2015 Elecciones Municipales

Los comicios de la alternativa

  • La irrupción y el auge de los nuevos partidos relanzan una lucha por la Plaza del Carmen marcada por la incertidumbre

La plaza más codiciada de toda la provincia en las próximas municipales del 24 de mayo vive una de las campañas más plurales de la historia reciente de la democracia. Granada capital, hasta hora feudo inexpugnable del Partido Popular durante los últimos 12 años, se presenta como la gran aspiración para una oposición tradicional y para una corriente de partidos de reciente nacimiento que viven en los últimos tiempos su mejor momento. Todo hace indicar que la continuidad de los 'populares' pasa por lograr una mayoría absoluta que, de acuerdo con los sondeos previos, no está ni mucho menos asegurada. Las alternativas son múltiples ya que es poco probable un Gobierno de un solo color. La incertidumbre está en cuál será la fórmula elegida para instaurar el novedoso mandato del regidor local.

Desde 2011, el PP ha perdido fuerza. Llegar al 51,87% de los votos logrados entonces es, teóricamente, una utopía. Ello les permitió colocar a 16 ediles en la casa consistorial capitalina, y que ninguna otra formación pudiese toserle. Ni pactos ni tripartitos posibilitaron que el PSOE, segunda fuerza más apoyada hace cuatro años, les hiciese sombra. Con un 27,2% de los votos y 8 concejales, se quedó muy lejos de la formación de la gaviota. Aún más, unas Izquierda Unida y Unión, Progreso y Democracia, ya liderados entonces por los actuales candidatos, de nuevo, a la Alcaldía: Francisco Puentedura y Mayte Olalla. Unos y otros, con 2 y 1 edil respectivamente, completaron un lienzo de marcados tintes azulados.

Y si poca fuerza ostentaron en 2011, menos todavía es la que se le presupone dentro de, aproximadamente, dos semanas. La irrupción y el auge de dos nuevos partidos ha tambaleado el tablero. Falta, no obstante, evaluar su poderío en una tierra donde la tradición manda, especialmente en un ámbito como el electoral. Su mayor aval es el de haberse constituido como la resistencia más fuerte hacia el bipartidismo. Han logrado captar el descontento de los grandes partidos y a gran parte de la últimamente descarriada brisa de los otros, 'minoritarios'.

Luis Salvador y Marta Gutiérrez son las caras de dos de esas formaciones en Granada. Para ambos será la primera vez que encabecen una lista y sean candidatos a convertirse en primeros ediles de la tierra que les ha visto crecer políticamente en los últimos años. El primero, de Ciudadanos y ex socialista, se ha servido de su capacidad mediática y de un oportuno empleo de las redes sociales para que su imagen sea común entre los granadinos. Gutiérrez es la representante de Vamos Granada, la marca blanca de Podemos en la capital. Su reto es incrementar el ligero protagonismo que le dieron las autonómicas en la provincia y sobreponerse a la línea de progresiva caída del partido de Pablo Iglesias a nivel nacional.

Los pactos a tres o, incluso, a cuatro bandas pueden ser la estrella de los próximos comicios. La sombra de las elecciones de 1999 se cierne sobre la Plaza del Carmen. La vida, ahora, les ha cambiado a muchos de los que se antojan protagonistas a final de este mes. Para otros no ha sido necesario el transcurso de tanto tiempo. El ejemplo más característico es Fernando Egea, que ha pasado en ocho años de liderar y ser candidato a la Alcaldía por el Partido Andalucista (PA) a integrar la lista del PP como una de sus figuras destacadas -es el actual número cuatro-. Las cartas de unos y otros, a la luz en dos domingos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios