Gervasio Iglesias | Productor de cine "En España nos da repelús valorar nuestras hazañas"

"En España nos da repelús valorar nuestras hazañas" "En España nos da repelús valorar nuestras hazañas"

"En España nos da repelús valorar nuestras hazañas" / belén vargas

Fue uno de los primeros productores que llevó un astronauta no a la Luna, sino a una casa de la Alameda. Una historia de Santi Amodeo, al que Gervasio Iglesias (Sevilla, 1966) también le ha producido su última película, Yo, mi mujer y mi mujer muerta. Productor de los grandes éxitos de Alberto Rodríguez Grupo Siete, La Isla Mínima o El hombre de las mil caras (cine político sobre Paesa y el caso Roldán). Están en la fase de escritura de guión del nuevo proyecto de La Zanfoña, una historia de ciencia-ficción.

-¿Qué es la Zanfoña?

-Era un instrumento medieval que utilizaban los juglares. Era alta tecnología de la Edad Media aplicada a contar historias. Mi primo Álvaro es músico, es como mi hermano mayor, en el año 2000 creamos La Zanfoña Musical para espectáculos audiovisuales.

-Los Goya de Sevilla a Málaga...

-El éxito en Sevilla fue total, la gente del cine quedó alucinada. Lo importante es que siguen en Andalucía.

-Tarantino ha dicho que Érase una vez en Hollywood será su penúltima película...

-Lo de la penúltima suena a cuando estás en el bar. El cine, más que un veneno, son glóbulos rojos que están en el adn de los que nos dedicamos a contar historias, pero siempre hay un momento en que uno dice hasta aquí llegué.

-¿Veneno sin antídoto?

-Lo que me gusta de Tarantino o Scorsese es que siempre están reinventándose. En su última película o en Malditos bastardos intenta cambiar el curso de la historia. Cuentan historias que están en la calle. Esos que hablan de su propia obra no me interesan.

-Elvis cantaba en una película de Michael Curtiz, el director de Casablanca.

-De niño, ponían películas de Elvis los sábados por la tarde. Yo tenía 10 años cuando murió. Cuando Silvio dijo: a rey muerto, rey puesto, dejó la batería y se puso a cantar.

-A Silvio le dedicó el Goya.

-Y a Camarón. A mis dos grandes iconos de la cultura underground. Se me ocurrió subiendo la escalera a recogerlo. Silvio tenía una cosa muy de aquí, ser artista al margen del dinero. En nuestra productora tenemos dos premisas: contar nuestras historias, que nadie venga a contárnolas, y que el dinero no es el fin; es el medio.

-¿El Falcó de Pérez-Reverte podría seguir la estela de Alatriste?

-Contamos con una persona muy capacitada, Alfonso Sánchez, uno de los mejores directores, al que le produjimos El mundo es suyo. Tiene muy buena relación con Pérez-Reverte, una persona a la que admiro por su coherencia.

-¿El éxito literario llama al éxito cinematográfico?

-Rafael Utrera, especialista en relaciones entre cine y literatura, dice que un 60% de los best-sellers funcionan en el cine.

-¿Qué distorsiona más, un Gobierno central en funciones o uno autonómico de distinto signo al que hubo en cuarenta años?

-No hay que politizar la cultura, bajarla al barro de la política del día a día. El cine es un motor de empleo y de riqueza cultural. El Parlamento Europeo creó leyes para proteger el cine europeo del coloso de la industria americana. Hay que ayudar a la primera película de los nuevos talentos y fomentar la inversión privada con créditos fiscales para olvidarnos de las cacareadas subvenciones. Se han hecho cosas buenas y malas con la Administración de ambos signos. Las mayores ayudas al cine se recibieron con Aznar de presidente.

-¿Qué pasará después del Brexit y de la sentencia del procès?

-A mí me gusta mucho el cine político, lo hacen muy bien en Hollywood o en Inglaterra. Recuerdo esa escena de la llegada de Tony Blair hablando con Clinton en la cocina de Downing Street. El cine es un vehículo estupendo para contar esas cosas, pero no debe ser un vehículo ideológico ni maniqueísta. Del procès se harán películas. Deben pasar quince o veinte años. Gana la perspectiva, como en los documentales de Camarón, Omega de Morante o La gira histórica...

-¿Gira histórica?

-El documental sobre la gira de Escuredo en el referéndum del 28-F de 1980. La primera que se hizo en plan americano, con Tabletom, Camarón con Tomatito, Pata Negra, María Jiménez, Carlos Cano. Kiko Veneno era el regidor.

-Escuredo llegando a los pueblos era Brad Pitt en la finca de los Manson...

-Tuvimos un material buenísimo de Pablo Juliá.

-¿El cine español tiene una deuda con la gesta de Magallanes y Elcano?

-Está a la altura de la llegada del hombre a la Luna. Somos una sociedad que tenemos muchas cosas que celebrar; hemos sido capaces de muchos adelantos y hazañas, pero en España nos da un poco de repelús valorar las hazañas de nuestra historia. Yo tengo dos o tres en mi mesa.

-¿Los viajeros románticos que venían por los cuadros de Doré o las historias de Merimée lo hacen ahora por los escenarios de las películas?

-¿Son viajeros románticos o viajeros consumistas de parques temáticos?

-Un productor de cine, Enrique Cerezo, preside el equipo que va líder.

-Cerezo fue un visionario en el cine y en el fútbol.

-¿Un productor es el presidente o el mánager y el director el entrenador?

-Yo no creo en un sistema de empresa jerárquica, a veces el productor tiene que hacer de portero para despejar balones fuera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios