Arturo Fernández | Actor "Que cumpla 90 años es una noticia inmensa"

"Que cumpla 90 años es una noticia inmensa" "Que cumpla 90 años es una noticia inmensa"

"Que cumpla 90 años es una noticia inmensa" / juan carlos muñoz

Vuelve Arturo Fernández (Gijón, 1929) a los escenarios andaluces. Ayer se abrió el telón de su última obra, Alta seducción, en el teatro Quintero de Sevilla. Una comedia de María Manuela Reina con la que estará hasta el 24 de febrero. Tres días antes, cumplirá 90 años. Presume de ser uno de los pocos asturianos "con la doble maternidad" de ser hijo predilecto de Gijón, su ciudad natal, e hijo adoptivo de Oviedo. Tres hijos, cuatro nietos. Un centenar largo de películas, con éxitos como Truhanes, que prosiguió en televisión con su amigo Paco Rabal. Su anterior obra en Andalucía fue Enfrentados, donde da vida a un sacerdote. Alta seducción viajará después a Bilbao, Valencia y Palma de Mallorca. "Lo más difícil es encontrar una obra que supere a la anterior, me echo a temblar".

-¿Es alto y seductor?

-Que empiecen hablando bien de mí es lo que más me gusta en este mundo.

"El teatro hace a un actor. A los actores que sólo hacen cine o televisión los considero muy poco"

-¿La vida es puro teatro?

-Drama hay mucho en la vida real y por eso hay que poner un granito de arena para que la gente disfrute por lo menos un par de horas.

-Ha hecho la obra con Susana Díaz presidenta en funciones y ya es presidente Juan Manuel Moreno...

-Creo en la lógica alternancia en el poder. Eso es la democracia, ¿no?

-¿Su mapa de actor?

-Soy un asturiano que le profesa amor a Barcelona, que me hizo actor cinematográfico; a Madrid, donde llegué con una maleta llena de ilusiones; a Andalucía por supuesto. Y el amor a España, que es la suma de todos mis amores.

-Si se jubila con 65 años, todavía era presidente Felipe González...

-Cuando empecé, Felipe no había ni nacido. Yo le di la salida a Cristóbal Colón.

-¿Cristóbal Colón, de oficio descubridor?

-Hace mucho tiempo que el cine y yo tomamos rumbos distintos.

-La película Truhanes, con Paco Rabal, ¿era una forma de unir Viridiana y Tocata y fuga de Lolita, la España del mensaje y la del destape?

-Si fuera así, el primer sorprendido fue el propio director, Miguel Hermoso.

-Arturo Redford y Paco Newman y Lola Flores de Faye Dunaway en Dos hombres y un destino...

-En Italia o Francia no hubiéramos dejado de hacer cine con esa historia, los guionistas se volcarían. Amigo, estamos en España, es otra historia. Lola Flores era una Ana Magnani.

-Usted es hijo de anarquista y recibió el premio Alfonso Ussía, nieto de Pedro Muñoz Seca, fusilado en Paracuellos el 36...

-Si nosotros hemos conseguido olvidar lo que sufrieron nuestros antecesores, eso demuestra que la ley de Memoria Histórica no tiene ningún sentido, ha sido un auténtico fracaso.

-El día que muere Franco usted representa 'Sencillamente un burgués'...

-Recuerdo perfectamente la contención de la gente, el miedo a que la cosa se desbordara y, por supuesto, el gran éxito de la obra.

-Esa noche de noviembre del 75 actuaban en Madrid Garisa, Bódalo, López Vázquez, Berta Riaza, Closas, José Luis Gómez...

-¡No ha mencionado a nadie! Es la demostración de que había mucha diversidad, mucha más de lo que se quiere contar. Se vivió el esfuerzo de unidad de gente de distintas ideologías.

-¿Qué es Alta seducción?

-La obra más divertida que ha subido a un escenario. Hay personas que la han visto seis y siete veces.

-Con 103 películas, ¿ni un Goya de honor?

-Tengo los Goyas de antes de los Goyas, los del Círculo de Escritores Cinematográficos. No creo que llegue ni que el Goya llegue a mí.

-Usted trabajó con José María Forqué. ¿Qué opina de los actores que fueron nominados al premio Forqué: Antonio de la Torre, Javier Bardem, José Coronado, Javier Gutiérrez.

-Somos generaciones muy distintas.

-Ellos tienen una juventud y usted tiene varias.

-Se lo copio. No suelo ver cine español porque estoy en el teatro. Son actores cabeceras de cartel. El teatro hace a un actor, a los que sólo hacen cine o televisión, los considero muy poco, pero los cuatro son buenos.

-Dos Arturos de España. Uno barre en las librerías, otro en los escenarios.

-A Arturo Pérez-Reverte lo admiro como periodista, como persona y como tío que se viste por los pies, aunque no suene políticamente correcto.

-¿Qué es más noticia, que usted cumpla 90 años en un escenario o que la gente siga yendo al teatro?

-Es más noticia que yo cumpla 90 años el 21 de febrero, y precisamente en Sevilla. Para mí es una noticia inmensa; es la hostia.

-¿La fuente de su longevidad teatral?

-Será la manzana, pero todo lo que le digan es verdad.

-¿Qué le gusta y subleva?

-Me gusta mi profesión por encima de todo; la naturaleza, los perros. Me subleva la intolerancia, el sectarismo y la mala educación.

-¿Su primer papel?

-Decía dos palabras en una obra de Jacinto Benavente.

-Un Nobel de Literatura. ¿Ha conocido a otros?

-Con Cela coincidía en las tertulias del café Gijón. A Vargas Llosa lo conocí en los premios Protagonistas que daba Luis del Olmo.

-Actúa con Carmen del Valle...

-Una actriz con formación de teatro clásico pero con cintura para la comedia. Tiene el premio Max por La Celestina, con Nuria Espert nada menos. Y en Bilbao le dieron el Ercilla por La montaña rusa, conmigo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios