crisis en cataluña

El Rey apela a la "cooperación" entre las administraciones para conservar el MWC

  • El presidente del 'Parlament' y la alcaldesa de Barcelona no reciben a Felipe VI en el comienzo de la feria del móvil

  • El Gobierno avisa de que los desplantes "mezquinos" ponen en peligro la cita

El Rey preside la cena de bienvenida al Mobile World Congress. Frente a él, Colau y Torrent El Rey preside la cena de bienvenida al Mobile World Congress. Frente a él, Colau y Torrent

El Rey preside la cena de bienvenida al Mobile World Congress. Frente a él, Colau y Torrent / EFE

Comentarios 1

El foco informativo en España estaba en la tarde-noche de ayer en Barcelona, donde las fuerzas y las entidades independentistas afilaron las uñas en la visita de Felipe VI, que acudió a la presentación del Mobile World Congress (MWC), donde también sufrió el boicot de las instituciones catalanas, ya que ni el presidente del Parlament, Roger Torrent, ni la alcaldesa de la ciudad condal, Ada Colau, ni los representantes de la Generalitat acudieron a la recepción oficial de la feria más importante del móvil del planeta.

El Monarca no cayó en las provocaciones independentistas y llamó a mantener una "firme cooperación" entre el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona "con objetivos claros y en beneficio de todos", para que esta ciudad prolongue su historia de "éxito continuado" como sede del MWC.

En su primera visita a Cataluña desde hace seis meses, cuando asistió a la manifestación contra el terrorismo tras los atentados de Barcelona y Cambrils, don Felipe presidió la cena previa al MWC en el Palau de la Música, donde no fue recibido a su llegada ni Torrent ni Colau.

En su discurso, Felipe VI se dirigió a los cerca de 200 invitados fundamentalmente en inglés, si bien con algunas frases en castellano y en catalán, idioma en el que subrayó que la cooperación entre las administraciones es "una clave evidente" del éxito logrado por la celebración del Congreso Mundial del Móvil en Barcelona desde 2006. "Este mismo compromiso debe ser siempre un propósito esencial para que este encuentro siga consolidando de cara al futuro su proyección e influencia a todo el mundo; y lo haga desde aquí mismo, desde Barcelona, candidata para albergar el centro tecnológico europeo que desarrolle la tecnología 5G", añadió.

Antes de recalcar que el éxito del MWC en la capital catalana se ha debido en primer lugar al "dinamismo y espíritu emprendedor" de los barceloneses, don Felipe, en unas primeras palabras en inglés, dedicó a los participantes en el MWC "la más calurosa bienvenida a España, a Cataluña y, particularmente, a la realmente global ciudad de Barcelona, hoy capital mundial del móvil".

Acompañado por la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, el Rey fue recibido por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el ministro de Industria, Álvaro Nadal, en la entrada del Palau, donde llegaba el ruido de caceroladas, silbatos y consignas coreadas por manifestantes independentistas tras las vallas de seguridad, a gran distancia.

A diferencia de Torrent, Colau aplaudió el discurso del Monarca y buscó un momento discreto para acercarse al Rey e intercambiar unas palabras con él antes de la cena institucional, durante la que la alcaldesa también intervino desde el atril. En sus palabras, también en inglés, Colau resaltó que este último año "no ha sido fácil" ni para Cataluña ni para España, al tiempo que proclamó: "Somos una ciudad de paz y de solidaridad y estamos totalmente comprometidos con la libertad de expresión y los derechos humanos".

Previamente, el Gobierno manifestó que "deplora" la actitud de "determinados cargos institucionales" catalanes y advirtió que "con su actitud ponen en riesgo que Barcelona pueda seguir albergando un evento global de tanta importancia". "Los desplantes institucionales además de injustos son prueba de una actitud irresponsable y mezquina", censuraron desde el Ejecutivo.

El Rey saluda a los organizadores del MWC El Rey saluda a los organizadores del MWC

El Rey saluda a los organizadores del MWC / EFE

Desde Bélgica, vía Twitter, el ex president de la Generalitat Carles Puigdemont afirmó que "el rey Felipe VI será bienvenido a la república de Cataluña como máxima autoridad de España cuando pida perdón por su papel inconstitucional el pasado mes de octubre".

En las calles de Barcelona hubo durante el día manifestaciones a favor y en contra de la visita del rey. En los alrededores del Palau de la Música cientos de personas se concentraron para expresar su rechazo al Monarca, mientras que hasta ese mismo lugar se acercaron también manifestantes a favor de la unidad de España que portaron banderas rojigualdas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios