2015 Elecciones Municipales

"Es difícil relajarse porque siempre creo que puede estar pasando algo"

  • La alcaldesa asegura que su familia le ha criticado por las cosas que ha hecho o por no hacerlas, "pero no por estar ahí"

Teófila Martínez Candidata del PP a la Alcaldía de Cádiz

Para recorrer el camino que va desde el Ayuntamiento hasta el Rincón Gastronómico en el Mercado Central acompañado de la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, hay que armarse de paciencia. Entre la gente que la para hacerse fotos, otros simplemente para darle besos, otros para exponerles sus problemas y el que simplemente le pregunta si los restos de Fermín Salvochea siguen en Cádiz. Quién lo diría que la que es hoy alcaldesa de Cádiz es la misma que aquella niña a la que su madre obligaba a ir a determinados mandados para que fuera venciendo la timidez en su Cantabria natal.

Llama la atención la memoria que tiene, "más de caras que de nombres", pero también de las situaciones que van asociados a muchos de ellos: "Siempre he creído que muchas veces la gente quieren que como mínimo se le escuche".

Teófila Martínez era una niña "normal" que iba en bicicleta al colegio, lo que le costó numerosas caídas y a la que siempre le gustaron los deportes.

Hija de padre ferroviario que elegía sus destinos dependiendo de donde estuvieran sus hijas, José Luis, y de una madre, Felicidad, "con un gran sentido de la vida que le educó para ser independiente y con visión de futuro".

Conoce a su marido, Santiago Cobo, de toda la vida ya que las dos familias tenían relación y acabó con una boda en Navacerrada con Teófila Martínez vestida de negro para poder aprovechar el traje, con un amigo al que se le había olvidado la cámara de fotos y a ella las flores, por lo que llevó por ramo dos rosas que terminaron de conformar "una boda poco convencional".

Martínez tiene un hijo, Javier, y es "una abuela regular" de su nieta Marina "porque nosotros estamos para cuidar pero no para moldearlos". La alcaldesa es algo celosa con su vida privada "porque cuando una tiene una actividad como esta, tenerla al alcance de todos puede involucrar a más personas". A ello se le une que ha sido una familia donde han tratado de ser bastante independientes por educación y convicción.

Las expresiones "inasequibles al desaliento" o "incansable" salen muchas veces de su boca en las entrevistas. Una persona así asegura que "es muy difícil estar relajada porque siempre tengo la sensación de que puede estar pasando algo que no tengo controlado. Eso me desazona bastante".

A pesar de ello le gusta aprender de las personas con las que habla porque es alguien que adora la conversación y la música de todo tipo "dependiendo del estado de ánimo que tenga" , pero sobre todo lo que le apasiona es "disfrutar de cada momento de su vida".

Es la mujer que se convirtió en candidata a la Alcaldía de Cádiz porque se lo pidió José María Aznar que le decía que "el 70% de los gaditanos me conocía y no me iban a ver como una persona extraña". Teófila reconoce que al principio tenía sus reticencias porque no estaba del todo segura cómo iba a poder ser recibida. La decisión final la hizo tras hacer un recorrido de noche por la ciudad "y pensé que podía ayudar a los gaditanos".

Es alguien que ha dado su vida por la política. Dice que su familia jamás le ha pedido que abandone esta actividad: "A veces me han criticado por lo que he hecho o por lo que no , pero no por estar ahí". Y ellos también han sido los más críticos. Así, recuerda que le contó a su madre cómo h+abía podido expropiar los terrenos ociosos de astilleros y a los dos meses ya le estaba preguntando por la construcción de las viviendas: "Parecía que era de la oposición".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios