España

El alcalde de Ponferrada seguirá en el cargo y dejará el PSOE junto a sus ediles

  • Samuel Folgueral anuncia que él y sus concejales socialistas van a solicitar la baja de militancia porque anteponen "los intereses del municipio a los del partido". El PSOE los desautoriza "absolutamente".

El alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, ha anunciado este domingo que mantendrá el cargo y que "con enorme tristeza" va a solicitar la baja de militancia del PSOE, al igual que lo harán "por solidaridad" el resto de los concejales del grupo municipal socialista. Folgueral ha dicho en rueda de prensa en Ponferrada que "la decisión" no ha sido "fácil" pero que abandona el partido tras decidir no renunciar al cargo de alcalde, como le había exigido el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, por pactar una moción de censura contra el PP con el apoyo de un edil condenado por acoso sexual, Ismael Álvarez.

El alcalde de Ponferrada ha defendido que se han respetado todos los trámites para presentar esta moción, y ha lamentado que no haya podido tener contacto de "ninguna manera" con Rubalcaba para tratar la petición, de la que se enteró a través de los medios de comunicación. Folgueral accedió el viernes a la Alcaldía de Ponferrada tras una moción de censura entre el PSOE e Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP), cuyo portavoz, Ismael Álvarez, fue condenado hace una década por acoso sexual y este sábado presentó en el registro municipal su renuncia al cargo de concejal.

Ha asegurado que no puede entender que se haya "preparado este circo mediático" cuando en la presentación de la moción estaba ya "explícito suficientemente" y se había comunicado al partido. A su juicio, se han dado todos los pasos estatutarios para presentar esta moción y ha considerado que lo que ha ocurrido en Ponferrada "se ha sacado de contexto". Ha opinado que "se están dirimiendo otras cuestiones dentro del partido" y "han escogido como escenario Ponferrada".

El PP en Ponferrada tiene doce concejales, frente a ocho del PSOE y cinco de IAP, uno de los cuales es Ismael Álvarez, que dimitió como edil, tal como habían pactado ambos grupos antes de presentar la moción. Folgueral ha afirmado que "no hay una cuestión de carácter legal que impida presentarse a la función pública" al edil condenado por acoso y ha defendido que, con esta moción, "el PSOE ha tomado la decisión de expulsar de la vida publica a esa persona, dos años al menos".

El alcalde se siente "muy respaldado" por los compañeros de Ponferrada y de León, aunque le gustaría haber tenido "algún respaldo en las últimas horas" desde instancias superiores. Ha afirmado que antepone los intereses del municipio a los que hubiera podido tener dentro del partido y ha pedido disculpas a los ciudadanos por lo ocurrido en estas últimas 48 horas. Mañana, a primera hora, estará trabajando en el Ayuntamiento por la ciudadanía, ha dicho.

El PSOE los desautoriza "absolutamente"

El secretario general de los socialistas de Castilla y León, Julio Villarrubia, ha asegurado este domingo que Folgueral y su grupo de ediles "están desautorizados total y absolutamente" por el PSOE, un partido al que "no pertenecen" y del que "no tienen el respaldo y reconocimiento".

El alcalde y su grupo de concejales "no van a tener ningún apoyo del partido y a partir de mañana se llevarán a cabo las actuaciones necesarias para fortalecer" el PSOE en la Comarca del Bierzo y en Ponferrada, ha dicho Villarrubia, en declaraciones a los periodistas, antes de clausurar un congreso del PSOE comarcal del Bierzo en Ponferrada. "Que no haya ninguna duda", ésta "no es una maniobra para engañar y querer una Alcaldía, porque así no la queremos", ha añadido el secretario general del PSOE en Castilla y León, que ha asegurado decir esto en nombre del líder de su partido con el que ha hablado "hace escasos minutos" y del suyo propio.

El secretario autonómico del PSOE ha dicho que este domingo ha ido a "dar la cara a Ponferrada", donde se celebra el Congreso del PSOE Comarcal, "como se hace siempre en el PSOE cuando hay problemas" y cometen "errores que hay que rectificar". Villarrubia ha afirmado que el PSOE avala la necesidad de cambio político en Ponferrada, pero "con un matiz", que no se puede obtener la Alcaldía con "un voto de una persona condenada por acoso sexual y para más INRI el día de la Mujer Trabajadora".

Jurídicamente es válido, pero políticamente "no se puede aceptar el voto de un condenado por acoso sexual, aunque esté rehabilitado", ha dicho en alusión a Ismael Álvarez. Sobre la apertura de una posible crisis orgánica dentro del PSOE de Ponferrada, ha opinado que no la habrá, entre otras cosas porque el regidor, que concurrió en 2011 a las elecciones municipales por el PSOE pero como independiente, "llevaba solo unos meses" afilado al partido. Ha reconocido que "es un día duro y triste para los socialistas en general" y ha expresado su solidaridad, apoyo y cariño a los "buenos socialistas" que lo "están pasando mal". Villarrubia ha dejado claro que la ejecutiva regional del PSOE no ha participado en la presentación de la moción de censura y ha insistido en que "no haya ninguna duda de que el PSOE no cogerá ni este ayuntamiento ni ningún otro con el voto de una persona condenada por un delito de acoso sexual".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios