2011 Elecciones

Los primos de Zumosol

  • Los partidos movilizan a sus cargos en apoyo de los candidatos de pueblos y ciudades. La visita de un ministro vale por la de dos o hasta tres consejeros

SEGUNDO día de campaña. Ayer estaba anunciada en los carteles la presencia en Algeciras de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, pero se cayó la convocatoria. Una semana antes había visitado la localidad el excoordinador nacional de IU, Gaspar Llamazares. El viernes compareció en la comarca el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Dos días antes se había pasado el consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, y la jornada anterior se paseó por el centro de Algeciras Mariano Rajoy, el líder del PP. En precampaña se asomaron José Blanco, ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, y Javier Arenas, el presidente popular andaluz. Seguimos para bingo.

enviados

La cuestión no es aludir a los nombres y a los apellidos, sino, en general, a las visitas a la comarca, en el fragor de la batalla electoral, de los refuerzos del partido para apoyar a los candidatos de los pueblos y ciudades. Es una práctica antropológica de primer orden. Con extensión y sin rigor se pueden contar presidentes (o secretarios generales o coordinadores) nacionales, autonómicos y provinciales. Del primer grupo se derivan los ministros y del segundo, los consejeros. De este segundo subgrupo, se incorporan los delegados provinciales. También hay que auditar a secretarios de ejecutivas o comités federales, regionales, nacionales... En fin, un conjunto de cargos ingente consagrado a la causa, a mayor gloria de la victoria orgánica. Es recurrente que el desplazamiento de la más alta instancia del partido arrastre tras de sí, en comitiva, al grupo de rangos inferiores a aquella. Leyes no escritas de concomitancia.

los objetivos

Estas visitas de los primos de Zumosol, de las estrellas de la alfombra roja, de los cracks del organigrama, no responden al azar. Por ejemplo, durante esta campaña Mariano Rajoy, el líder del PP, casi convertirá Castilla La Mancha en su nuevo hogar. No suele repetir en una comunidad autónoma, ancha es toda Castilla, pero realizará una excepción, una tras otra, en lugares de la Mancha de los que consigue acordarse. El PP ha determinado que esta es una plaza simbólica, por ser históricamente socialista y por rivalizar en ella María Dolores de Cospedal, secretaria general popular. En resumen, que Rajoy se la juega en esta comunidad, en la que dispara, por lo tanto, con toda la artillería. Por continuar con el PP, también ha elevado a la categoría de gran objetivo la alcaldía de Sevilla, en clave de lectura premonitoria del éxito del asalto andaluz. Por tal motivo Rajoy y Arenas arrancaron la campaña en la capital hispalense. Ningún gesto es gratuito.

refuerzos

Todo viene a cuento de la traducción local. A estas alturas ya se puede proceder con algo de recapitulación y mejor se podrá resumir dentro de dos semanas. Será interesante comprobar cuántos cargos y de qué fuste acuden a la comarca a arropar a qué candidatos y en qué poblaciones. Y que no sea de paso, una foto y a huir, sino mítines en prime time y jornadas con pensión completa. Será la manera de averiguar o si acaso intuir qué grado de importancia le otorgan los partidos a sus alcaldables y sus plazas campogibraltareñas.

sólo negocios

Si por desventura observa que a su candidato lo han dejado predicando solo en el desierto de cargos orgánicos, se puede consolar pensando que a quien haya venido a respaldar al rival lo habrá puesto al día de la actualidad más cercana algún asesor o el propio alcaldable de turno. Es que no es nada personal. Son sólo negocios. No se puede estar en todo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios