Meli Galarza | Presidenta de la Asociación para la Defensa de la Imagen Pública de las Mujeres “La violencia de género es producto de la desigualdad”

  • La presidenta de la Asociación para la Defensa de la Imagen Pública de las Mujeres considera que se falla cuando "no seguimos trabajando para conseguir una sociedad realmente igualitaria"

La profesora de la UMA y experta en comunicación y género Meli Galarza. La profesora de la UMA y experta en comunicación y género Meli Galarza.

La profesora de la UMA y experta en comunicación y género Meli Galarza.

Meli Galarza confiesa que no podría vivir sin ser activista, sin luchar por el avance del feminismo. Licenciada en Derecho, doctora en Comunicación y profesora asociada de la Facultad de Comunicación de la UMA, como autónoma su actividad fundamental es la formación en comunicación y género. Desde Adipm, entidad que preside, están realizando un proyecto de alfabetización mediática para el empoderamiento digital de mujeres rurales y también un trabajo de investigación sobre la violencia que se ejerce a través de las redes sociales por parte de los jóvenes.

–¿En qué se falla, principalmente, para seguir teniendo que lamentar ataques machistas como el de Cártama?

–Para la violencia de género hacen falta muchísimos más recursos, fundamentalmente económicos. Cuando más se invierta más posibilidades tendremos de paliar sus efectos. Las feministas consideramos que esta violencia es producto de la desigualdad social. Se falla en no seguir trabajando y caminando hacia una sociedad que sea realmente igualitaria. Si a la realidad social que tenemos le sumas que ahora haya discursos políticos que parece legitimar que no exista una violencia específica contra las mujeres tenemos más palos en la rueda.

–En este caso, ¿la justicia tendría que asumir responsabilidades?

–El Estado tiene que asumir la responsabilidad en todo lo que tiene que ver con la lentitud de la justicia. Los poderes públicos y las administraciones tienen que priorizar absolutamente este tema. Pero ahí tenemos el discurso de Vox, que está siendo legitimado por los otros partidos de derechas. El Estado español tiene condenas por parte la Convención Europea de los Derechos de las Mujeres precisamente por no salvaguardarlos. El segundo foco hay que ponerlo en los hombres maltratadores. En España 1.078 mujeres han sido asesinadas, pero no ponemos el foco en los asesinos. Todas las tareas de sensibilización social realizadas desde que se aprobó la ley de violencia de género en 2007 son pocas. La sociedad todavía no está concienciada, creen que en el ámbito de la intimidad no deben meterse. Pero eso es un delito, igual que si ve un robo. Hay que denunciar.

–¿Se ha recortado en formación en los centros educativos?

–Muchísimo y en Andalucía tenemos una situación particularmente mala. También se ha recortado mucho en subvenciones. Hasta ahora había dos convocatorias, una para igualdad y otra para violencia de género, ambas con partidas presupuestarias de la Junta de Andalucía. La última convocatoria une ambos conceptos y son con cargo al Pacto de Estado.

–¿En la escuela está una de las claves?

–Es fundamental y no se ha hecho suficiente. Solamente en Málaga, en el sistema VioGén, hay 44 expedientes abiertos de menores entre 14 y 17 años. Esto significa que hay este número de niñas en peligro de sufrir cualquier tipo de violencia, sus maltratadores tienen pulseras y órdenes de alejamiento. Se hacen relaciones afectivo sexuales totalmente perjudiciales para las mujeres. Ni en Andalucía ni en España se aborda bien la educación afectivo sexual en los colegios. ¿Cómo una niña puede identificar una relación sana si todavía consideran que los celos son un síntoma de amor? Tenemos que abordar una educación integral en relaciones igualitarias. Y necesitamos una ciudadanía concienciada.

–Hay hombres que consideran el feminismo un ataque directo a ellos...

–El feminismo ha luchado por la emancipación de las mujeres y sus derechos, aboga por las mujeres, pero no en contra de los hombres. Parece que estamos dividiendo la sociedad entre hombres y mujeres, o así lo perciben algunos, cuando en realidad la sociedad se divide entre personas que están luchando por la igualdad, hombres y mujeres, y personas que no lo hacen. Además ahora tenemos la legitimación de ese discurso por parte de un partido político, hay que tenerlo en cuenta.

–¿Cuánto hay que hacer todavía en pro de la imagen pública de la mujer?

–Muchísimo. Se sigue lanzando una imagen estereotipada, sexista y cosificada de las mujeres en los medios de comunicación, en la ficción. Queda mucho por hacer. La campaña #Nomorematildas hace alusión a esto. Si en los libros de texto no aparecen mujeres que han sido referentes en las carreras científicas y en todas las áreas del conocimiento las niñas no se van a sentir identificadas.

–¿La brecha salarial es una realidad palpable?

–Hay una percepción social de igualdad pero esa no es la realidad, y los datos lo demuestran. Hay brecha salarial en cualquier profesión, incluso en las administraciones públicas. La desigualdad existe vía gratificaciones o incentivos. También llegan menos al poder porque hay un proceso de elección de quienes están ahí, que son hombres.

–¿La mujer quiere y debe participar más en la sociedad?

–Las mujeres querrían si no recayera sobre ellas todo el peso de los cuidados del hogar, estoy completamente segura. Y esto tiene que ver con un tema fundamental que es la corresponsabilidad.

–Que es cuestión de ambos sexos...

–No solo necesitamos la corresponsabilidad las mujeres, es beneficiosa para la sociedad en su conjunto. Las mujeres no pueden implicarse en una mayor participación social si llevan todo el peso, ni somos ni queremos ser súper woman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios