2011 Elecciones

"La situación es catastrófica y los jóvenes lo van a pasar mal"

  • Los ancianos de la Residencia Gerón, en la Carretera de Carmona, ven muy negro el panorama para una generación joven que ha gozado de bienestar sin despeinarse

LA imparable tendencia demográfica que multiplica el porcentaje de ancianos respecto al de jóvenes, gracias a prolongarse la esperanza de vida, acrecienta el peso de los mayores en el resultado electoral. Siempre que la salud se lo permite, es el sector de la población que se toma más como una obligación la llamada a las urnas. Es el que mejor puede comparar la España de su juventud, sin libertades, y la de los últimos 30 años, con la consagración de derechos constitucionales y la pluralidad de partidos. Hemos querido conocer su punto de vista ante las elecciones, con una muestra representativa de los ancianos que viven en la Residencia Gerón, construida de nueva planta en una parte del solar del antiguo Bazar España, con 100 plazas para residentes y 30 para estancia diurna.

sus preocupaciones

A bote pronto, los ancianos con los que hablamos muestran un rasgo consustancial a quien no sólo es padre y abuelo, sino que ejerce tal estatus con vocación: analizan la realidad preocupándose más por sus descendientes que por ellos mismos. Todos observan con mucha preocupación las enormes dificultades que hay para conseguir un empleo de calidad y duradero. No temen por recortes que les puedan afectar a ellos en prestaciones sociales. Temen por el futuro de los jóvenes. Por eso se deduce de sus palabras, y de sus miradas, que van a votar en las municipales pensando en la política general mucho más que en la situación de Sevilla.

Antonio Ponce nació hace 80 años en Sevilla. Trabajó durante 42 años en Renfe, preside el consejo consultivo de los mayores que viven en dicha residencia. A su juicio, "Sevilla está bonita, tiene nuevas joyas modernas en sus edificaciones, aunque la veo muy cambiada para mi gusto. Siempre he andado mucho por la ciudad, y ahora llego a ciertas zonas y tengo que preguntar dónde estoy porque no las identifico en relación a como yo las había conocido".

"La situación política, social y económica la califico de desastre, los jóvenes tienen un panorama muy negro con el paro tan elevado que hay. He perdido la fe en los políticos por muchas razones. Cinco millones de parados es un balance catastrófico. Eso genera más inseguridad ciudadana. Una señora no puede ir por la calle con bolso porque la arrastran", dice.

Y añade: "La reforma laboral no ha servido para crear empleo. Es más, ha dado pie a más prejubilaciones. También en el sector de la asistencia a ancianos, sustituyendo a un personal muy experimentado, e implicado con los mayores, sabedor de sus vidas, pero son reemplazados a la fuerza por otros empleados que cobran menos y carecen de su experiencia ".

Francisca Ternero nació hace 92 años en Montellano, y entre otras cosas se dedicó a la venta de seguros. Propone que la política sea una asignatura en todos los colegios. Como es más lógico, tiene más interés por asuntos como el de la edad de jubilación. "La jubilación debería ser voluntaria hasta una edad avanzada, trabajar, sentirse activas y útiles, es algo beneficioso para muchas personas". Considera que "la juventud lo pasa mal, sí, pero es más comodona que en generaciones anteriores. Salvo las mujeres que tienen un trabajo en la calle y eso les lleva a sacrificarse con doble tarea a cuestas,porque la casa y los hijos siguen siendo casi en exclusiva tarea de las mujeres. Se da aún muy poco la igualdad entre hombres y mujeres".

Rosario Anaya, de 79 años, nació en Sevilla, fue auxiliar de clínica en el Hospital Virgen del Rocío. Asiente ante lo que dicen sus compañeros de residencia. "La juventud está pasando momentos muy malos".

Antonio Hidalgo, sevillano de 81 años, fue 35 años trabajador de Astilleros. Habla sin ambages: "La corrupción es ostensible, estoy indignado con los escándalos y con el paro. La sociedad aún está muy pasiva ante todo eso".

"No veo que los políticos actuales sepan lo que hacer, no aciertan". Es el matiz que aporta José Mestre, de 82 años, nacido en Villalba del Alcor (Huelva), que fue rumbador en bodegas y después albañil, participó en la restauración de las murallas de la Macarena.

El único que declara su voto es Francisco Navarro, militar jubilado de 83 años, nacido en Estepona. "Siempre he votado a la derecha".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios