Elecciones Generales 2019 | Precampaña en Sevilla

Los sevillanos, insumisos a la propaganda electoral por correo

Imagen de papeletas electorales Imagen de papeletas electorales

Imagen de papeletas electorales / Marilu Baez

Cerca de 40.000 sevillanos han solicitado no recibir propaganda electoral por correo postal al Instituto Nacional de Estadística (INE) de cara a las próximas elecciones generales del 10 de noviembre. Sus nombres no aparecerán hasta nueva orden en las copias del censo electoral que se entregan a los representantes de las candidaturas de los partidos políticos para realizar envíos postales de propaganda electoral, ni en las elecciones del 10-N ni en las futuras. 

Sevilla es la provincia andaluza donde más solicitudes se han presentado, y la cuarta a nivel nacional, por detrás de Madrid, Barcelona y Valencia.

En concreto, en la provincia de Sevilla, 39.865 personas han solicitado su exclusión de estas copias, o, lo que es lo mismo, uno de cada 38 sevillanos registrados en el censo electoral. Esta cifra supone el 26,5% del total de solicitudes en Andalucía (150.841). Le sigue Málaga y Cádiz, con 26.702 y 20.255 peticiones, respectivamente. En Granada se han presentado 19.161 solicitudes; en Jaén, 11.631; en Almería, otras 9.324 y en Huelva, 7.697 peticiones, según datos del INE.

Una vez concluido el plazo para solicitar la baja de los envíos, un total de 810.367 personas han registrado el formulario solicitando su exclusión a través de la web del INE en toda España. Del total de solicitudes, 808.493 corresponden a inscritos en el Censo de Electores Residentes en España (CER) y 1.874 en el Censo de Electores Residentes Ausentes (CERA).

Ninguno de estos electores recibirán propaganda electoral de los partidos políticos en estas elecciones, mientras que las solicitudes posteriores al 7 de octubre tendrán efecto en las siguientes elecciones que se celebren. El elector no volverá a recibir propaganda electoral mientras no se manifieste en sentido contrario.

El hastío que supone para la población una repetición electoral -las cuartas en cuatro años- ha animado a muchos ciudadanos a rechazar este tipo de propaganda, pasando de las 80.000 peticiones en las elecciones del 28-A a los más de 810.000 actuales. La mayoría lo hizo después de que el 17 de septiembre el Rey anunciase que no había candidato para la investidura y se anunciara la repetición electoral.

Un cambio en la Ley Electoral, aprobado en 2018, otorga al elector la capacidad de decir "no" a la propaganda. Una vez registrada la petición, el solicitante desaparece de las copias del censo que la Oficina del Censo Electoral facilita a los partidos políticos para estos envíos. Este trámite desde el 5 de marzo, así que las primeras generales para las que tuvo efecto fueron las del 28 de abril.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios