2015 Elecciones Municipales

Municipales de puro suspense

  • Nieto se juega la absoluta y la Alcaldía en unos comicios más abiertos que nunca. El PSOE aspira a romper con viejas inercias gracias a la fragmentación de la izquierda. Ciudadanos pescará en el caladero del PP y surgen dudas sobre la continuidad de UCOR.

La liturgia clásica, y siempre un pelín hortera pese a las innovaciones, de la pegada de carteles dio el pistoletazo de salida anoche a la campaña electoral de las municipales 2015, de las que saldrá la décima corporación del periodo democrático. Se acabaron pues los largos preámbulos y llega la hora de dilucidar unos de los comicios más abiertos e intrigantes de cuantos se recuerdan por esta tierra. Algo hay en ellos que recuerda, vista la fragmentación del electorado, a los que se celebraron cuando cayó la dictadura, aunque la ilusión que entonces reinaba sea una mera quimera en estos tiempos más dados al desencanto y en los que todo parece estar bajo sospecha. Desde luego, basta echarle una ojeada al panorama para entender que muy lejos van quedando aquellos tres lustros en los que IU, PP y PSOE se repartían el plenario sin que ningún otro partido osase entrar en Capitulares. La llamativa llegada de la UCOR de Rafael Gómez, símbolo de la frustración que existía en 2011, ya rompió con esa tendencia, pero eso parece poco si se compara con lo que ahora se avecina. De hecho, cualquier análisis que se precie da como probable que hasta seis formaciones consigan tener representación municipal. El fenómeno rupturista de Podemos (que aquí se presenta bajo el sello de Ganemos) y el movimiento pretendidamente regenerador de Ciudadanos son las dos principales novedades en un contexto en el que las formaciones clásicas muestran signos claros de desgaste por los efectos de la crisis y las continuas corruptelas que adornan las portadas de los periódicos casi que a diario.

El Partido Popular, que ha ganado cuatro de los últimos cinco comicios municipales, vuelve a partir como claro favorito para obtener la victoria el próximo domingo 24. El problema, claro, es que los populares no buscan tan sólo esa victoria, sino algo más complejo: reeditar una mayoría absoluta que les permita seguir en marcha sin impedimentos con el proyecto que encabeza José Antonio Nieto. Si en las últimas municipales, en pleno derrumbe del Gobierno Zapatero, lograron irse hasta los 16 concejales, ahora les valdría con 15, pero no será tarea fácil. Las primeras encuestas que se van conociendo apuntan a que el  PP ganará pero no con tal solvencia.

Los populares basan su propuesta en la imagen personal del alcalde Nieto, que suele desenvolverse con pericia cuando se acerca la hora de las urnas, pero tienen en contra no pocas circunstancias. El propio regidor vuelve a presentarse después de que prometiese no comparecer si no se daba una mejora sintomática respecto a las cifras del paro de 2011, algo que los datos del propio Ministerio niegan. Nieto, sin embargo, decidió saltarse esa premisa, o al menos justificó su decisión del volver a presentarse bajo el argumento de que los datos de la Encuesta de Población Activa sí  que muestran una mejora en cuanto al paro, principal problema de los no pocos que atenazan a la sociedad cordobesa. 

Tal cuestión, pese a que suponga una falla en cuanto a la credibilidad del regidor, no se presume tan grave como otros aspectos que sí podrían suponer una bajada fuerte para el PP en cuanto a respaldos. La principal quizá sea que la propia marca PP se encuentra en horas bajas, como ayer mismo dictaminó la encuesta del CIS, que comienza a poner en duda la victoria de Mariano Rajoy en las generales del próximo otoño. Detrás de este declive se encuentran la fuerte política de recortes y -quizá principalmente- los casos de corrupción que sobrevuelan sobre los populares tanto en Madrid como en otros feudos clásicos de la formación. En Córdoba, ni Nieto ni los populares han dejado sombras en cuanto a gestión dudosa en el aspecto moral, pero sí que han seguido una política de severas restricciones dado que entendían que no existía otra manera de sanear las cuentas municipales. Nieto, que ahora sí que se lanza a presentar proyectos inversores ambiciosos, llega pues con el mérito de haber conseguido normalizar las cuentas municipales, pero con la desventaja de que no han sido muchos los proyectos de calado que han podido desarrollar. Incluso el Centro de Convenciones del Parque Joyero, su iniciativa más señera, ha sufrido importantes retrasos a lo largo del mandato respecto a las primeras previsiones, aunque sí que dio tiempo casi que sobre la bocina a adjudicarlo y poner la primera piedra. A Nieto y los suyos resulta en fin difícil achacarles grandes éxitos de gestión, pero tampoco profundos errores. Ahí está su mérito y su demérito y con eso habrá de jugarse José Antonio Nieto la mayoría absoluta. Se entiende en cualquier caso que no existe otra posibilidad distinta a que, sea por la vía de la absoluta o por la vía de los pactos, el actual alcalde retenga el cargo para los próximos cuatro años.

Frente al PP, por contra, se abre una amplia diversidad de partidos entre los que resulta difícil predecir cuál será su nivel de respaldos. UCOR, la formación de Rafael Gómez, fue el segundo partido más votado hace cuatro años, pero ahora se descompone de forma evidente y existe la posibilidad de que se quede incluso sin representación en el Pleno. O sea, que pelotazo en 2011 y trastazo sonado en 2015 puede ser una opción. Detrás de este declinar se encuentra la errática labor de oposición de UCOR, pero también el hecho de que existen hoy más opciones para demostrar el desencanto con los partidos clásicos que hace cuatro años.

El PSOE, por su parte, se presenta, como es su malsana costumbre, con un nuevo candidato y una lista renovada. Isabel Ambrosio, de manera muy personal y sin gran apoyo del aparato, es la encargada de sacar adelante este proyecto. Emana buena imagen, de moderación, y los socialistas parece que se recuperan en toda España después de años aciagos. El PSOE, en tal contexto, se puede convertir en la principal fuerza de la izquierda por vez primera en Córdoba.

Se aprovecharían así de la decadencia de IU, que tras el golpazo de 2011, cuando pasó de 11 a cuatro ediles, se presenta ahora bajo la candidatura del exconcejal Pedro García. El recuerdo de los últimos años de Rosa Aguilar y Andrés Ocaña todavía escuece, y la lista cierto es que brilla poco y carece de grandes atractivos, pero el principal problema de IU no es ése sino Ganemos. Por primera vez Izquierda Unida tiene un rival en su mismo espectro, el de la izquierda que hay más allá del PSOE, y ni siquiera se sabe quién de los dos se impondrá sobre el otro. La falta de acuerdo entre todos los sectores que conforman ambos partidos para presentarse juntos impidió la creación de una lista conjunta que hubiese sido algo muy distinto de la división actual. En Ganemos, por supuesto, aparecen algunos antiguos simpatizantes de IU e incluso parece que cuentan con el respaldo del exalcalde Julio Anguita y su entorno, muy influyente en estos ámbitos políticos. El candidato de esta formación será Rafael Blázquez, activista de Stop Desahucios y persona implicada en la defensa de los derechos sociales. Habrá que ver también como influye el declive que comienza a apreciarse en los movimientos emos.

La lista de formaciones con serias opciones de lograr representación la cierra Ciudadanos, el partido de moda y el último en sumarse a la fiesta tras el exitazo de las últimas autonómicas, cuando logró un inesperado escaño por Córdoba. La marca pasa por horas altas y, con su mensaje españolista y liberal, se ha convertido en el receptor ideal  de votos desencantados del PP. Su lista, que encabeza un veterano empresario como José Luis Vilches, parece lo menos interesante del proyecto. Aunque quizá eso, en su caso, no sea decisivo.

Al cabo, lo que queda es la certeza de que por delante restan 15 días intensos al término de los cuáles se resolverán muchas dudas. Que José Antonio Nieto logrará salvar de un modo u otro la Alcaldía parece lo lógico, pero la gran pregunta: ¿de qué forma lo logrará? El 24-M al fin lo sabremos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios