesidad de estudiar los efectos derivados de ese calentamiento global. Eficiencia energética, descarbonización, electrificación de la demanda, entre otros, son conceptos clave en esa lucha contra el cambio climático “que se pueden hacer desde la Administración, que es la que tiene que tirar del carro”, afirmó el presidente de la Asociación de Energías Renovables de Andalucía (Claner), Alfonso Vargas, quien aseguró que nuestros jóvenes “están más concienciados que nosotros a su edad, aunque ellos más a nivel global y nosotros en lo local”. Para Vargas, hay empresas “dispuestas a invertir; estamos preparados para aportar nuestro grano de arena pero también necesitamos que la Administración haga su trabajo”.

Administración, sociedad y empresas son los tres pilares para un futuro sostenible

Aunque queda mucho camino por recorrer, y parece que la opinión de la mesa de debate es que la transición energética no será tan rápida como pensamos, el secretario general de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Luis Fernández-Palacios, fue tajante al hablar del “papel positivo de las empresas andaluzas en el cambio climático. Comparto los comentarios de que las empresas tienen que ser sostenibles si quieren permanecer en un futuro tanto por imagen, como por la regulación ambiental y por la eficiencia en cuanto a costes”. Recordó Fernández-Palacios que “reducir residuos, emisiones o materias primas bajan los costes de producción” y eso beneficia a las pymes.

Entonces, el reto “es afrontar cómo producir más riqueza sin producir más emisiones de gases a la atmósfera”, aseguró el representante de la CEA. Europa ha llegado tarde en cuanto a la innovación y la tecnología, “pero no en posicionamiento de las pymes en el cambio de la sostenibilidad. Son los propios mercados los que nos están haciendo ver los cambios y tenemos que verlo como una oportunidad” para cambiar el modelo en sectores como la agroalimentación, la minería, etc.”. Al final, el desafío del cambio climático funcionará si la estrategia que se adopte es global, con la participación de todos los países y de toda sociedad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios