España

El Gobierno vasco solicita el acercamiento de 330 presos, dos tercios etarras, a Euskadi

  • Urkullu alega razones sanitarias a consecuencia de la pandemia del coronavirus

  • Covite denuncia que lo que le importa a Ajuria Enea son los reclusos de la banda terrorista

El lehendakari, Íñigo Urkullu, el pasado lunes durante una videoconferencia en la sede de Agintzari, en Deusto. El lehendakari, Íñigo Urkullu, el pasado lunes durante una videoconferencia en la sede de Agintzari, en Deusto.

El lehendakari, Íñigo Urkullu, el pasado lunes durante una videoconferencia en la sede de Agintzari, en Deusto. / Irekia (EFE)

El Secretario General de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández, ha pedido por escrito al Ejecutivo central que proceda al traslado a las cárceles de Basauri, Martutene y Zaballa, en Euskadi, de los alrededor de 330 presos vascos o con arraigo en la comunidad autónoma, que están distribuidos en diferentes centros penitenciarios del Estado, de los que más de 200 son de ETA. Para ello, alega razones sanitarias a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

En una entrevista en Radio Euskadi, Fernández ha señalado este martes que ha realizado un análisis de la situación y del nuevo contexto surgido por el Covid-19, “que se va a prolongar durante los próximos meses, probablemente, a lo largo del próximo año y medio”.

“Estamos hablando de una nueva realidad. En estos momentos, hay alrededor de 330 presos vascos o con arraigo familiar en Euskadi diseminados por diferentes cárceles fuera de Euskadi y eso significa que, cada semana, más de 300 familias o allegados de esas personas encarceladas tienen que hacer viajes por toda la geografía del Estado para poder disfrutar de su derecho a la visita”, ha indicado.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, acusa al Gobierno vasco de “aprovechar la excepcionalidad” de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 para reclamar el acercamiento a cárceles vascas de todos presos de ETA y cerca de un centenar de presos comunes y “favorecer sus intereses”. A su juicio, se trata de una conducta “inaceptable e indecente”.

Malestar de las víctimas

Covite ha recordado este martes, en un comunicado, que hasta ahora el Ejecutivo de Íñigo Urkullu “cuando exigía el acercamiento de los presos vascos a cárceles de Euskadi, solo se refiriese a los presos de ETA”. En ese sentido, opinó que “esto evidencia que no les importa el acercamiento de ese centenar de presos comunes vascos que también cumplen pena en cárceles fuera del País Vasco, puCovite esto que nunca les han incluido en sus demandas”.

“Si los incluyen ahora, es porque han visto una oportunidad, dadas las circunstancias excepcionales, para favorecer el acercamiento de los presos de ETA. Lo disimulan intentando hacer ver que velan por la salud de todos los presos vascos”, dijo la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez.

Covite ha reprochado al PNV que "se alinee siempre con la izquierda abertzale en materia de política penitenciaria de presos de ETA" y que "asuma como propia la reivindicación del colectivo de presos de ETA de reclamar un acercamiento colectivo de todos los etarras sin previa exigencia de que rechacen la violencia".

Considera que "la Secretaría General de Derechos Humanos del Gobierno vasco ha dado un paso más en esta indigna estrategia al abanderar también la campaña de falsedades sobre el supuesto riesgo de contraer el Covid-19" por la "dispersión".

Covite ha acusado además al Gobierno de Urkullu de estar "más preocupado por buscar nuevas excusas para acercar a todos los etarras a cárceles vascas que por frenar los episodios de violencia callejera y acoso que se está viviendo en el País Vasco y en Navarra en las últimas semanas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios