2011 Elecciones

Jugando con la Ley D'hont

  • En las elecciones del próximo día 22 los partidos que quieran lograr representación municipal deberán obtener, al menos, 1.700 votos si se mantienen los niveles de abstención de las últimas convocatorias

Juguemos a 'política ficción'. Escoja cualquier buscador de Internet. Teclee "Simulador Ley D'hont". Elija cualquiera de las innumerables páginas que se muestran y comience a hacer sus cábalas. Considérese que es el presidente de la junta electoral de zona y que tiene en su mano los resultados de las 113 mesas que se van a instalar en la jornada del día 22 en los 28 colegios electorales repartidos por toda la ciudad. A partir de ahí, imagine. Las combinaciones que puede realizar son infinitas y comprobará que pequeños cambios pueden provocar situaciones completamente distintas.

Este periódico se ha atrevido con este juego para ver cómo podrían resolverse las principales incógnitas que guarda el presente proceso electoral. Eso sí, quede claro desde un principio que todo esto no deja de ser una simple simulación aunque se han tenido en cuenta unos escenarios con cierta lógica y basándose en los datos de anteriores comicios. Para ello, se ha trabajado con el siguiente supuesto como base: La abstención rondaría el 53%, una cifra cercana a la que hubo hace cuatro años; el censo, que no es definitivo, contempla que unos 67.100 portuenses tendrán derecho a votar; y se estima que puede haber unos 500 votos en blanco y 130 nulos. Por supuesto, hay que insistir que cualquier pequeña variación en alguno de estos datos puede ocasionar cambios sustanciales.

¿Cuántos votos hay que conseguir para alcanzar la representación?

La normativa electoral establece una primera criba antes de proceder a la asignación de ediles. Así, se fija que los partidos deben obtener un 5% como mínimo de los votos válidos (son los que se han realizado a alguna candidatura más los que han sido en blanco) para que se les incluya en la tabla de reparto de concejales mediante el sistema D'hont. En las elecciones de 2007 el límite alcanzó los 1.500 votos aproximadamente. De este modo, el PA tuvo un respaldo suficiente para obtener representación ya que le votaron algo más de 1.600 portuenses. No obstante, esto no quiere decir que duplicar o triplicar esta cifra suponga pasar a dos o tres ediles respectivamente. Como ejemplo están IP e IU con 4.995 y 4.649 votos que le dieron cuatro ediles.

Para las elecciones del próximo día 22, si se cumpliera el supuesto explicado anteriormente, los grupos necesitarían, al menos, 1.700 votos para alcanzar la representación. Como es lógico, si la abstención fuera mayor este mínimo se rebajaría y al contrario si aumentara el número de portuenses que acudieran a las urnas.

Una curiosidad. Si Upyd mantuviera los resultados de los últimos comicios celebrados (las Europeas de 2009) no llegaría al mínimo necesario para acceder al salón de plenos de la plaza del Polvorista ya que hace dos años apenas superó el millar de apoyos.

¿qué necesita el pp para obtener la mayoría absoluta?

Teniendo en cuenta el incremento del censo con respecto a 2007, serían unos 30.800 aproximadamente los portuenses que votarían a alguna de las candidaturas (de esta cifra ya se han eliminado los votos blancos y nulos). Por lo tanto, entrarían en juego unos 500 votos más que hace cuatro años. A partir de ahí, todo puede ocurrir aunque los márgenes no son tan amplios como en un principio se puede pensar.

Primera simulación: El PP no sólo mantiene su número de votos sino que los incrementa con la mayoría de los nuevos votantes. Mientras, el resto de grupos se queda en unos resultados similares a los de 2007. Esto supondría que el PP alcanzara un edil más (12) en detrimento de PSOE. En este supuesto, para alcanzar la mayoría absoluta, el PP necesitaría superar los 14.000 votos, lo que supondría que tendrían que ir a votar aproximadamente la mitad del censo (un hecho que no se produce desde la década de los ochenta). Otra opción podría ser un hipotético descalabro del PSOE, IP o IU cuyo beneficio exclusivo fuera para los de Moresco. Esta posibilidad le daría también la absoluta.

Así las cosas, la hipótesis más lógica sería que el PP arañara votos en mayor o menor proporción de todos los grupos de la oposición y que el PA apenas subiera. Eso sí, el grupo que lidera Antonio Jesús Ruiz, podría arrebatarle un edil a su socio de gobierno aprovechándose de una bajada de unos 500 votos de los populares y que el resto de grupos mantuviera los apoyos que recibieron en 2007. Esto, no obstante, no sería suficiente para reeditar el pacto de gobierno. Para que hubiera acuerdo tendrían que sumar 13 concejales (actualmente cuentan con 12) lo que podría darse con una pérdida de al menos un millar de votos entre IP, PSOE o IU y que estos fueran a parar fundamentalmente a los socios, además de un respaldo mayoritario de las nuevas incorporaciones al censo.

¿qué necesitarían psoe, IP e iu para conformar un tripartito?

La primera opción es que se produzcan unos resultados muy parecidos a los de hace cuatro años o, como es lógico, una bajada de votos del PP, eso sí, siempre y cuando en este último caso el PA no fuera el principal beneficiario de esta pérdida. Si, por ejemplo, se diera el caso de que el PP deje de tener unos 500 votos con respecto a 2007 (una cifra no demasiado elevada) y el resto de grupos se beneficie de ello y del grueso de los nuevos votantes, se daría la suma para el tripartito. Esto no se podría producir si el PA alcanzara el segundo edil, cuestión que podría lograr con aproximadamente 2.500 votos, un ligero descenso del PP y el mantenimiento del resto de grupos. Sin embargo, las combinaciones siguen siendo múltiples porque esto no deja de ser 'política ficción'. ¿Se atreve?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios