2011 Elecciones

Adiós a los grandes proyectos

  • Marías Gámez simboliza su cercanía a los vecinos con la entrega de su programa electoral a un quiosquero · El documento, con medio millar de ideas, apuesta por los equipamientos en los barrios y las zonas verdes

"Un programa para las personas". Con estas palabras resumió ayer la candidata del PSOE a la Alcaldía de Málaga, María Gámez, el contenido del plan con el que aspira a arrebatar la hegemonía política al PP en la capital de la Costa del Sol. En un nuevo intento por diferenciarse de la línea de su contrincante político el 22 de mayo, Francisco de la Torre, Gámez huyó de presentar públicamente sus líneas programáticas en un acto masivo y optó por simbolizar su contacto con los vecinos entregando el primer documento al quiosquero al que cada fin de semana compra los periódicos. Miguel Trujillo e Isabel González fueron los primeros afortunados en recibir de manos de la alcaldable socialista el libro de estilo con el que, según sus propias palabras, "darle la vuelta a Málaga y dar un paso hacia la modernidad".

El documento que ayer vio la luz oficialmente, aunque durante las semanas previas al inicio de la campaña se han ido dando a conocer pinceladas del mismo, opta por propuestas pegadas a los barrios y alejadas de grandes anuncios en materia de infraestructuras. Salvo la apuesta por un modelo verde y sostenible para recuperar el cauce urbano del río Guadalmedina y su respaldo claro a la ampliación del tren de Cercanías al PTA y Campanillas (actuación que no compete al Consistorio), el programa se caracteriza por medidas que no requieren de gigantescas inversiones. Una planificación que no sólo se diferencia de la diseñada por los populares sino que rompe también de iniciativas defendidas cuatro años atrás por el propio PSOE, como el distrito financiero en Cortijo de Torres o un tranvía para recorrer el litoral.

"Es un programa realista, mucho menos verdialero y raquetero que el del PP", dijo el coordinador del documento y número dos de la lista socialista en la capital, el arquitecto Carlos Hernández Pezzi. Elementos a los que Gámez sumó dos aspectos que marcan de forma transversal todas las propuestas: el empleo y la apuesta por el medio ambiente.

A juicio de la aspirante a la Alcaldía, el documento incluye lo que "la voz de los malagueños están pidiendo, atendiendo lo que se ha olvidado en los últimos 16 años, que es el cuidado de los barrios, pero sin olvidar lo que más preocupa, que es el empleo". "Es un programa para pensar en la persona; ahora se piensa o en los convenios o en los coches", denunció Gámez en clara alusión al PP, al tiempo que añadió cómo las apuestas que hacen otros partidos están "desenfocadas". "Esto es darle la vuelta a Málaga para dar un paso adelante hacia la modernidad, hacia ideas nuevas y nuevas oportunidades de empleo", sentenció.

En la misma línea, su lugarteniente en la lista destacó que se trata de un documento "de cooperación", en el que los socialistas están dispuestos a tender la mano al PP "para que se haga la transformación lastrada en la ciudad". "El programa del PP es de 2007 hacia atrás, del siglo pasado, está anticuado; nuestra preocupación es el empleo de los malagueños, no las torres, no los embovedados".

Un total de 545 son las propuestas incluidas en las 90 páginas del programa, entre las que destacan, por ejemplo, la creación de dos nuevos distritos en la ciudad, a sumar a los diez ya existentes: Teatinos y Litoral Oeste; la construcción de doce nuevas guarderías y doce residencias y centros de estancia diurna para mayores y dependientes; planes de choque de limpieza en los barrios; la reducción del tráfico en un 30% y la potenciación del transporte público y de los vehículos eléctricos en la ciudad.

En el marco del programa destaca el papel que se quiere dar al Consejo Económico y Social de Málaga, al punto de incluir en su agenda lo que se denominan proyectos de sentido común, entre los que se mencionan los Baños del Carmen, la esquina de los muelles 1 y 2 y el proyecto hotelero de Hoyo de Esparteros, acciones en las que se plantea "volver a determinar el alcance, plazos, objetivos y racionalidad de los que ya están en marcha que adolecen de falta de rigor en su definición, licitación, programa o impacto".

Y, como ocurre con el proyecto del PP, se plantean acciones como los parques del Benítez y Arraijanal o la ampliación del Cercanías al PTA que dependen de otras administraciones.

30

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios