España

Trillo sobre la guerra de Iraq: "España decidió no estar en la guerra ni ser combatiente"

  • El que fuera ministro de Defensa durante la época de Aznar explica que sólo se realizaron labores de ayuda a los aliados. Niega "rotundamente" que su Ejecutivo manipulara u ocultara datos sobre la posible existencia de armas de destrucción.

Comentarios 6

Federico Trillo, ministro de Defensa durante la época de José Maria Aznar, ha negado "rotundamente" que su Ejecutivo manipulara u ocultara datos sobre la posible existencia de armas de destrucción en Iraq, si bien ha asegurado que la información que recibió el Gobierno español al respecto "no fue completa ni verdadera". "Lo que se nos contó es lo que contamos", ha afirmado en declaraciones a Onda Cero, incidiendo en que finalmente no se encontraron las armas a pesar de que "se les dijo que estaban" ahí. "Aznar sí ha reconocido que tuvimos o nos indujeron a un error", ha puntualizado además. 

La información sobre la existencia de armas de destrucción en Iraq fue la base para que varios países participaran en una intervención militar en dicho país. Pero el actual embajador de España en Londres ha negado que España participase en dicha guerra. "Era una decisión para todos grave, por eso España decidió no estar en la guerra ni ser combatiente, sino prestar ayuda a los aliados", ha señalado, aunque admitiendo en que sí apoyó la intervención militar, al igual que "40 países más". 

El exministro de Defensa ha reaccionado así después de ser preguntado por las conclusiones del 'Informe Chilcot' que analiza la participación de Reino Unido en la guerra de Iraq y cuestiona la actuación del entonces primer ministro, Tony Blair, y del expresidente del Gobierno español José María Aznar.

"España no estuvo en la guerra, no envió combatientes a Iraq. Deliberadamente y parlamentariamente decidió lo contrario", ha destacado, para después explicar que España llegó al conflicto cuando ya había caído Bagdad. Asimismo, ha incidido en que España envió "un paquete de ayuda humanitaria, con un bueque especial y otro de apoyo": "No se disparó un tiro en contra de nadie", ha apuntado. 

En cualquier caso, cree que el Gobierno de Aznar y el PP "tuvieron las consecuencias políticas más tremendas que se han tenido por ningún otro país" a pesar de que "la implicación de España no era precisamente la mayor". Además, ha subrayado que "se trabajó al máximo" para que la solución "pacífica se diera". Además, ha resaltado que España se manifestó en contra al posterior tratamiento dado a Iraq desde la ONU: "Vimos que planes para desarrollo y reconstrucción de Iraq estaban siendo equivocados y lo dijimos", sostiene.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios