2015 Elecciones Municipales

La batalla de Madrid centra las miradas

  • El bastión del PP se expone a perder por primera vez en 20 años la mayoría absoluta Podemos y C's tendrán la llave del Gobierno

Hasta seis partidos se la juegan este 24-M en la Comunidad de Madrid, centro de todas las miradas y escenario político fragmentado y abocado al pacto donde el PP afronta una previsible pérdida de la mayoría absoluta que ha ostentado en los últimos veinte años.

Los partidos con representación en la Asamblea de Madrid -PP, PSOE, IU y UPyD- piden a los ciudadanos que renueven su confianza en un panorama en el que los sondeos otorgan protagonismo a otras dos formaciones emergentes: Podemos y Ciudadanos.

De acuerdo con los datos del último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el PP de la ex delegada del Gobierno Cristina Cifuentes ganaría las autonómicas madrileñas, pero perdería la mayoría absoluta -65 diputados en una cámara de 129- tras un severo descenso de apoyos que dejaría su grupo en 48-49 escaños, muy por debajo de los 72 actuales.

La segunda fuerza más votada sería el PSOE del ex ministro de Educación Ángel Gabilondo, que lograría 27-28 asientos en la Asamblea de Madrid -se dejaría ocho o nueve con respecto a 2011-, seguido de dos partidos nuevos en estas elecciones -Podemos, con 24 escaños, y Ciudadanos, con 22-23- e Izquierda Unida -7, seis menos-. UPyD no conservaría ninguno de sus 8 diputados actuales.

Pase lo que pase, estas elecciones previsiblemente depararán un resultado histórico, pues desde 1983 -fecha de las primeras elecciones en la Comunidad- nunca habían convivido al mismo tiempo más de cuatro fuerzas políticas en la cámara regional.

Y, sin duda, los resultados de la batalla de Madrid, bastión del PP en los últimos veinte años, serán escrutados como una especie de termómetro del statu quo político que podría resultar de las elecciones generales que se producirán aproximadamente medio año después.

Tras casi dos años de rumores internos e incógnitas sobre las candidaturas en el PP, Cristina Cifuentes -la aspirante más conocida, según el CIS- afronta esta campaña electoral con la convicción de que no se va a producir el "descalabro" que "algunos" quieren "augurar" para el PP.

Frente a ella, y tras reemplazar en una sonada crisis al vencedor de las primarias socialistas, Tomás Gómez, el aspirante madrileño más valorado de todos de acuerdo con los datos del CIS, Ángel Gabilondo, se postula como abanderado de las "soluciones justas" para acabar con la desigualdad y disputará la condición de segunda fuerza con Podemos y Ciudadanos.

Tercer partido en 2011, la Izquierda Unida del poeta Luis García Montero se enfrenta el 24-M a algunas encuestas que pronostican que su partido podría no alcanzar el tope mínimo para obtener escaños del 5% del voto válido con un mensaje claro: si la coalición de izquierdas no es "determinante" en las urnas, gobernará el PP.

Una situación similar, agudizada con una menor expectativa de voto según los sondeos, vive Ramón Marcos, de UPyD, que luce su bagaje contra la corrupción en la pasada legislatura y recuerda que tampoco en 2011 los estudios demoscópicos anticiparon su irrupción como cuarta fuerza en las instituciones madrileñas.

Pase lo que pase, todo será celebración en los partidos emergentes, que además tendrán la posibilidad de erigirse en llave de Gobierno.

Podemos aspira a ganar y gobernar la Comunidad de Madrid con un antiguo responsable de Cáritas al frente, José Manuel López, que llegará al 24-M aupado por el tercer puesto que el partido liderado por Pablo Iglesias obtuvo en Madrid en las elecciones europeas del pasado año.

En Ciudadanos, el joven Ignacio Aguado -licenciado en Derecho y Administración de Empresas y experto en el sector energético, de 32 años- propone un cambio "sensato" que conduzca a una renovación política "responsable" en la región, donde aspira a ser "alternativa de Gobierno".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios